LA FRASE

"DEMORAMOS UN MONTÓN EN FIRMAR EL FALLO PARA QUE LOS JUECES CESEN A LOS 75 AÑOS PORQUE TENÍAMOS MIEDO QUE SE NOS APARECIERA EL FANTASMA DE FAYT PARA HACER QUILOMBO." (RICARDO LORENZETTI)

miércoles, 31 de agosto de 2011

NUEVAS FIGURITAS COLECCIONABLES: EGRESADOS 2011


Segunda entrega del álbum, con otra figurita fácil: el amigo (de Obeid) Walter Agosto; que a partir de diciembre tendrá que pagarse los viajes a Inglaterra de su propio bolsillo.

Esperemos que el barcito que tiene acá en Santa Fe le permita seguir dándose esos gustos.

LA PLATA DE LOS JUBILADOS


Leemos: "El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) que se creó con los recursos de los fondos que administraban las AFJP, creció 95% desde su estatización, al alcanzar ayer los 191.027 millones de pesos, ...".

"A partir de planteos formulados por los legisladores en torno a la utilización de los fondos, López Alfaro aclaró que "el FGS no destina recursos al pago de Fútbol Para Todos, ni tampoco a la Asignación Universal por Hijo, ni tampoco para el financiamiento de las Netbooks para Todos", que reparte la Anses." .


Aquí pueden acceder dentro de la página de la ANSES al portal del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS); donde consta la información sobre su conformación, las inversiones en proyectos productivos que financia, las participaciones accionarias en empresas privadas y los informes periódicos que deben presentarse ante el Congreso.

El Fondo de Sustentabilidad y Garantía creado por el Decreto Nº 897/07 se complementó con los activos en poder de las AFJP que se transfirieron a la ANSES, y así se pretenden preservar recursos para atender en el futuro el pago de jubilaciones y pensiones del sistema público de reparto; en la eventualidad que los fondos propios del mismo (básicamente los provenientes de impuestos, aportes personales de los trabajadores y contribuciones de los empleadores) disminuyan por circunstancias vinculadas al ciclo económico.

Esos activos están a su vez diversificados en diferentes colocaciones financieras (plazos fijos, acciones, obligaciones no negociables, fideicomisos, etc) de las cuales la mitad son títulos públicos de deuda entregados en su momento a las AFJP cuando el Estado nacional tenía déficit y acudía a ellas en busca de financiación, o a partir del proceso de reestructuración de la deuda concluido entre 2005 y 2006.

Si, como pretenden algunos, la ANSES se desprendiese en forma masiva de esos activos y los convirtiese en dinero “para aumentar las jubilaciones” lograría de inmediato dos efectos negativos: derrumbar su cotización en el mercado y por ende descapitalizar los ahorros previsionales, y por otro lado privar a los pasivos de la garantía que respalda sus futuros haberes de probables caídas de los recursos del sistema; amén de que solo alcanzarían para pagar poco mas de un año de jubilaciones, sin contar aumentos en los haberes.

Esos mismos fondos le han permitido al Estado nacional recuperar una herramienta clave de intervención en el proceso económico, constituyendo a la ANSES en el principal actor del mercado del crédito al consumo, a la producción y a la industria a tasas ostensiblemente más bajas que las del sistema financiero; e incluso acceder a posiciones directivas en un conjunto de empresas en las que capitalizó sus tenencias de acciones, algunas de las cuales operan en sectores críticos de la estructura productiva.

Finalmente hay que tener en cuenta que los rendimientos positivos de las inversiones que se hagan con el mismo contribuyen a mantener el nivel de actividad económica y el empleo, actuando como una herramienta (contracíclica en tiempos de crisis) que retroalimenta recursos hacia el propio sistema de seguridad social, a partir de la generación de nuevos empleos o el mantenimiento de los existentes.

Un buen ejemplo de esto lo tenemos en Santa Fe con el aporte de fondos de la ANSES al desarrollo de un nuevo modelo en la planta de General Motors en Alvear, contra el compromiso del mantenimiento de los puestos de trabajo y la incorporación creciente de componentes y autopartes nacionales a los vehículos producidos por la planta, provistas en muchos casos por pequeñas y medianas empresas radicadas en Santa Fe. 

Vayan entonces los datos para los que les interesa saber que se hace con la plata de los jubilados.

¿OTRO DIPUTRUCHO?

EL 79 % DE LA UCA VIVIRÍA EN UNA NUBE DE PEDOS


Leemos en La Nación de hoy a Mariano De Vedia (foto) presentando un informe del  Barómetro de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) sobre la conformidad de la gente con el funcionamiento de la democracia (¡fahh, no se mandaron pregunta tampoco!).

Parece que la encuesta arroja como dato central que el 79,1 % de la gente (la gente encuestada, obvio) "prefiere un gobierno en el que el poder esté repartido, frente a apenas un 11,6% que se declara en favor de un presidente con mucho poder"; aunque reconocen (el editorialista y los encuestadores) que esa percepción contrasta fuertemente con los últimos resultados electorales.

En efecto, si se repasa el calendario electoral en lo que llevamos del año, vemos que desde los gobiernos provinciales reelectos en su mayoría (casos Urtubey en Salta, Beder Herrera en La Rioja, Maurice Closs en Misiones y el más reciente, Alperovich en Tucumán), hasta el 50,07 % de Cristina en las primarias presidenciales, pasando (por que no) por el 47 % de Macri en la primera vuelta de las elecciones porteñas (y el 64 % en el balotaje); la regla marca triunfos aplastantes o contundentes de los ganadores electorales.

Hay excepciones: las elecciones de Catamarca y Chubut, y el apretadísimo triunfo de Bonfatti sobre Del Sel acá en Santa Fe.

Los encuestadores (que señalan todas sus conclusiones en tono conjetural y confiesan tener más perplejidades que certezas) señalan que "Posiblemente a la hora de votar haya influido la reciente experiencia de 2009, cuando de las elecciones legislativas surgió un reparto más equitativo del poder y luego ello no se tradujo en resultados positivos.".

