LA FRASE

LA FRASE: "ESA CHIRUZA DE DE LAS CASAS NO ME VA A GANAR A MÍ, YA VAN A VER CUANDO PUBLIQUE MI LIBRO EXPLICANDO COMO TENER A LA MUCAMA 22 AÑOS EN NEGRO, Y COBRANDO MENOS DEL SALARIO MÍNIMO." (GABRIELA MICHETTI)

martes, 30 de agosto de 2016

LICENCIA PARA DEVALUAR, FUGAR Y BICICLETEAR


En el Boletín Oficial de hoy está publicada (verla completa acá) la Resolución 242 de la Secretaría de Comercio que encabeza Miguel Braun, por la que se modifican los plazos que tiene los exportadores para ingresar las divisas al país y liquidarlas a través del sistema financiero.

Es la segunda vez que el gobierno de Macri modifica las normas al respecto: en mayo pasado el propio Braun había dictado la Resolución 91 por el cual llevaba a 365 días (es decir, un año) el plazo, que desde el 2001 oscilaba entre los 15 y 180 días corridos, según las posiciones arancelarias, o sea el tipo de productos que se exportaban.

Lo llamativo en éste caso es la magnitud de los cambios que introduce en el sistema la nueva resolución, en su artículo 1º: “Los exportadores cuyas operaciones están comprendidas en las posiciones arancelarias de la Nomenclatura Común del MERCOSUR (N.C.M.) que se consignan en las planillas, que como Anexo I forman parte integrante de la presente resolución, deberán ingresar las divisas al sistema financiero local dentro del plazo de MIL OCHOCIENTOS VEINTICINCO (1.825) días corridos ” (las negritas son nuestras)

Para que se entienda: los que exportan podrán retener los dólares obtenidos por las operaciones del comercio exterior hasta cinco (5) años, antes de ingresarlos al país y liquidarlos en el mercado de cambios a través de las entidades financieras.

Las posiciones arancelarias que se mencionan son todas las del Nomenclador, por ende la medida comprende a la totalidad de las exportaciones, desde las agropecuarias o del complejo aceitero, hasta las industriales.

Los argumentos son -como mínimo- gaseosos: “...a los fines de mejorar la oferta comercial de la economía local, la competitividad de las exportaciones argentinas, flexibilizar las condiciones de financiamiento, potenciar la inserción internacional y brindar condiciones de previsibilidad financiera, corresponde adecuar los plazos otorgados en el Anexo de la resolución mencionada en último término en el considerando precedente.”.

En apenas tres meses el mismo gobierno que había llevado el plazo para vender los dólares (alimentando así la oferta en el mercado de cambios) a un año, lo quintuplica, para todas las exportaciones.

Los dólares que provienen del comercio exterior son los únicos que alimentan la oferta de divisas en el mercado de cambios en forma”genuina”, es decir como consecuencia de la actividad económica del país y no del endeudamiento externo, o la entrada de capitales financieros especulativos.

También lo hacen los que provienen de la inversión extranjera directa, pero en éste caso se compensan en parte con los dólares que se van por la remisión de utilidades y dividendos de las compañías multinacionales que operan en el país; un grifo que por cierto el gobierno ha abierto con generosidad.

Es evidente que los grandes grupos exportadores han ejercido presión sobre el gobierno para obtener un virtual seguro de cambio: con esta medida, los que tendrán la llave del mercado de cambios para determinar el valor del dólar serán ellos, porque el poder del Banco Central para contener eventuales corridas contra el peso vendiendo dólares en el mercado si el precio se disparara disminuye considerablemente si los que exportan los pueden “encanutar” hasta cinco años, esperando el momento óptimo para liquidarlos.

De más está decir que no todos los que exportan se pueden dar ese lujo porque hacen falta espaldas financieras para hacerlo, pero todos podemos hacer una lista mental de los grupos económicos que sí están en condiciones de hacerlo: por ejemplo, las cinco o seis firmas que concentran la mayor parte de las exportaciones del complejo oleaginoso.

