LA FRASE

"EL DÍA QUE REALMENTE ME MUERA, YO MISMO VOY A SER EL PRIMERO EN BLANQUEARLO." (GERÓNIMO VENEGAS)

domingo, 25 de junio de 2017

SUSPENSO CON FINAL CANTADO


Al final llegó el cierre de listas y se develó el misterio menos misterioso de todos: Cristina será candidata; haciendo quedar en off side a todos los que -contra toda la lógica que marcaba el devenir del proceso político- dijeron que no lo iba a ser; y contra el deseo de los que no querían que lo fuera, con variados y especiosos argumentos que van desde proclamar su muerte política, a "sacarla para cuidarla".

Cristina manejó los tiempos hasta el final y el filo de los cierres, condicionando los movimientos de todos (dicho esto no por nosotros, sino por los propios protagonistas, como Massa), como debe ser: en política: el que maneja los tiempos mantiene la iniciativa y define como se juega. 

En el medio hubo varios que se marearon y -para variar- se perdieron; como Alberto Fernández que pasó -sucesivamente- de inventor del kirchnerismo que reclama en los medios por la patente y los derechos de autor, a operador del massismo, demiurgo del post kirchnerismo en versión randazzista a vocero oficioso de CFK (fue el primero en anunciar que sería candidata, varias horas antes del anuncio oficial) en apenas semanas.

Randazzo decidió llevar hasta el final su experimento, y competir por la misma categoríac que Cristina; por si quedaran dudas de qué es lo que lo mueve, a que juega y cual es su principal motivación política; que no es precisamente enfrentar a Macri.

Su candidatura nace hasta semánticamente de un equívoco: "Cumplir la palabra" remite al disparate original del 2015, cuando -justamente- cumpliendo su palabra, como no fue candidato a presidente y no le habilitaron la interna, se fue a su casa, sumando otro de los factores que condujeron a la derrota. 

Por si fuera poco, que mencione la importancia de la palabra alguien que permaneció mudo un año y medio, mientras Macri depredaba al país, es como mínimo curioso. No vamos a entrar acá a decodificar la reunión con Cristina, que varía según la versión de quien la cuente: corresponde ya al pasado, y todo indica que las líneas de fuerza del proceso de fractura ya estaban tendidas, y poco podía hacerse -vistos los objetivos diferentes que cada uno perseguía- confluir en una sola lista. 

La compañía de Taiana (el frustrado candidato presidencial del Evita, bajado en su momento por el "baño de humildad") en la fórmula de senadores de CFK es no solo un mensaje a las bases que sus dirigentes traicionaron jugando a cualquier cosa (por ser buenos): se trata también de un candidato al cual se hace difícil correrlo desde el "honestismo" o las denuncias por corrupción; como seguramente harán con Cristina Stolbizer u Ocaña desde las dos listas del oficialismo.

La lista de diputados (con un criterio que ha replicado acá en gran medida Santa Fe Agustín Rossi) es una fuerte apuesta a la renovación, junto con la presencia de candidatos ya instalados (Espinoza, Scioli); con participación importante de las mujeres y de dirigentes sindicales (Siley, Yasky), algo que siempre se le criticaba por defecto al kirchnerismo.

Las urnas dirán (por supuesto) si la estrategia fue acertada (como toda apuesta alta, genera temores de que salga mal), y si es por gustos, desde acá hubiéramos deseado que Héctor Recalde renovara su banca. Se pueden entender las razones de no ofrecerle al gobierno el flanco débil de pegar por el lado de "la mafia de los juicios laborales", pero no deja de tener un gusto amargo sentir que en el contexto en el que se dieron las cosas, Macri te bochó un candidato. 

Massa terminó armando su estrategia en función de Cristina y diciéndolo explícitamente, poniéndose como meta "volverla a frenar": mejor confesión de su total integración al dispositivo político del oficialismo, y del fracaso para hacer pie en el electorado peronista, no se puede pedir. Desde esos movimientos y definiciones se entiende la alianza con Stolbizer, .en busca del voto desencantado de "Cambiemos".

Parado en ese lugar, nos sirve: así como en el 2015, vuelve a dividir el voto oficialista, para facilitar el triunfo de la oposición. Entonces el del FPV, hoy del anticristinismo (expresión en clave actual del viejo antiperonismo), que es la verdadera identidad de Cambiemos.

