LA FRASE

"LE MOSTRÉ EL VIDEO DE CUANDO ME TRAGUÉ EL BIGOTE POSTIZO AL EMPERADOR DEL JAPÓN, Y ME PREGUNTÓ QUIEN ERA ESE PELOTUDO." (MAURICIO MACRI)

sábado, 31 de marzo de 2012

TRADICIÓN, FAMILIA Y PROPIEDAD


El anteproyecto de ley presentado por Cristina seguramente traerá mucha cola de comentarios y provocará una ímproba tarea de lobbys y contralobbys de los que están en contra y a favor por cuestiones ideológicas y de intereses: éstos últimos seguramente participarán (directa o indirectamente) en la discusión fundamentalmente por su postura contraria o a favor del gobierno.
Por empezar debemos decir que, quienes encabezaron los trabajos técnicos, gozan de gran prestigio como juristas. Al margen de ello se observa que el anteproyecto toca a fondo distintas cuestiones, sobre todo en materia de familia, y eso abrirá un debate profundo en el Congreso y los medios de comunicación serán las tribunas, sobre todo para los que están en contra del kircherismo.
Debemos decir que desde 1987, en que se sancionó la ley de divorcio y hasta estos últimos años, no se produjeron grandes cambios en la legislación en materia de familia con trascendencia en la vida cotidiana. El matrimonio igualitario y la mayoría de edad son los más conocidos.
Lo que se intenta ahora es aggiornar la legislación, lo cual también tendrá un choque con cuestiones culturales tradicionales que pueden herir toda una vida de pensamientos.
Convengamos que en los últimos treinta años la familia matrimonial tradicional ha sufrido un duro embate: el desprestigio alcanzado en parte se debió a los hechos y en parte a la “mala prensa” a que esos hechos dieron pié.
El conformar una familia dentro de la normativa jurídica implica un compromiso, en ese plano, que culturalmente se ha dado de bruces con la realidad social, en no pocos casos. 
Pero, por otro lado, el derecho no puede estar a espaldas de la realidad, y debe acompañarla lo más pronto posible. En algunas cuestiones podemos estar de acuerdo o no, pero lo cierto es que, con los cuidados debidos, el legislador debe tratar que se resguarden los derechos, fundamentalmente de los más desprotegidos.
En esa mirada, pareciera que las opciones liberales en materia de régimen patrimonial matrimonial, favorecerán el casarse sin temor a que el otro “se quede” con la mitad de lo “tuyo”, modificando así el régimen imperativo actual de ganancialidad, que tiene en mira proteger al más débil económicamente en la relación de pareja. 

Por otra parte, en materia de concubinato (uniones convivenciales las llama el proyecto), si se protegen los derechos en extremo, equipararán en la norma esa institución a la matrimonial, por lo que esté bien o esté mal, sería como lo mismo casarse o no: sus diferencias no serán trascendentes. 

En materia de hijos, el alquiler de vientres, la fertilización asistida y la filiación post-mortem, son cuestiones que se dan en la práctica y que es necesario abordar con detenimiento, aunque ninguna ley podrá hacerlo con el gusto o la idea de todos.
En síntesis, la propuesta no es que sea revolucionaria sino que trata de cambiar diversas cuestiones - y no sólo en materia de familia- yendo al hueso, como ha sido la impronta de este gobierno de casi 9 años, en que ha tratado de acompañar y brindar soluciones a las necesidades sociales.

De ahora en más iremos haciendo en el blog otras entradas puntuales sobre los muchos puntos concretos que contiene el proyecto.
Ah, Beccar Varela, Cosme, salute. 

Seguramente te estaremos viendo.

OVIEDO, A CARGO DE TERCERIZAR LA INFORMACIÓN


(*)
 
El Gobierno se convenció de que no puede hacer el ajuste que planeó (corrección: el ajuste que ustedes dijeron que haría, pero después dijeron que suspendió) porque tendría consecuencias políticas desastrosas, (lo cual demostraría que Cristina no es tan autista como ustedes dicen, ni como para aplicar las políticas que le vienen sugiriendo al kirchnerismo hace nueve años) de modo que quitó un poco los subsidios, se apropió de las reservas del Central y luego recorta pagos o transferencias (¿cuáles,?, alguna precisión vendría bien, ni hablar un número, al fin y al cabo, es una columna de economía, ¿no?) y tira gastos por la cabeza a quien puede. Así razona un político, aliado de Cristina. (primera fuente incomprobable) "A las provincias que viven de las transferencias se les restringen, (¿qué provincias y qué transferencias: la coparticipación y el fondo sojero que son automáticos?) y con eso se las controla; a Macri, que no tiene transferencias, (sí tiene: la coparticipación y el fondo sojero, más los subsidios al subte y los colectivos) le tiran subtes y colectivos por la cabeza", ilustra.(que cosa viejo, ni que fuera el intendente de la ciudad)