Podrá aducirse que el gobierno teme una apreciación del tipo de cambio por la llegada de dólares por el blanqueo, el endeudamiento y el canal financiero, pero en todo caso eso no justifica por sí solo la enormidad del plazo (cinco años) otorgado a los exportadores para “soltar” los dólares; y si el canal financiero de entrada de dólares se cierra, el Estado se está cerrando solo el canal comercial como vía de ingreso genuino de divisas.

En momentos en los que el dólar tocó su máximo en un mes y medio, bajaron las tasas (y los ahorristas se vuelcan al dólar), las reservas perdieron 365 millones de dólares en dos días (viernes y lunes) y los exportadores redujeron su ritmo de liquidación a 100 millones diarios, la medida de Braun significa dejarles la puerta abierta para forzar otra devaluación; con los efectos que todos conocemos. 

Y si no lo hacen ahora -quizás contribuyendo a cerrar el año sin conflictos- lo pueden hacer perfectamente cuando quieran; sin contar que además cinco años son una eternidad para fugar las divisas, bicicletearlas en el mercado financieras (por ejemplo depositando los dólares en los bancos y quedándose con los intereses) o prestárselos al propio gobierno.

Con ese plazo, todas las variantes del pedal imaginables son posibles.

LO QUE LA GENTE RECLAMABA: MENOS PATRULLEROS EN LA CALLE, MÁS ESPÍAS EN LOS SUBSUELOS


El jueves pasado (24 de agosto) Rosario fue protagonista de una masiva marcha ciudadana reclamando seguridad, que se dio en llamar "Rosario Sangra"; marcha que sorprendió al gobierno provincial que por entonces estaba casi exclusivamente enfocado -del gobernador para abajo- en la reforma de la Constitución provincial.

Los funcionarios dijeron estar "conmocionados" por la protesta, y de inmediato prometieron "medidas inmediatas para resolver el problema", que son más o menos siempre las mismas: leíamos al respecto ayer en Rosario 12: "Esta semana será clave para conocer hasta qué punto la impactante marcha "Rosario sangra", que reunió a miles de rosarinos clamando por seguridad, ha modificado los distintos paradigmas en políticas públicas para combatir el delito. Se conoce ya que al menos tres medidas se activaron en la cabeza del gobernador Miguel Lifschitz: comprar más patrulleros, dar marcha atrás con la decisión de no pedir refuerzos federales y retocar al menos un par de leyes penales para -por ejemplo- limitar las excarcelaciones." (las negritas son nuestras)

El mismo día de la marcha (el 24 de agosto) el gobernador Lifschitz firmaba el decreto cuyas imágenes (de las partes pertinentes) ilustran el post; por el cual se modifica el presupuesto para generar las partidas presupuestarias necesarias para financiar las obras de "refuncionalización" del área donde funciona la "Secretaría de Análisis y Articulación de Procesos" en la delegación del gobierno en Rosario. 

El área es conocida: fue creada en su momento por el gobierno de Bonfatti para "monitorear las redes sociales" en busca de supuestas amenazas para la seguridad, y puesta a cargo del ex gendarme Spadaro: como se puede ver, el socialismo en ésto se anticipó a Patricia Bullrich y su "centro de comando" que espía a tuiteros.


En el último día del gobierno de Bonfatti a Spadaro le designaron un grupo de supuestos "expertos en narcotráfico" y  crimen organizado, encargados de "recopilar información para elaborar un mapa del delito" (nunca nadie lo dijo antes, totalmente original y novedosa la idea), que en teoría trabajan en el subsuelo a refaccionar.  

Las obras fueron encuadradas en la "ley de emergencia en seguridad" que se viene prorrogando desde el 2013, y que permite sortear las licitaciones públicas para contratar obras, servicios o suministros. En éste caso se invoca la causal de "probada urgencia" de la ley de obras públicas para adjudicar un contrato de más de 16 millones de pesos sin licitación, cuando es obligatorio hacerla a partir de los 850.000 pesos de acuerdo con la ley de presupuesto; y pagándole a la empresa contratista un antricipo financiero del 20 % del total del contrato, antes de que comience los trabajos.

Pero lo más interesante es de donde salieron los fondos para poder encarar las obras (el cuadro de abajo es de uno de los anexos del decreto: de partidas originariamente existentes en el propio Ministerio de Seguridad para adquisición de "maquinaria y equipo", como por ejemplo patrulleros para la policía. 