Los que pedían autocrítica y no encerrarse en la propia percepción de la realidad, no supieron salir de esa encerrona para leer casi ningún dato duro de la realidad; y el primero y elemental era que. si Macri gobernaba como se esperaba (y lo está haciendo), la gente iba a pedir alternativas, no autocríticas.

Hechas estas reflexiones apuradas por el cierre de las listas, quedará para otra oportunidad analizar grandes mitos contemporáneos que quedaron -siendo benévolos- puestos en entredicho por los acontecimientos: la emergencia de Massa como líder del peronismo "renovado" digitado desde la Casa Rosada, la implosión del kirchnerismo y el nacimiento del post kirchnerismo, el ostracismo político de Cristina, y la unidad de la CGT (los triunviros van en tres listas distintas, por dentro y por fuera del PJ) para darle apoyatura gremial al "peronismo de Perón" que superaría la anomalía kirchnerista.

Ahora con las listas sobre la mesa, es el momento de ponerse el aceite verde, y salir a la cancha.

sábado, 24 de junio de 2017

"NO TE VAMOS A QUITAR NADA DE LO QUE TE DIERON, SALVO QUE JUSTO TE TOQUE"


COMO NO PODÍA URTUBEY, SE LO ENCARGARON A RATAZZI


Hace bastante ya, en pleno gobierno de Bonfatti, te contábamos acá como la provincia le había comprado un helicóptero a una empresa de Cristiano Ratazzi (Módena Helicópteros S.A.); triangulando la facturación y los pagos a una empresa domiciliada en Nueva York, para evitar pagar impuesto a las Ganancias en la Argentina.

Parece que ahora el helicóptero (con apenas tres años de vuelo) se rompió, y para arreglarlo contratan en forma directa...a otra empresa del tano Ratazzi: Servicios Helicenter S.A.; con el mismo domicilio comercial que Módena Helicópteros: Avenida España 3250, Puerto Madero, Buenos Aires. Más información acá, en la página del grupo Módena. 

Lo curioso es que según el decreto, le preguntaron a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) cuantos talleres hay habilitados en el país parta reparar ese tipo de helicópteros, y les contestaron que dos: el de Helicenter y el de la Dirección General de Aviación Civil de Salta.

El decreto dice que “...que habiéndose justificado en las actuaciones administrativas la exclusividad acordada a la firma propuesta, quedan acreditados los extremos requeridos por el Artículo 116° -inciso c), punto 5- de la Ley N° 12510;...”, y por eso contrataron en forma directa a la empresa de Ratazzi, por unos 1,3 millones de pesos: más o menos.

El artículo que se cita dice textualmente: “Artículo 116.- Toda compra o venta por cuenta de la Provincia, así como todo contrato sobre locaciones, arrendamientos, trabajo o suministros, se debe hacer, por regla general, previa licitación o concurso público. No obstante puede contratarse por: c) contratación directa, en los siguientes casos y bajo las condiciones que se establecen a continuación: 5. Exclusividad comprobada del oferente y carencia de bienes sustitutos. Cuando la contratación se fundamente en esta disposición debe quedar documentada en el expediente la demostración de tal exclusividad. La marca no constituye de por si causal de exclusividad salvo que no haya sustitutos convenientes. En todos los casos, la determinación de que no existen sustitutos convenientes debe basarse en los correspondientes informes técnicos, en los que expresamente se consignen las razones de la conveniencia. La contratación directa con un fabricante exclusivo sólo corresponde cuando éste documente que se ha reservado el privilegio de la venta del bien que elabora.” (las negritas son nuestras)

Aquí no se trata de contratar al fabricante del aparato (que se haya reservado la exclusividad de arreglarlo), y la autoridad competente certifica que existen al menos dos talleres en el país en condiciones de realizar los trabajos en el helicóptero.

Que uno de ellos demore más tiempo “por carga de trabajo” no lo hace al otro “exclusivo”, como para eludir la licitación pública o la comparación de propuestas.