Algo así como "a lo mejor votaron a Cristina porque se dieron cuenta que todos los opositores son una manga de inútiles"; conclusión para la que (conjeturamos nosotros) no hubiera sido necesario hacer 5682 encuestas en todos los aglomerados urbanos del país; pero ya saben: nosotros no tenemos el prestigio académico de la UCA.

Este párrafo es francamente risible: "Por la experiencia argentina, la gente asocia la concepción de un gobierno fuerte con la idea de un gobierno autoritario. Por eso rechaza a priori, en la encuesta, la concentración de poder. Habría que profundizar por qué eso no se reflejó en la última votación" .

La influencia del microclima en que se mueven encuestadores, probablemente encuestados (no hay en la nota una ficha técnica de la encuesta para conocer datos de la estratificación de la muestra), periodista y medio, es notoria: desde ese parámetro (gobierno fuerte: gobierno autoritario: rechazo de la gente a la concentración de poder), ¿cómo se explicarían los tres triunfos electorales de Perón, por ejemplo?

La misma investigadora que apunta lo anterior (una que aún no ha caído de la palmera, al parecer) considera paradójico que "quienes más se expresaron en favor de gobiernos fuertes hayan sido los sectores sociales más bajos y los de menor instrucción, que curiosamente suelen ser los más afectados cuando se conculcan los derechos".  

Acá sí que queda claro que esta gente no entiende nada: sacados los casos de las dictaduras (a los que la encuesta no parece estar dirigida), son justamente los sectores sociales más bajos, los más necesitados de un gobierno fuerte; porque eso es para ellos la garantía de la conquista de derechos, más que el riesgo o temor de perder los que tienen.

Insistimos: sin entender esto, no se entiende el ciclo histórico del peronismo; y sin eso, la capacidad de comprensión de casi setenta años de historia argentina, está seriamente puesta en tela de juicio.

Adviertan que otro de los encuestadores apunta el (para él) soprendente descubrimiento de que "Las preferencias de la gente en las últimas elecciones no tuvieron como eje la calidad de las instituciones. pesaron más el estado de la economía y la situación social, que en el último año experimentó un repunte".

¡Caracoles, Batman: la gente no estaría votando por el Consejo de la Magistratura, el Indec, los superpoderes y la publicidad oficial; sino por la asignación universal, las paritarias, el crecimiento del empleo y el consumo y las jubilaciones; si hasta Clarín lo reconoce!

¿Y ahora que hacemos ante esto?, parecen preguntarse los de la UCA, como si estuvieran viendo la nave alienígena que cayó en Roswell.

Eso sí: el informe proviene de la Pontificia Universidad Católica, que pertenece digamos así al Vaticano; un lugar donde impera el más absoluto equilibrio, y no hay un gobierno fuerte que concentre todo el poder. 

LAS FRASES DEL MES



1. “Los resultados de Santa Fe y la Capital arrojan una conclusión muy clara: allí donde hay un electorado pensante, elige candidatos como Del Sel y Macri.” (Mariano Grondona)

2. “¿Así que Macri cuando atendió a la presidenta estaba en calzoncillos?, va mejorando, porque generalmente está en pelotas.” (Aníbal Fernández)

3. “Es una vergüenza que desde un departamento de un juez de la Corte se ejerza la prostitución, eso está reservado para la televisión en el prime time.” (Héctor Magnetto)

4. “¿Por qué no me voy a ir de vacaciones el fin de semana de las elecciones, si estuve cuatro años de vacaciones y al 64 % le pareció bien?” (Mauricio Macri)

5. “Quiero hacer una denuncia que se le escapó a la Coalición Cívica: en los afiches de campaña, a Carrió le robaron veinte kilos, por lo menos.” (Aníbal Fernández)

6. “Esta campaña me la estoy tomando con calma y sin tirar ninguna bomba, total en el 2012 se termina el mundo y no hay que hacerse mala sangre.” (Elisa Carrió)

7. “Primero el Jefe de Gabinete, ahora el ministro de Economía, ya no quedan dudas de que este es un gobierno de guitarreros.” (Eduardo Duhalde)

8. “Si anduviera con ganas de hacer chistes, diría que los cordobeses me salieron con un domingo siete.” (Luis Juez)

9. “Al velorio de Leo Mattioli lo organizó Fuerza Bruta.” (Elisa Carrió)

10. “Quiero dejar algo en claro: yo no tengo nada que ver con lo que está pasando en Londres.” (Eduardo Duhalde)

11. “El doctor Alfonsín me invitó a su cierre de campaña pero no podré asistir, porque justo tengo el cumpleaños de mi hija.” (Julio Cobos)

12. “Duhalde me quiere proscribir porque tiene miedo que gane en la mesa de Necochea.” (Alberto Rodríguez Saá)

13. “Tengo una disidencia con Ricardito, yo no hubiera pedido la renuncia de un juez de la Corte; y menos la del doctor Boggiano, que está haciendo un gran trabajo allí.” (Fernando De La Rúa)

14. “Acá estoy en Londres, vine a ofrecerle a Cameron la Metropolitana y la UCEP para controlar los disturbios.” (Mauricio Macri

15. “Quien me viera a mí, yendo el domingo que viene a misa a agradecer un milagro.” (Jorge Altamira)

16. “Me extraña que Carrió no sepa reconocer una derrota, a esta altura es algo con lo que debería estar familiarizada.” (Aníbal Fernández)

17. “Los mariscales de la derrota deben dar un paso al costado, y dejarnos conducir el radicalismo a los que demostramos que podemos ganar elecciones.” (Fernando De La Rúa)

18. “Estoy totalmente a favor del voto electrónico, es más: si se votara en Facebook yo sería presidente.” (Jorge Altamira)

19. “Que grosso que soy, hice perder al kirchnerismo en el 2009, y lo hice ganar el domingo pasado.” (Marcelo Tinelli)