Lo que supone que a la hora de responder al reclamo ciudadano y salir a comprar más móviles para la policía, a Lifschitz le van a faltar más de 16 millones de pesos, que se gastarán en el subsuelo de la "central de inteligencia": 


lunes, 29 de agosto de 2016

UN SICÓLOGO A LA DERECHA...



...experto en tratar neurosis obsesivas, misoginia grave y tendencias compulsivas al autoritarismo y la supresión simbólica del otro.

Como diría el amigo Ricardo, Sábat es un Decreto 4161/56 (*) gráfico.

(*) Más información sobre el susodicho decreto, acá.

ARANGUREN BLANQUEA A LOS AUTORES INTELECTUALES DEL TARIFAZO


Sobre el "Club de los ex Secretarios de Energía", más información acá.

La "Declaración de Compromiso" que firmaron en 2014 los candidatos (incluyendo a Binner, Stolbizer, Cobos y Sanz) decía que "Los precios y tarifas energéticas deberán retribuir los costos totales de los bienes y servicios que produce, asociados a estándares de calidad y confiabilidad preestablecidos. Se reducirán los subsidios presupuestarios a la energía, no justificados socialmente, con la meta de tener precios mayoristas únicos en los mercados de gas y de electricidad y con el objetivo de finalizar el período de transición definido con un set de precios y tarifas que reflejen costos económicos. ". (las negritas son nuestras)

El original acá, en el Boletín oficial de hoy.

¿Para cuándo arman el "Club de los ex Ministros de Economía" con Cavallo, López Murphy, Machinea y Roque Fernández, así Prat Gay los convoca para que lo asesoren?

Ya saben lo que dicen: hay que saber rodearse de expertos.

UNA PERLA EN EL BARRO


La sentencia del tribunal cordobés del jueves pasado en la mega-causa de "La Perla" tuvo en sí misma una obvia trascendencia histórica: cuatro años de audiencias, cientos de testigos desfilando, cientos de represores acusados, 28 condenas a cadena perpetua por las atrocidades cometidas en el mayo campo de concentración del interior del país, y junto con la ESMA quizás los mayores símbolos del genocidio dictatorial.

Pero no menos impactante fue el contexto político y social en el que se conoció el fallo: en medio de una movilización popular con más de 10.000 personas esperando el fallo en la Córdoba que le dio a Macri un 71 % en el balotaje de noviembre pasado, y un aporte decisivo para su triunfo nacional.

Es cierto que en buena medida eso obedece a que así como la Córdoba de la Reforma es también la de Libertadora, la de "La Perla" (que invitaba a Menéndez a los actos oficiales, aun en democracia) se empezó a gestar como reacción brutal al "Cordobazo", con el preludio del "Navarrazo": una ciudad y una provincia que reproducen -agigantadas- las contradicciones de nuestra sociedad. 

Como fuere, el fallo llega como una bocanada de aire fresco en medio de un clima denso, donde a la creciente tensión política y las dificultades económicas y sociales se le suman retrocesos objetivos en las políticas de derechos humanos, tanto en clave actual como miradas desde la perspectiva de la búsqueda de memoria, verdad y justicia. 

El fallo de "La Perla" -que condenó delitos de lesa humanidad cometidos por agentes del Estado, aun en democracia y antes del golpe- llega como una bofetada para un presidente que habla de "guerra sucia" y practica el negacionismo sobre el número de desaparecidos; como su secretario de Derechos Humanos, que en el afán de contentar a los votantes de "Cambiemos" llegó a cometer el exabrupto de relativizar los números del Holocausto.

Un gobierno que desmantela los programas de derechos humanos y desiste de las querellas en las causas en las que se investigan las responsabilidades de los civiles que orquestaron la dictadura y se beneficiaron con ella, o de apelar las prisiones domiciliarias de los genocidas, como Echecolatz; aunque luego deban ceder a la presión de los organsimos para decir que "pedirán revisarla".

Pero también un gobierno que agita el fantasma de la desestabilización para desarticular la protesta social y la disidencia política, mientras reprime una e intenta acorralar judicialmente a la otra con la complicidad de los desbocados servicios de inteligencia, los medios hegemónicos y una fracción del partido judicial.  