COMO MELCONIÁN, MAJUL DICE QUE SE PUEDE IR TODO A LA MIERDA


(*)
Hagamos un ejercicio de anticipación. (Eso, era hora de que aceptaras que el periodismo no es lo tuyo) Demos por hecho algunos supuestos. (Ah, ya volvimos al método con el que desarrollaste toda tu carrera) Por ejemplo, que Cristina Kirchner ya se anotó como primera candidata en la lista de senadores o diputados nacionales del frente Unidad Ciudadana. (Que no se enteren Randazzo, el Chino Navarro, Abal Medina y Alberto Fernández, que se van a deprimir) Juguemos a que ya sucedieron las PASO de agosto y las elecciones legislativas de octubre. (“Juguemos”, por fin te diste cuenta que tu público tiene una edad mental promedio de cinco años) Hablemos de los resultados en la provincia de Buenos Aires. Imaginemos que Cambiemos ya ganó (Claro, también podrías haber imaginado que perdió, como imaginaste en el 2011 que Cristina iba al balotaje y perdía contra Macri. Igual, la que ya ganó es Stolbizer) y que la ex presidenta obtuvo el segundo lugar, a unos cuatro o cinco puntos del primero. (O sea, imaginemos, pero con datos precisos) Demos por descontado que Sergio Massa y Margarita Stolbizer hicieron una muy buena elección. (Eso sí que sería imaginar mucho) Mejor, incluso, de lo que pronosticaban las encuestas. Pero juguemos a que su alianza 1País terminó tercera, muy cerquita de la lista de la ex jefa de Estado. (Como diría Serrat, querés jugar al juego que más te gusta) Hablemos también de Florencio Randazzo, por qué no, (A menos que imaginariamente se haya bajado, claro) obteniendo un porcentaje digno pero insuficiente (Una derrota digna, como las de Los Pumas) para quitarle el liderazgo del peronismo o como se llame a la mujer que lo sigue mirando como su empleado. (Que agradezca que no sea Macri el que lo mira como un empleado, si no ya le hubiera mandado el telegrama de despido)
Si todo esto sucediera -y no sería nada descabellado que así fuera- (Acá además de imaginación, ya le estamos poniendo deseo) el oficialismo podría salir a decir que una vez más Cambiemos derrotó al pasado. (Sobre todo al pasado empresario de Macri y su familia) Y Mauricio Macri se podría sentir más respaldado para iniciar las reformas estructurales que no pudo o no le dejaron hacer, (Claro, como eliminar el derecho laboral, ponéle) desde bajar el déficit de manera considerable (O sea, matando a cuatro o cinco millones de jubilados con gas sarín) hasta reemplazar a los jueces federales que considera una vergüenza para el país. (Ah, o sea que una elección legislativa equivaldría a una reforma constitucional, que le otorgara la suma del poder público. Perfecto, sigamos) Pero también Cristina y muchos de los impresentables que la acompañan, (El diputado Tailhade, el que te deschavó con los 24 palos de pauta, decílo Luis) sobre la base del mismo resultado, podrían decir que, a pesar de que la quisieron sacar de la cancha para siempre, (¿Con un comando venezolano iraní con adiestramiento cubano, o con el piolín ruso?) sigue vivita y coleando, con un pie en el presente y otro en el futuro. (Podrían decirlo perfectamente, porque es verdad, y es todo mérito de Macri)
Ella podría también argumentar que representa la "única garantía" para evitar que el ajuste haga desaparecer a una buena parte de la Argentina. (De hecho sí, por eso nadie puede “disputarle el liderazgo del peronismo o como se llame”) Y podría incluso anunciar que el porcentaje que sacó en el distrito más poblado y más relevante del país la habilita para presentar su candidatura a presidenta en 2019, (Un porcentaje que nos imaginamos, proyectar a imaginar lo que diría y haría CFK de acá a dos años, el famoso periodismo que no necesita de los hechos) cuando Macri termine los cuatro años de mandato para los que fue elegido. (Vamos mejorando, hasta hace poco decías que trabajaba para derrocarlo y que se vaya en helicóptero) Todo esto podría suceder el día después de las elecciones de octubre, aunque todavía la mayoría de los argentinos perciba demasiado lejana y completamente ajena la competencia que viene. (Imagínate entonces como perciben los resultados imaginarios y las consecuencias imaginarias de esas elecciones, cuatro meses antes) Y podría acontecer algo más intangible y peligroso. Que el oficialismo siga sin obtener una predominancia clara en diputados y senadores, (¿Por qué peligroso Luis, no vinieron para terminar con la escribanía del Ejecutivo?) que la centralidad de Cristina se haga más ostensible y que los potenciales inversores de adentro y del exterior también entiendan que la tensión entre lo nuevo y lo viejo no se termina de resolver. (Ah, claro, y la guita que no pusieron en éste año y medio en que la daban por muerta y sepultada...no la pondrían porque supondrían que vuelve a la Rosada) Es decir, que, como una pesadilla interminable, (¿Cómo un libro tuyo o menos tedioso?) la grieta no se termine de cerrar, (Tragándose al kirchnerismo de una buena vez, digamos) la economía no termine de arrancar (¿Cómo, no arrancó ya, vos decís que el gobierno está mandando fruta Luis?) y que continuemos en una especie de limbo político, social y económico. (Una nube de pedos con globos amarillos y columnas como ésta, bah)