20. “Pensándolo bien, el resultado pudo haber sido peor, si en lugar de Llambías lo llevábamos de candidato a Biolcatti.” (Elisa Carrió)

21. “Lo de Altamira es imperdonable, tendría que haber brindado con Amargo Obrero.” (Christian Castillo)

22. “Si Fabio Zerpa tuviera razón, el presidente sería yo.” (Alberto Rodríguez Saá)

23. “Encontraron 22 votos para Alfonsín en una urna en la Boca, esto marca el comienzo de la recuperación del radicalismo de cara a octubre.” (Gerardo Morales)

24. “Por suerte ya estoy mejor, los médicos me recomendaron reposo por un par de días, y la dirigencia del partido, hasta el 2015.” (Ricardo Alfonsín)

25. “Ahora que me entero del asunto de esta chica Alfano con Massera, el programa de Tinelli ya no me parece tan malo, después de todo. (Hugo Biolcatti)

26. “Tengo que reconocer que en algo me habré equivocado, que se yo, por ahí al aceptar la candidatura.” (Ricardo Alfonsín)

27. “Los docentes pueden venir a verme cuando quieran, que yo esté para atenderlos es otra cosa.” (Hermes Binner)

28. “Yo estoy a favor de la boleta única, pero con una aclaración: en una boleta estarían todos los candidatos a presidente, y en la otra, todos los candidatos a vice.” (Julio Cobos)

29. "Yo me equivoqué, tendría que haber ido como candidata a alcalde de Nueva York." (Elisa Carrió)

30. "Si Macri realmente cree que yo soy tan valiosa, que haga algo para que me levanten la multa por el control de alcoholemia positivo." (Patricia Bullrich)

31. “Yo no quiero que el gobierno imponga la boleta única, porque seguro se la va a dar a imprimir a Gvirtz y Spolzky.” (Héctor Magnetto)

martes, 30 de agosto de 2011

FIESTA DE DISFRACES



398.898 más que en el escrutinio provisorio



¿De qué se van a disfrazar ahora?

Y sean originales muchachos: no pueden ir todos de payaso

PELADO, CONVIDÁ DE LO QUE ESTÁS FUMANDO


8000 millones de pesos, ni un centavito menos: eso es lo que dice Bonfatti que la Nación le debe a la provincia.

1100 serían de la presunta deuda por el financiamiento del déficit de la Caja de Jubilaciones; algo que fue analizado en este blog acá y acá.

Y el resto serían del descuento del 15 % de la coparticipación que se destina a la ANSES, que como el mismo Bonfatti lo señala en la nota, está en reclamo ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Y ahí empiezan las curiosidades: ni en esta nota, ni en ninguna otra anterior; ni Bonfatti, ni Binner, ni ningún funcionario provincial dijo jamás si el gobierno de la provincia había iniciado algún reclamo formal por la presunta deuda por la financiación del déficit de la Caja de Jubilaciones; y si ese reclamo existe, en que estado está.

Una omisión muy curiosa, considerando la permanente prensa que le dan al asunto; que figura en todos los informes mensuales de recaudación del propio gobierno de Binner (para encubrir la realidad de que cada vez entra más plata a las arcas provinciales), y considerando además que no dejan pasar cámara o micrófono sin mencionar.

De paso: estaría buenísimo que alguna vez, algún periodista, les hiciera estas sencillísimas preguntas que nosotros nos estamos haciendo; o en todo caso si no le quieren preguntar a Binner o a Bonfatti (que demuestra que, antes de asumir, está haciendo un curso acelerado de apertura de paraguas), que lo llamen por teléfono a Gil Lavedra; que algo debe saber acerca del presunto reclamo.  

Y ni hablar del 15 % que se destina a la ANSES: es curiosísimo el republicanismo de Bonfatti.

Resulta que el asunto está discutido en la justicia (nada menos que ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación), donde la provincia planteó hace más de dos años una cautelar pidiendo que cesara el descuento hasta que el tribunal se expidiera sobre el fondo del asunto; la medida no está despachada -y nada indica que lo vaya a ser en lo inmediato- pero Bonfatti ya resolvió la causa; y reclama el pago de lo que él considera es una deuda cierta y exigible.

O sea que él se erige en juez y parte. Si era tan sencillo, ¿para qué gastar en los honorarios de Gil Lavedra, y en ir a la justicia?

En la segunda de las entradas que hicimos -y están enlazadas al principio de este post- sobre la presunta deuda por el déficit de la Caja, demostramos lo que pasó en el Congreso cuando se prorrogó el descuento del 15 % de la coparticipación (recordamos: la que les corresponde a las provincias, y la que le toca a la Nación): Morandini votó a favor, y Binner (que era diputado) se abstuvo.

Raro que Bonfatti no les haya preguntado que onda con el tema. 

DE ABSURDOS Y TRENES


¿Cuál es el absurdo, Coni, que no llegue la autorización de la Nación para el trencito de la alegría del Tío Barletta, o que sigan insistiendo en despilfarrar plata en esa boludez con todos los problemas que hay en la ciudad? 

¿O que la autorización de la Nación siga sin llegar porque el trencito sigue igual de flojito de papeles que cuando arrancó, como se dijo acá?

Porque hasta donde sabemos, Barletta no solucionó ninguno de los "problemitas" digamos administrativos, burocráticos, legales, etc; para que todo esté en regla como corresponde, empezando por blanquear el "proyecto ferrourbanístico" en el Presupuesto municipal, y darle intervención al Concejo como corresponde. 

Y en el colmo de los absurdos (este sí) el inventor de la boleta única, Pablo Javkin, vincula el trencito de Barletta con los ramales que van a otras provincias. Un auténtico disparate.

A lo mejor Cristina no tuvo tiempo de autorizarle el trencito a Barletta porque estaba ocupada con otro tren:

MATERIAL PARA NUEVOS LECTORES DEL BLOG


Resulta que los docentes santafesinos (públicos y privados) realizaron medidas de fuerza reclamando cambios en la ley de jubilaciones, y en rechazo a la propuesta que les hizo sobre el particular el gobierno de Binner en el marco de las paritarias.