El fallo llega con Milagro Sala Presa y la violencia institucional desatada sin freno en Jujuy y en muchos puntos del país, mientras los Massot, los Blaquier, los Mitre, los Herrera de Noble y los Magnetto siguen moviendo las palancas que controlan en el engangrenado aparato judicial para zafar de ir presos, como debieran; porque se lo merecen tanto como Menéndez o Barreiro. 

La sentencia es una ventana abierta para que entre un poco de aire fresco en el país en el que Garavano recibe a Pando que intercede "por los presos políticos", y en el que quisieron meter presa a Hebe de Bonafini yéndola a buscar con un parafernalia de milicos y gendarmes.

El país en el que los juicios -como el de la mega-causa "La Perla"- se sostienen exclusivamente por la lucha de los organismo, como era antes del 2003; y en el que los pañuelos blancos de la dignidad nos siguen marcando el camino, como en la dictadura y como en los 90'.

Pero ahora acompañados -como en Córdoba al leerse el fallo- por los pibes y los chicos de las escuelas, y mucha gente de a pie. Lo que es una buenísima noticia, en estos tiempos tan difíciles.

domingo, 28 de agosto de 2016

PROBLEMAS PARA SOLTAR


UN CAMPEÓN SIN MEDALLA



A raíz de su participación en los recién finalizados juegos de Río, se viralizó en las redes sociales éste reportaje de la revista El Gráfico a Braian Toledo, el pibe que compitió en lanzamiento de jabalina y con solo 22 años terminó entre los diez mejores del mundo en la especialidad.

El mismo pibe que en la campaña presidencial del 2011 protagonizó uno de los spots de Cristina, como se ve en el video de apertura.

El reportaje es tremendamente revelador porque es el propio Braian el que cuenta en primera persona su difícil experiencia de vida, y todo lo que tuvo que pasar desde chico: la pobreza, el abandono, la violencia, la disgregación familiar. Una historia que por supuesto no es exclusiva suya, pero que en éste caso impacta por la notoriedad del protagonista.

Una historia en la que aparecen la importancia de que Estado apoye al deporte como herramienta para sacar a los chicos de la calle y ayudarlos a conseguir un futuro mejor, pero también la pobreza y todo lo que ella trae aparejado, sus carencias y como condicionan la vida de las personas.

Pese a los notables logros conseguidos en la década pasa en la reducción de la pobreza y la indigencia, sigue habiendo lamentablemente muchos otros Braian que no encontraron el modo de superarlas, y por el contrario, con velocidad asombrosa venimos retrocediendo en esa meta, como consecuencia de las políticas desplegadas por un modelo excluyente, que expulsa en lugar de incluir, y profundiza la verdadera brecha (la de la injusticia social), en lugar de igualar.

El ejemplo de Brian demuestra cabalmente como el esfuerzo personal (crucial además en un deporte individual) y la mano tendida en el momento oportuno (desde la escuela, el entrenador o el Estado a través del ENARD) van de la mano, desmintiendo el mito liberal de la “perfecta igualdad de oportunidades” y la “meritocracia”.

Cuando emprendió su propio camino de esfuerzo para tener una vida mejor para él y para los suyos Braian seguramente no se propuso ser modelo para nadie, pero vaya si lo es: un ejemplo de deportista pero además y ante todo, un ejemplo de vida.

Para contrastar con tantas estrellas y estrellitas, nacientes y consagradas, que el propio mundo del deporte profesional nos pone por delante a diario, que a veces ni siquiera nacieron -como Braian- en la pobreza, las carencias y las dificultades; y a los que los negocios que se mueven en torno al deporte les posibilitaron tener un buen pasar para ellos, su familia y sus afectos.

Tipos que no obstante tener “todo resuelto” siempre parecen conflictuados y problemáticos, y no precisamente por tener que caminar dos cuadras en invierno para encontrar una canilla pública de la que sacar agua para llevar a su casa.

O que siempre tienen problemas para “motivarse” o representar a su país, sin tomar conciencia de que son -lo quieran o no- modelos que los pibes miran, y eventualmente siguen.