Hoy, ningún analista político considerado serio (Lo cual, obviamente, te excluye) podría dar por definitivo ningún escenario futuro. (Jugadísimo, sobre todo cuando se te fue media columna en imaginar cosas) Están, por ejemplo, los dirigentes como Julio Bárbaro, (¿A quién dirige, cuando dirigió, fue zorro gris en su época, dirigía el tránsito, hizo el curso de DT?) quien, sobre la base del pasado reciente, sostiene que el derrotero de Cristina será muy parecido al de Carlos Menem. Explica Bárbaro que el peronismo real (Que realmente existe...solo en la imaginación de Bárbaro) fue atacado, primero por derecha por el actual senador por La Rioja (Del cual él fue funcionario) y más tarde, por izquierda, por Néstor Kirchner (Del cual también fue funcionario, está en todos los ataques al final) y su viuda. (Que cosa el peronismo real, nunca es el que gana elecciones y pone presidentes, che. Ni hablemos el peronismo real de Bárbaro, que sacó el 0,066 % de los votos en la CABA en el 2015) Argumenta que Cristina, igual que Menem, no tiene más que un insuficiente núcleo duro de seguidores más religiosos que racionales. (A Menem no lo sigue ni Zulema Yoma, desde 1999 por lo menos) Dice que la disolución del proyecto de la ex presidenta será inevitable, (Como el fin de ciclo del kirchnerismo, pronosticado desde 2004) porque su mayor fortaleza está en la primera y la tercera sección electoral de la provincia de Buenos Aires, y es prácticamente nula en el resto del país. (Claro, dominado por topadoras electorales como Das Neves, Schiaretti y Urtubey) Podría haber, en el análisis de Bárbaro, un voluntarismo más o menos lineal. (O un par de whiskys de más) O una subestimación parecida a la que mostró el Frente para la Victoria cuando Macri salió a cuestionar el liderazgo de Cristina. (¿Macri también quiso “liderar el peronismo o como se llame”? Porque con Cristina, mano a mano, no compitió nunca. Al contrario, corrió)
Jaime Durán Barba, un especialista en trabajar sobre la subestimación del adversario, (Y mas todavía sobre la subestimación del cliente: es el primero que tiene claro que Macri es un pelotudo, pero se guarda de decirlo por razones obvias) tiene más prevenciones sobre la ex presidenta que el propio Macri. (Lo cual confirmaría que es más inteligente que él, lo que tampoco es un gran mérito que digamos) Durán Barba cree, aunque no lo dice en público, que Cristina podría resultar ganadora, aunque perdiera. (Y una vez más venís vos y le escupís el asado, escribiendo todo esto) Además piensa que le iría mucho mejor como candidata a diputada nacional que a senadora. (¿Por?) Basa su hipótesis secreta (Pero que ahora es pública, gracias a vos) en la teoría de que lo simbólico penetra más profundo que cualquier dato de la realidad. (¿Y eso que carajo tendría que ver con ir a una Cámara u otra del Congreso? Igual, es re conveniente la teoría, sobre todo cuando asesorás al gobierno y los datos de la realidad indican que está gobernando como el culo) y Durán cree que ella, por alguna razón más emocional que científica, es vista como una defensora de los pobres y los desamparados. (Claro, porque no hay razones objetivas para que no lo vean así a Mau, que no ha hecho más que gobernar para los que menos tienen, desde el primer día) Se la imagina después de octubre entrando y saliendo del Congreso con una nube de cámaras de televisión cubriendo sus movimientos. (Será después de diciembre, que es cuando asumen los legisladores electos) La vislumbra como la líder más visible de la oposición al proyecto racionalista de Macri, ejerciendo su "centralidad" a pleno, y presupone que no se va a ir a su casa a tejer escarpines. (Todos descubrimientos sensacionales, debería compartirlos con el estado mayor del randazzismo)