Frente al reclamo de AMSAFE y SADOP el subsecretario de Seguridad Social de la provincia dice que el reclamo docente de bajar la edad jubilatoria "no tiene sustentabilidad" ; y el propio Binner  dice que "es imposible que los docentes se jubilen con 20 años de servicio".


Hasta acá el reclamo que afronta Binner, el gobernador, pero Binner, el candidato presidencial, promete el 82 % móvil para todos los jubilados del país, sin decir como lo financiaría.

Lo mismo que hicieron los legisladores de la oposición cuando sancionaron el año pasado el famoso 82 % móvil que Cristina vetó mediante este decreto

Decreto que invitamos a leer en detalle, en tanto historia lo que ha venido sucediendo con el sistema previsional argentino desde 1958 hasta hoy (con especial énfasis en lo actuado desde el 2003 en la materia); y del que destacamos éstos párrafos:

"Que en las condiciones en que el proyecto se ha sancionado, su promulgación implicaría prácticamente la quiebra no sólo del Sistema Previsional Argentino sino del propio Estado, prestaciones que llevarían sin más a prontos futuros incumplimientos, frustrando el cumplimiento de las finalidades propias de la previsión social, constituyendo una estafa a los jubilados.

Que el mencionado quiebre del Sistema Previsional traería aparejado el desfinanciamiento del propio Estado, que debería volcar ingentes recursos para paliar tal déficit y desatender con ello otras áreas importantes de su accionar.

Que al parecer se trata de una maniobra o ardid para obligar el veto de la norma, especulando sacar de allí algún mezquino rédito político, pues pareciera que sólo se puede avanzar en tal idea descontando que otro, con responsabilidad en el gobierno de la cosa pública pare tanto dislate.".

Clarito, ¿no?, dislate dijo Cristina, y eso es lo que está proponiendo Binner como uno de los ejes fundamentales de su campaña presidencial; todo lo contrario además de lo que dice como gobernador cuando tiene que afrontar reclamos de sus empleados, en este caso los docentes.

Pero el título de este post promete material para los nuevos lectores de Nestornautas, y vamos a cumplir.

Aquí pueden acceder a todo lo que nosotros publicamos en referencia al famoso 82 % móvil que Binner dice pagar en la provincia; y que también pueden encontrar yendo a la voz "82 % móvil" en  el glosario de etiquetas que está a la derecha del blog. En cada post tiene a su vez los enlaces con otros anteriores vinculados al mismo tema.

A los que les intereses, se ruega leer y difundir, para ayudar entre todos a desmitificar una mentira (una más y van) del socialismo, a la que ya se le están viendo las patas cortas.

lunes, 29 de agosto de 2011

NUEVAS FIGURITAS COLECCIONABLES: EGRESADOS 2011

Comenzamos hoy con la entrega de la nueva colección de figuritas coleccionables "Egresados 2011", para recordar a aquellos legisladores que dejarán sus bancas en el Congreso a partir de diciembre, y ya no engalanarán con su presencia los debates legislativos.

Y como pasa con los paquetes de figuritas que los pibes compran en los quioscos, primero van saliendo las más fáciles (que en muchos casos son figuritas repetidas), o sea las de aquéllos que directamente no participaron de las elecciones de este año; como es el caso del dos veces gobernador de Santa Fe Jorge Obeid:


Así que a partir de ahora a estar atentos y seguir el blog, para poder completar el álbum.

FERTILIZACIÓN ASISTIDA Y ALTA COMPLEJIDAD


En el transcurso de la campaña electoral de las elecciones provinciales, Agustín Rossi planteó como una propuesta en salud, que el Estado provincial se hiciese cargo de los tratamientos de fertilización asistida; tomando como ejemplo la ley que en ese sentido sancionó la provincia de Buenos Aires el año pasado.

Lo reiteró en el debate televisivo entre los candidatos, y en ese momento Bonfatti lo desestimó, condicionándolo a un análisis más abarcativo de las problemáticas de salud; como lo pueden ver acá en el video:


Parece que después de las elecciones, y de los rajes en el área de Salud de funcionarios identificados con el kirchnerismo y Agustín Rossi lo pensaron mejor; porque ahora el ministro Cappiello anuncia que la provincia comenzaría a hacerse cargo de los tratamientos de fertilización asistida de los afiliados del IAPOS, y de los pacientes que carezcan de obra social o prepaga.

La medida no deja de ser una buena noticia, pero los anuncios oficiales (que por ahora son sólo eso: anuncios, algo a lo que el socialismo nos tiene acostumbrados) despiertan algunos interrogantes. 

Primero pareciera que los tratamientos (gratuitos para los pacientes, con costo a cargo del Estado) estarían disponibles en todos los hospitales provinciales; y el programa requeriría de una inversión pública  de cien mil dólares (en una primera etapa) y de otros doscientos cincuenta mil dólares para una segunda etapa.

Pero luego -en la letra chica de los anuncios, digamos- Cappiello dice que en la primera etapa el Ministerio de Salud de la provincia cubrirá los tratamientos de fertilización asistida de menor complejidad (que cuestan entre tres y cinco mil pesos cada uno), y exclusivamente en el Hospital Centenario de Rosario


No sea cosa que una necesidad social sentida (en este caso la de las parejas con problemas de fertilidad) sea aprovechada por el gobierno provincial, una vez más, para tirarle una soga financiera a la municipalidad de Rosario. 

COBOS CONSERVARÍA EL RÉCORD



El problema lo van a tener los que siempre nos ponen a Uruguay como modelo, que son casualmente los mismos que aplaudieron la "valentía" de Cobos al votar en contra de la resolución 125; y lo convirtieron en un héroe civil hace apenas tres años.

Aunque ahora se hayan olvidado y lo hayan tirado como a un forro usado -nunca tan bien usada la metáfora como en este caso- nosotros se los vamos a recordar; cada vez que se llenen la boca hablando de la república y las instituciones.

UNA PROPUESTA PARA RESOLVER EL DÉFICIT DE LA UNIÓN EUROPEA


Dejar de financiar disparates como el "Plan Estratégico" de Binner y Bonfatti; que son otro currito para revolear contratos a diestra y siniestra a los pebetes de la Franja Morada y el MNR.

Así por ejemplo se ahorrarían $ 2.051.154,19 de los $ 2.611.603,93 que le regalaron al gobierno provincial por este decreto.


Lo que sí en este caso -al igual que en el caso del Gabinete Joven y aledaños- todavía no hay "desertores"; en todo caso si alguno se aleja el día de mañana será "disidente", como corresponde a gente civilizada.

domingo, 28 de agosto de 2011

DEMOCRACIA Y COMUNICACIÓN




En la explosión de 2001 en la Argentina, hubo una enorme expansión horizontal de la protesta popular. Una de las grandes intuiciones políticas de Néstor Kirchner fue darse cuenta de que había que complementar el desarrollo de esa protesta horizontal.
 
En Europa, se requirió del largo proceso de revoluciones y reacciones del siglo XIX para llegar a un cierto equilibrio entre ambos conceptos, de modo que liberal-democrático se considera una entidad relativamente unificada −subrayo “relativamente”, porque siempre hay una tensión entre la idea de un “gobierno de los de abajo” con sus demandas y la organización institucional de la comunidad−. 

Esa unificación que se dio en la tradición europea −y, hasta cierto punto, en la norteamericana−, no ocurrió en América Latina: democracia y liberalismo avanzaron por caminos diferentes. En la segunda mitad del siglo XIX, se organizaron los estados liberales en el continente. Pero eran expresiones de las elites oligárquicas, en general, terratenientes que tenían una estructuración clientelista del poder político, y eran incapaces de vehiculizar las demandas democráticas de las masas.

Por consiguiente, cuando, a comienzos del siglo XX, esas masas se expandieron, las demandas que plateaban respecto del sistema tendieron a manifestarse a través de formas no liberales. En muchos casos, estas formas fueron gobiernos militares nacionalistas, que eran la única vía de expresión de este nuevo tipo de demandas. Así, surgieron, combinados con las instituciones liberales, el Estado Novo en Brasil, el peronismo en la Argentina, el MNR en Bolivia o el primer Ibañismo en Chile. Se dio una bifurcación en la experiencia democrática de las masas: por un lado, la tradición democrático-liberal, y por otro, la nacional-popular. 

Recién en los últimos años, luego de vivir las dictaduras más sangrientas del siglo XX, que golpearon a ambas corrientes por igual, se logró una cierta fusión. Hoy vemos movimientos progresistas en todo el continente que afirman las demandas nacional-populares, pero lo hacen a través de los mecanismos institucionales del Estado.

En este punto advertimos algunos de los problemas que llevan a la polarización de lo social entre el populismo y el institucionalismo. Si pensamos cómo se va constituyendo una voluntad nacional-popular, hay que precisar distintos elementos. Por ejemplo, supongamos que, en una cierta comunidad, los vecinos piden al municipio que cree una línea de ómnibus para llevarlos desde el barrio donde viven hasta el lugar donde la mayor parte de ellos trabaja. Si esa demanda se acepta, es absorbida por el sistema como demanda individual. Pero si es rechazada, surge allí una demanda frustrada. 

Y si la gente empieza a ver que, además de estas demandas, hay otras demandas no satisfechas que conciernen a la vivienda, la escolaridad, la seguridad, entonces, entre todas ellas, se constituye una cierta solidaridad, que es lo que se denomina cadena de equivalencias. Esta cadena representa un momento prepopulista, porque el populismo −que, para mí, no es un término peyorativo− es un discurso en el que los de abajo son interpelados frente al statu quo existente. Así, cuando se genera esta lógica de equivalencias, lo popular empieza a manifestarse frente a lo institucional.

Es decir, en uno de los polos, se ubica el momento del institucionalismo extremo, que sería una tecnocracia, un gobierno en el cual lo político es sustituido por la administración; y en el extremo opuesto, un populismo puro, en el que ningún anclaje institucional consigue constituirse. Pero entre estas situaciones polares, hay una serie de puntos intermedios. Allí hay un asunto fundamental. 

Por ejemplo, en los ataques al kirchnerismo, muchos de los cuales provienen de la intelectualidad liberal, hemos visto una insistencia pura sobre el momento del institucionalismo. La pregunta que cabe es: ¿las instituciones son un terreno neutral, de modo que defenderlas es defender un orden legítimo? Las instituciones son la cristalización de una relación de fuerzas entre los distintos grupos, y cualquier esfuerzo por cambiar la sociedad en un sentido más radical demandará reformar las instituciones. En el caso de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, esto ha sido evidente. 

Desde esta perspectiva, también es importante entender cómo cuaja política-mente el momento de la construcción de la voluntad popular. Un punto es la formación de cadenas equivalenciales entre una pluralidad de demandas. Pero esas demandas tienen que cristalizar alrededor de un núcleo representativo total, y ese es el momento en el que un cierto discurso –en general, surgido desde la cúpula del poder− empieza a establecer una relación con las distintas demandas que se dan a nivel de la base. Estos dos niveles son centrales: para generar el cambio, se necesita la movilización popular, pero, a la vez, es necesario un punto de apoyo a nivel del poder del Estado.

En la explosión de 2001 en la Argentina, hubo una enorme expansión horizontal de la protesta popular. Una de las grandes intuiciones políticas de Néstor Kirchner fue darse cuenta de que había que complementar el desarrollo de esa protesta horizontal, a la que apoyó con canales verticales por los cuales esas protestas pudieran traducirse al ámbito político.

La experiencia del Mayo Francés fue un caso histórico de disolución de la pro-testa popular por falta de un proyecto de construcción política. Allí se dio una movilización enorme de la clase obrera y de los sectores estudiantiles; pero nadie pensó cómo traducir eso en un cambio del sistema político global. Entonces, no hubo ninguna forma de continuidad para esa movilización de masas. 