El asesor de Macri considera miopes a quienes sostienen que una derrota lastimaría el ego de la ex presidenta. (Uy, te puteó y ni te diste cuenta, Luis, de eso hablabas justo el día después del acto en TN) Pero Durán Barba, al mismo tiempo, defiende la táctica electoral de la polarización extrema, para que en la avenida del medio no se acomoden ni Massa, ni Stolbizer, (Que re está en el medio entre Macri y Cristina, claro) ni Randazzo ni los miembros de la Liga de gobernadores, (¿Qué Liga Majul?, no existe eso) que hoy miran desde afuera un panorama bastante incierto. ¿Por qué el Gobierno le quitó dramatismo a la decisión de Cristina de no entregarle el bastón de mando a Macri, (Eso ya ni a Pallarols le interesa, Majul) si parecía claro que era el comienzo de una oposición salvaje destinada a que nunca se terminara de consolidar? (Ay, pobre Mau, desde entonces se lo vio apocado, dubitativo, como no animándose a cagar a nadie) ¿Por qué el Presidente y su equipo de asesores no encontraron el camino para que abandone su cargo la procuradora Alejandra Gils Carbó, (No se podrá decir que no lo intentaron, eh) y así terminar de romper el andamiaje de impunidad del que todavía gozan Cristina y sus colaboradores? (Más que nada lo querían hacer para construir su propio andamiaje de impunidad, digamos todo) ¿No hay, dentro de la administración nacional, nadie que se pregunte de dónde sacó la ex presidenta el dinero para hacer semejante acto en la cancha de Arsenal? (Ah, o sea que reconocés que fue importante entonces. Capaz que los intendentes del conurbano arrimaron una moneda) ¿No se dieron cuenta de que una buena parte del salvataje financiero que le dieron a Santa Cruz va a ir a parar a la campaña electoral del frente de Unidad Ciudadana que lidera Cristina? (Y eso que son el mejor equipo de los últimos 50 años. Igual, arrimar algún dato que sustente la afirmación no vendría mal, a menos que sigamos dentro del periodismo imaginario. ¿Cuál sería la alternativa Luis, dejar que se pudra todo en Santa Cruz por las dudas?)
Quizá el senador Miguel Ángel Pichetto, Massa, Stolbizer o Randazzo no sean, para Macri, los dirigentes ideales para sentarse y plantear un acuerdo alrededor de los diez grandes temas de la Argentina que necesitan una urgente solución. (Sin embargo, hasta acá le sirvieron bastante bien para abrochar los que más le interesaban; arreglo con los buitres, blanqueo de capitales, presupuesto, contratos de asociación pública-privada, Consejo de la Magistratura, DNUS, jueces de la Corte) Pero alguno de sus asesores debería sugerirle al Presidente que es necesario sentarse con ellos para configurar una oposición más racional y menos radical y delirante que la que propone la ex presidenta. (La idiotez, Majul, es suponer que un gobierno es tan omnipotente que puede elegir que oposición tiene, con solo proponérselo. Habrías descubierto la piedra filosofal que se le escapó al mismísimo Maquiavello)
Tal vez resulte muy difícil que la dinámica de Comodoro Py se transforme de la noche a la mañana en la lógica de justicia que impera en Brasil, (La lógica de los arrepentidos premiados con impunidad y contrato con el Estado, a cambio de aportar datos dudosos, digamos todo. ¿Flaquea tu fe en la contundencia de las pruebas acumuladas, Luis, o es una impresión nuestra nomás?) cuyo símbolo más notable es el juez Sergio Moro. (Ah ¿no era Meirelles?) Pero si el Gobierno no se da cuenta de que la táctica de inflar por acción u omisión a Cristina (A la cual se sumaron gustosos ustedes, que lo único que hacen es hablar de Cristina todo el tiempo) lo llevará una y otra vez a diciembre de 2015, cada vez le costará más al Presidente hacer lo que debe hacer, (¿Decapitarla, meterla presa sin causa como a Milagro Sala? Re procesista te quedó eso Luis, fijáte) por más que el rumbo sea el correcto y sus intenciones las más sanas. (Ni hablemos si el rumbo es hacia el iceberg como en el Titanic, y las intenciones las peores, como en éste caso)
Hay algo que los verdaderos líderes (Como Kim Jong Un) pueden planificar, una vez que asumen el poder formal, además de administrar la herencia de su antecesor. Esto es asumir el mandato real para el que fueron elegidos (Meterla presa a Cristina, digamos) y configurar un futuro de país, más allá de su pelea por la reelección. Esto incluye pensar en qué tipo de oposición le conviene a la República, por encima del resultado de una elección de medio término. (A ver si entendimos bien el razonamiento, con perdón de la palabra: al gobierno le corresponde determinar cual es la oposición más conveniente, más allá de lo que la gente vote. Capaz que te salió un pelín parecido a una dictadura, eh, manejálo)