El resultado fue que, a los pocos meses, De Gaulle ganó las elecciones. No porque la gente fuera gaullista −la prueba está en que De Gaulle perdió el referéndum un año después−, sino porque, cuando la gente advierte una situación de desorden radical, empieza a necesitar algún tipo de orden, con independencia de su contenido.

Hoy día, en Medio Oriente, con los indignados españoles y en toda Europa, seguimos el surgimiento de muchas formas de protesta. Habrá que ver de qué modo esos movimientos pueden cuajar en un proyecto político alternativo. Por consiguiente, debemos explorar la naturaleza del modelo democrático-popular que se está implantando en este país, y hacérselo comprender a cuanta gente sea posible en el mundo, porque las democracias latinoamericanas actuales pueden servir de modelo a las europeas. Para eso, hay que atravesar toda la parafernalia tradicional a la que están ligadas las democracias europeas, que les impiden entender los nuevos tipos de movilización y la forma en que pueden integrarse institucionalmente. América Latina está dando un ejemplo de cómo los dos teclados, el institucional y el de la movilización popular, pueden combinarse realmente. 

(*) Extracto de la exposición de Ernesto Laclau en la Mesa “Hacia una teoría polí-tica democrática de la comunicación: medios, regulación y contenidos en la construcción de una Argentina democrática”, realizada el 30 de mayo de 2011 durante el ciclo de filosofía y política “Debates y combates” organizado por la Secretaría de Cultura de la Nación.

¿QUIÉN PUEDE SER TAN BOLUDO DE IR A LA PRESENTACIÓN...


Aparte de Binner y su mujer, claro:

EXPLICACIONES


Por Raúl Degrossi

Pasaron dos semanas del triunfo de Cristina en las primarias, y los editorialistas de los grandes medios han hecho correr ríos de tinta tratando de explicar el resultado; la misma cantidad que hicieron correr antes, para hablar del inexorable ocaso del kirchnerismo.

Y otro tanto gastaron en zamarrear a la oposición por sus torpezas, así como hasta el 14 nos decían que estaban en ascenso y a las puertas del balotaje, y de la victoria.

Nos explican que el kirchnerismo ganó por la situación económica, el clima de bonanza y los beneficios sociales que distribuye, desde la AUH hasta los aumentos a los jubilados y los decodificadores de la televisión digital; y nos explican también que la oposición perdió como perdió porque no es "una" sino "muchas" (demasiadas, a su gusto), y está compuesta por dirigentes mediocres e incapaces.

Nunca hubo mejor propaganda en contra de los diarios, para que la gente los deje de comprar y bajen su tirada: ¿quién gastaría plata para leer lo que ya sabe?  

La oposición en cambio -lejos de rebelarse contra el maltrato que le prodigan sus apuntadores mediáticos- viene recorriendo concienzudamente en estas dos semanas todas las formas del bochorno; desde las inverosímiles denuncias de fraude del entorno de Duhalde (empezando por Brown la noche de la elección, siguiendo por los delirios matemáticos de Amadeo), hasta los desesperados intentos de los dirigentes radicales de todo el país, de agregar una palada de tierra más sobre la sepultura de la candidatura de Ricardito.

Convengamos que salir a hablar de fraude teniendo como candidato a vice a Das Neves, y como operador de la logística electoral a Barrionuevo, es algo que desafía cualquier lógica elemental acerca de las capacidades estomacales del electorado.

Mientras Cristina presenta un par de obras públicas por día, e inaugura estaciones de la TV digital en todo el país (y nos muestran imágenes de gente feliz recibiendo su deco), Alfonsín hace una conferencia de prensa para exponer durante una hora su análisis del desastre electoral; y detrás suyo pueden verse los bostezos y cabeceos de los demás dirigentes de la UCR, con cara de estar pensando "¿qué carajo estoy haciendo acá?".

Pero a no desesperar amigos radichas: para competir con la televisión digital y la red paraestatal de medios kirchneristas, ahora cuentan con UCR TV: 24 horas en vivo de diversión garantizada; y no me refiero a los chistes de Nito Artaza.

Todos hablan de fraude sin usar la palabra; el duhaldismo amenaza con llevar a la justicia a 5 presidentes de mesa de la provincia de Buenos Aires (donde se constituyeron 31.580 mesas); y un patético grupo de diputados visita al juez electoral de La Plata para que les cuente todas las tremendas irregularidades que hubo.

El problema es que la delegación la encabezaban Patricia Bullrich y Federico Pinedo, que fueron candidatos en la Capital; donde además no hubo boleta única, y Macri obtuvo más del 64 % de los votos, con el sistema tradicional; el mismo con el que el propio Pinedo no llegó al 16 %, dos semanas después.

Hasta Cobos aparece pidiendo la boleta única (luego de bajarse de todo), con lo cual venimos a descubrir que ése era uno de los "tres o cuatro temas en los que no tenemos que poner todos de acuerdo"; porque lo piden desde Binner hasta Rodríguez Saá, que la pide porque los punteros de Duhalde le robaron boletas en el conurbano.

Lejos de asimilar que los resultados de su estrategia fueron estrepitosamente derrotados el 14, insisten con la masturbación legislativa, y presentan el proyecto de boleta única en el Congreso; más para montar un show para los programas políticos del prime time que para otra cosa, pero bueno: ya se sabe, los contratos hay que cumplirlos, y la publicidad no sale gratis.  

Mientras tanto en provincias como en Mendoza, Entre Ríos o La Pampa lejos de cortar boleta a priori (como sucedería si hubiera boleta única), los candidatos radicales la pegan con todas las presidenciales que tengan a mano, con tal que no sea la de su propio partido.

El propio Binner -como bien señala acá Barricada- borra con el codo lo que escribió con la mano, y promueve la boleta única para octubre cambiando las reglas de juego del proceso electoral; algo que vetó en Santa Fe cuando la Legislatura lo había sancionado; sabedor además de que todo eso es fulbito para la tribuna: si no es colgándose de su boleta presidencial, ¿cómo renovarían sus bancas el puñado de diputados socialistas de las provincias de la pampa húmeda por los cuáles viene haciendo todas sus movidas políticas del último año?

Ni que hablar de sus aliados (al menos hasta el momento de escribir esto): Lozano, De Genaro, Libres del Sur; expertos en ir colados de alguna boleta, como en el chinchón; y para el caso lo mismo les dio la de Aníbal Ibarra o la de Cristina, o les da la del propio Binner: lo importante son las coincidencias programáticas. Y los contratos, obvio. 

Y hablando de Binner (el candidato al que todos le auguran las mayores chances de crecer, y trepar hasta el segundo puesto), me quiero quedar con las imágenes del jueves y el viernes.

El jueves los docentes santafesinos hacían un paro con movilización, reclamando mejoras en el régimen jubilatorio al candidato que dice que paga el 82 % móvil en sus spots de campaña; mientras Cristina inauguraba por teleconferencia una estación transmisora de la TV digital en Villa Gobernador Gálvez, para que más de un millón de santafesinos de la zona sur de la provincia puedan acceder al servicio. 

Entre ellos, muchos jubilados que accedieron al beneficio estos últimos años (recuerdo el caso de una señora de Misiones), y que en días nada más, van a cobrar el segundo aumento anual de la ley impulsada por el kirchnerismo; que mejoró sus haberes en más de un 37 % el último año.

El viernes, un grupo de vecinos de la zona de la costa hacían una manifestación a la Casa de Gobierno reclamando por las promesas incumplidas de hacer la obra de la Ruta 1; exigiendo una respuesta del gobierno que hace propaganda con el slogan "600 obras, y vamos por más".

Binner no estaba para recibirlos, porque se había ido a Buenos Aires a presentar en sociedad ante los medios porteños, la experiencia santafesina con la boleta única.

Ese mismo día, Cristina inaguraba un ramal ferroviario en la provincia de Buenos Aires (en el pueblo de Jauretche), y terminaba la jornada pasadas las diez de la noche, poniéndole el broche al acuerdo entre empresarios y sindicalistas para aumentar un 25 % el salario mínimo, vital y móvil; foto con Moyano y Yaski incluida.

Aumento menor al que pedían los sindicalistas, pero mayor (mucho mayor) al que seguramente estaban dispuesto a conceder los empresarios.

Si quieren, ahí tienen a mano una explicación sencilla para entender los resultados del 14 de agosto.

Tan sencilla, que sirve perfectamente para entender los que se van a dar el 23 de octubre.

MIENTRAS NO LO CONDENEN A ESCRIBIR LIBROS A BENEFICIO...


...para pagar las deudas con la AFIP no hay problemas, ¿no Barricada?

sábado, 27 de agosto de 2011

LOS LEGISLADORES DEL PJ SIGUEN DURMIENDO LA SIESTA


El jueves se realizó la Asamblea Legislativa en la que se aprobaron pliegos para jueces, y se trataron dos para vocales del Tribunal de Cuentas: uno de ellos (el de Silvia Sahd) fue rechazado con el voto negativo de los legisladores del PJ (aduciendo irregularidades en el concurso convocado por el Poder Ejecutivo para proponerlo), y la abstención de los del Frente Progresista Cívico y social.

Pero lo curioso del caso es que en la misma Asamblea fue aprobado el otro pliego, el de Germán Huber; que surgió como candidato del mismo concurso, y con el mismo método de selección; que nosotros cuestionamos aquí porque entendemos que no garantiza ni la transparencia del procedimiento, ni la independencia de criterio de los seleccionados para formar parte de un órgano de control.

En el caso del pliego de Huber, se invirtió la situación: los legisladores del PJ se abstuvieron, y la aprobación fue resuelta con los votos de los del FPCyS, sin que la crónicas de los medios entren en detalles sobre cuantos legisladores apoyaron al candidato propuesto por Binner.

De por sí el procedimiento seguido (costumbre ya en la Legislatura provincial) es anómalo y contrario a la Constitución de la provincia, cuyo artículo 54 inciso 5) dice claramente que la Asamblea Legislativa presta acuerdo para los magistrados y funcionarios en que la propia CP exige ese requisito, y fija un mecanismo de acuerdo tácito (por el mero transcurso del tiempo), si no se expide.

Es decir que, ante una propuesta de nombramiento que requiere de acuerdo legislativo, la Asamblea lo presta o no; lo que implica que lo admite o lo rechaza, no hay posibilidad de abstenerse, porque de lo contrario puede suceder (y de hecho ha sucedido innumerables veces, y es probable que en este caso sea igual) que un acuerdo sea logrado con un reducidísimo puñado de votos favorables, muchos menos de la mayoría absoluta de los legisladores presentes en la Asamblea; no digamos ya del total de ambas Cámaras.

Cuando los pliegos fueron enviados por Binner a la Legislatura, planteamos aquí la necesidad de que los legisladores del PJ "se despierten de la siesta que -con honrosas excepciones- han dormido estos últimos cuatro años, y presten atención a este tema cuando deban discutir los pliegos enviados por Binner, especialmente el de Huber. (funcionario político de la actual gestión municipal de Barletta, reiteramos por si no quedó claro)

Porque si lo aprueban a libro cerrado -como acostumbran a hacer- después no podrán decir que nadie les avisó, y que no controlan al gobierno provincial, porque no tienen herramientas para hacerlo.".

Y justamente al abstenerse -en contra, reiteramos, de la letra y el espíritu de la Constitución provincial- lo que los legisladores provinciales del PJ lo que han hecho es justamente eso: favorecer la aprobación de un pliego enviado por Binner en un concurso teñido de sospechas, y convalidarlo con un procedimiento irregular y objetable.