(*) Las negritas son nuestras, el original acá.

viernes, 23 de junio de 2017

CAMPAÑA DEL CAGAZO


CURRÓPOLIS


Cuando los otros días te contábamos acá el caso de las carpas contratadas por el gobierno de Lifschitz en forma directa (sin licitación pública) para Tecnópolis Federal en Santa Fe, decíamos que casi con seguridad también la Municipalidad había gastado algunos morlacos con el mismo fin, y en las mismas condiciones.

Y a juzgar por la imagen del decreto de Corral que encabeza el post, no le erramos ni medio: contratan en forma directa "por razones de urgencia" a una de las tres empresas más favorecidas por la obra pública municipal en las gestiones de la UCR, para hacer obras por más de tres millones y medio de pesos en la estación Belgrano, donde funciona la muestra.

Claro que el decreto y la contratación despiertan muchos interrogantes, a saber:

* Si el decreto dice que “...los informes obrantes en autos especifican la urgencia en la realización de los trabajos de mejora, proponiendo la contratación directa de los mismos. ” ¿por qué no se amplía respecto a cuáles fueron las razones de la urgencia, o cuándo se enteraron que venía Tecnópolis a Santa Fe, cuando se enteraron que había que hacer arreglos en la estación del Belgrano, que tipo de arreglos son y cuando comenzaron a gestionar su contratación?

* Si el decreto dice que “...considerando la urgencia de la cuestión, y en aras de asegurar condiciones de contratación favorables en el marco de un procedimiento sujeto a pautas de transparencia en el actuar administrativo, se han recabado dos (2) presupuestos diferentes.” ¿por qué no obra el otro presupuesto para saber si era más caro o más barato, para que todos nos quedáramos tranquilos respecto a la “transparencia”?

Sobre todo porque en el considerando siguiente el decreto dice que “...de los presupuestos aportados y del informe de la Dirección Ejecutiva de Planificación de Obras Urbanas, surge que la cotización propuesta por la empresa COEMYC S.A. por un total de pesos tres millones quinientos dieciocho mil ciento setenta y seis con treinta y ocho centavos ($3.518.176,38), se encuentra dentro de los parámetros razonables en relación a valores de mercado y al presupuesto confeccionado por esta Administración municipal; ” (las negritas son nuestras)

O sea: en ningún momento dice que la oferta seleccionada haya sido la más barata de las dos que (supuestamente) se presentaron, tampoco sabemos quien y en base a que parámetros determinó que la ganadora “se encuentra dentro de los parámetros razonables en relación a valores de mercado”, cuáles son esos valores y como se determinan.

Porque tampoco se dice en ninguna parte del decreto de cuanto era el presupuesto oficial, de modo de poder saber si la empresa que hizo las obras cotizó por arriba o por debajo de él, y en que porcentaje de diferencia.

Lo extraño es que invocándose razones de urgencia para no haber hecho licitación pública, ni siquiera se mencione la intervención del Concejo municipal, atento a lo que dispone el artículo 11 de la Ley Orgánica de Municipalidades de la provincia: “Podrá prescindirse de la formalidad de la licitación pública cuando mediare urgencia declarada por los dos tercios de votos del Concejo, que haga imposible esperar el resultado de la licitación...”.

(Es la misma empresa adjudicataria de la repavimentación de Avenida Blas Parera y las obras complementarias al Metrobus, en diciembre del año pasado. Debe ser casualidad)

ÍBAMOS A SER CHALCHALEROS, Y SEGUIMOS SIENDO FRONTERIZOS


Es difícil saber que resulta más patético: si las expectativas que el gobierno, los cráneos de la city y buena parte del periodismo oficialista habían puesto en que lográramos el “ascenso” del país a la categoría de “mercado emergente”, o la histeria que los ha envuelto desde que se supo que el gobierno de Macri fracasó en su intento de conseguirlo.

El episodio no deja de ser otro más de la larga saga de cipayerías comunes en nuestra historia, perpetradas como consecuencia de esa inveterada actitud de subordinación cultural de muchos sectores de la sociedad argentina; que viven siempre pendientes de la aprobación que llega desde afuera, para sentir que valen algo.

El tema en sí y desde el punto de vista estrictamente económico (el de la economía real, claro, la del empleo, el consumo, la producción, los salarios) es de un nivel insostenible de truchada; desde los responsables de subirnos o bajarnos el pulgar para que dejemos de ser “fronterizos” para pasar a “emergentes”, hasta los parámetro en base a los cuáles deciden en uno u otro sentido.

Adviértase que justamente se señalan como “progresos” hechos por el país para ser “ascendido” aquéllas medidas del gobierno de Macri que han favorecido la especulación financiera, y la fuga de•capitales; tornando a la economía mucho más vulnerable que nunca a los shocks externos, a partir del prolijo y concienzudo desmantelamiento de todos los mecanismos de control del flujo de capitales.

Las reacciones de los mercados (caída del precio de las acciones acá y en Wall Strett, suba del dólar) sumadas a las dificultades crecientes que va teniendo el Banco Central (rehén de los bancos) para bajar las tasas y renovar la montaña de LEBAC’s trasunta la idea de un frágil castillo de naipes financiero, presto a volar por los aires al menor soplido.

El hecho de que nos sigan considerando “mercados de frontera” y no pasemos a ser “emergentes” (un status otorgado por ejemplo a Nigeria) es una mala noticia para el gobierno, pero una buena noticia para el país, precisamente por eso: de haberlo logrado, solo hubiera favorecido mayores niveles de endeudamiento aun (si fuera posible) sobre todo de las empresas, mayor afluencia de inversiones financieras especulativas, o un mayor grado de extranjerización de la economía; a través de la adquisición de activos de empresas nacionales por fondos especulativos del exterior.

En síntesis, nada que sirva para cambiar o diversificar la matriz productiva, conformar una estructura más equilibrada o capaz de superar la histórica restricción externa, o impulsar un proceso de desarrollo a fondo.

Los “calificadores” y los nabos locales que le dan relevancia a su opinión piden a coro más sangre, más profundidad y velocidad en el ajuste, para “hacernos digno” del galardón algún día; desconociendo en absoluto el contexto político y social en el que se desenvuelve siempre la política económica, y sus condicionamientos.

Una espesa nube de pedos especulativa que envuelve al planeta entero, y de la que por suerte en los años del kirchnerismo (en plena crisis de las sub-prime) estuvimos desconectados justamente cuando se tomaron las medidas que nos hicieron "descender" a "mercados de frontera"; pero a la que ahora volvimos a paso acelerado de la mano de éste gobierno, y de la que nada bueno podemos esperar.

Aunque la reacción de los “mercados” confirma que el miedo no es zonzo, y hay cierta cobardía racional del capital: por más profundos que nos parezcan a nosotros los cambios introducidos por Macri en éste año y medio de gobierno, ellos intuyen que políticamente hablando están atados con alambre.

Acaso -paradojalmente- de tanto agitar el fantasma de “la vuelta del populismo” (y mientras se ofrecen como garantes electorales para conjugarlo), al gobierno el espantajo se les haya vuelto en contra, y los destinatarios de tanto amor no correspondido en forma de “lluvia de inversiones” teman/intuyan que el fantasma es mucho más real de lo que pensaban.