Y desde que en este blog se advirtiera del asunto (hace poco más de un mes), las observaciones del Tribunal de Cuentas a los actos administrativas del gobierno provincial se siguieron sucediendo, motivaron al menos tres decretos de insistencia más del propio Binner; y estamos a menos de cuatro meses de que finalice su mandato, sin que se haya conformado la Comisión Bicameral de Control en la Legislatura, para analizar esas observaciones y los decretos de insistencia.

Es por eso que hay que decir que los legisladores provinciales del PJ -de todos los sectores internos- eligieron seguir durmiendo la siesta como en la mayor parte de estos cuatro años (cuestión que tiene no poca parte en la derrota electoral del 24 de julio); sin despertarse para ejercer con eficacia el rol de opositores en que los colocó el voto popular en el 2007.

Esperemos que la modificación de la composición de las Cámaras de la Legislatura provincial que se producirá en diciembre cambie las cosas en este aspecto, para mejor; porque de lo contrario remontar la cuesta de cara a las elecciones del 2015 será cada vez más difícil.

¿POLIARQUÍA TEME QUEDARSE SIN AUSPICIANTES?


Después del urnazo del 14 sigue la catarsis en los medios hegemónicos, en lo que La Nación lleva la delantera: agitando el fantasma de la Quinta Tiranía, los muchachos se ponen nerviosos y escriben una columna de opinión tras otra, que parecen sacadas de las páginas de "Selecciones del Reader's Digest" de la década del 50', en plena Guerra Fría.  

Como pasa con esta nota de Sergio Berensztein, el director de Poliarquía; la consultora estrella del establishment argento.

El artículo repasa prolijamente todos los lugares comunes que desde las elecciones se vienen ensayando; como el peligro de la hegemonía kirchnerista, que el título de la nota revela como una preocupación del autor, pero el desarrollo plantea como estrategia opositora. 

Es lo que pasa después del desastre que resultó para todo el arco anti k el 14 de agosto: los muchachos están descuidados, y se olvidan de los detalles, como sacar de foco al tipo que desde atrás les sopla al oído el libreto a Sanz y los demás opoxitracios. 

Cuando Berensztein hace referencia al evento "cisne negro" (aquí sería en realidad "perro verde", algo que no existe ni podría existir), y lo parangona con el atentado de Atocha (es decir el imponderable que cambia súbitamente el curso previsible de los acontecimientos), hace como que por suerte acá algo así no podría suceder, pero la verdad, no suena muy creíble. 

Pareciera más bien lamentarse de que Duhalde o el "Pata" Medina sean tan torpes que dejen muy  visibles las pezuñas cuando queman trenes en el Roca, por decir un ejemplo.

Es curioso que luego de catalogar (sin mayores argumentaciones, pero los lectores de LN no las necesitan al parecer, saben de los que les habla) al sistema institucional argentino como "sumamente frágil y de pésima calidad", párrafos más abajo plantee casi esperanzado que se intente un atajo a la reforma política que impuso las primarias para ordenar a la oposición -alianzas mediante- en torno a la candidatura de Binner: "especialistas en legislación electoral están explorando los posibles vericuetos", dice el director de Poliarquía; vericuetos de lo que él mismo denomina "un improbable camino legal".

Lo que no dice es quiénes, y por encargo de quién están explorando; ¿de La Nación tal vez?, pero queda claro que -de hallarlo- él lo aprobaría porque después de todo, se trataría de salvar a la patria de "desvíos hegemónicos, personalistas y populistas"; para lo que menta el ejemplo del socialismo independiente en tiempos de Yrigoyen, algo que ya se hizo acá.

Para qué detenerse a discutir sandeces como las posibilidades de que la Argentina bajo el kirchnerismo vire hacia un sistema de partido único como el PRI mexicano, o a un régimen parlamentario (da todo lo mismo para el politólogo de oferta), o cuando dice que gobiernos como el de Chávez (que arrastran once o doce elecciones, en otros tantos años de gobierno) practican "un leve maquillaje de competencia electoral": no es la legislación venezolana la que impide formar partidos opositores a Chávez Berensztein, el problema es que la gente no los vota; o no al menos en el número suficiente para ganarle las elecciones al chavismo.

Resulta además según el director de Poliarquía, que es responsabilidad de Cristina contribuir a reconstruir la oposición, que suponemos se habrá autodestruido.

La pobreza del análisis que hace de lo que denomina "sociedad civil" (así, con comillas) es una muestra del grado de deterioro de determinados ámbitos de las ciencias sociales durante la década del 90', cuando la hegemonía del discurso único del neoliberalismo obturaba toda circulación de ideas que enriqueciera el debate político.

De todos modos hay en la nota un intento por salvar el rol de los medios como productores de sentido e influenciadores de la opinión pública (cuando elogia el dispositivo de medios "estatales y paraestatales" montado por el kirchnerismo), que parece más dirigido a aquéllos en lo que Berensztein es invitado o columnista habitual.

Claro que corre el riesgo de que sea leído como una crítica a los formatos tradicionales de La Nación o Clarín, cuya prédica incesante contra el kirchnerismo se reveló ineficaz en términos electorales.

Pero lo sorprendente es el final de la nota: "El dilema es entonces particularmente dramático: se puede ganar mucho dinero y preservar el patrimonio de los riesgos confiscatorios que traen consigo todos los gobiernos hegemónicos. Sin embargo, la gran pregunta que deberán hacerse los empresarios argentinos es si están dispuestos a sostener las fuentes de pluralismo, diversidad, independencia y espíritu crítico que requiere la sociedad argentina para que no se extinga la llama de la libertad.".

De paso: lo de la llama de la libertad dicho después de "efectivas usinas de formación de contenidos particularmente diseñados para atraer a los jóvenes" marca un contraste un poco fuerte, eh.

¿Cuál es la preocupación del amigo Berensztein, que Poliarquía se quede sin auspiciantes, porque los empresarios que la solventan adviertan que con el kirchnerismo la levantan con pala, y estarían tirando la plata en bancar a tipos cuyos análisis suelen errarle como a las peras?