Pero el mismo tratamiento se da a algunos sectores empresarios. (ah, les recortan las transferencias y les tiran cosas por la cabeza) "Nos reunimos con Axel Kicillof, (acabáramos, por fin llegamos al tema del título) que tenía al lado a otros dos secretarios de Estado que ante él ni se animaron a hablar", dice un empresario sobre una reunión que tuvo una cámara hace menos de un mes. (“dos secretarios de Estado”, “un empresario”, “una cámara”, vas a batir el récord de fuentes incomprobables de Majul o Nelson Castro) "Nos retó, nos reclamó, nos reprochó de todo", (¿de todo, hasta el perfume que usaban o la ropa que llevaban puesta?) relató, antes de agregar: "Le dijimos que el Gobierno había tomado un montón de medidas que nos subieron los costos, pero apenas escuchó".(¿cuál sería por ejemplo una medida –una solita, eh- del “montón” que “subieron los costos”?, porque si el gobierno no pudo hacer el ajuste -por ejemplo- como vos decís, no aumentaron las tarifas)

Según otras fuentes empresarias, (y otras fuentes incomprobables también) el viceministro de Economía habría estado cortante (¿cómo “habría”, si los retó, les reclamó y les reprochó de todo, que esperaban, que además los cague a piñas?) y dio por terminada la reunión: "Ustedes pónganse al día con todo lo que no están cumpliendo y después nos reunimos de nuevo", dicen que dijo, (ah, la precisión informativa es impresionante) y se paró y dio la reunión por concluida. "Cumplimos todo lo que nos pidió; (acá hubiera estado interesantísima alguna precisión, que se yo, ponéle, pagamos los impuestos, blanqueamos los empleados, a menos que lo que les pidió Kicillof fuera algo más sencillo que se pudiera cumplir en poco tiempo, como pagarle una cometa) cuando volvimos nos atendió un asesor, muy amable, que tomó nota de todo, pero que confesó no tener poder de decisión", relataron los informantes.(obvio, por eso son asesores: asesoran, no deciden)

Como Moreno

De Kicillof relatan (¿quiénes?) que tiene mucha más información y maneja mucho mejor los números, (ah, al final es una nota de elogio) pero que los métodos son los de Guillermo Moreno. "Es viceministro, (eso no es un método, es un cargo) que es un cargo que formalmente no existe, (o sea que menos puede ser un método, y en consecuencia menos que menos igual a otro método) pero es evidente que es de hecho un primus inter pares,(¿y cuáles serían los “pares” si el cargo no existe?) y la razón es bien sencilla y los demás secretarios de Estado la cuentan en voz baja: habla por lo menos tres veces por día con la doctora", dicen, en alusión a la Presidenta. (¿y por qué cuentan en voz baja una pelotudez como esa, que además es “sencilla”?, ¿Moreno también habla por teléfono por lo menos tres veces por día con Cristina? )

"Los planes son claros: si los números de Aerolíneas no dan, hay que obligar a las petroleras a abaratar el combustible; (claro, porque lo lógico sería -si los números no dan- que les pidan que aumenten la nafta, que es la mitad del gasto de la empresa, porque -y probablemente esto no lo sepas, pero te lo contamos “en voz baja”- los aviones necesitan combustible para volar) la UTA anunció que el aumento salarial acordado es de «sólo» el 18%, como dice querer el Gobierno, (no, como ustedes dicen que dijo querer el gobierno) pero no dicen que la larga distancia debe renegociar viáticos en julio y así habrá un aumento del bolsillo mucho mayor", afirman. (¿quiénes?, acá la fuente ya no es incomprobable sino abstracta, ¿qué tiene que ver la UTA con Aerolíneas, ahora los aviones los van a manejar choferes de colectivos?, ¡qué quilombo se va a armar con Piñeyro!) A sectores subsidiados la propia Cristina Kirchner les dijo públicamente que todo incremento del aporte estatal deberá ir a los salarios. (ah, tremendo ajuste: que la plata que pone el Estado en las empresas vaya a los salarios de los trabajadores, ¿y lo anunció públicamente?, se ve que no tiene miedo a pagar los costos políticos por el ajuste, aunque al principio dijiste que sí y por eso lo suspendió) El resto de los mayores costos estará a cargo de los empresarios que el Gobierno dejó de contar entre los amigos.(bueno, por eso son empresarios, lo que implica que la “tercerización del ajuste” de la que habla el título sería algo así como el capitalismo, donde los empresarios -entre otras cosas, eh, el tema es un poco más complejo pero otro día lo charlamos- los empresarios asumen costos por su actividad)

(*) Las negritas son nuestras, el original acá.  

BONFATTI SIGUE HACIENDO LAS PRIMERAS LETRAS


A punto de cumplir sus primeros cuatro meses, la gestión de Antonio Bonfatti parece condenada a volver a empezar recurrentemente todos los caminos recorridos hasta acá para ampliar su base política de sustentación, después del ajustado triunfo electoral del año pasado.

Lograda momentáneamente la paz social con el fin de los últimos conflictos sindicales de envergadura en el sector público (subsiste el reclamo de una parte de los profesionales de la salud), asoma en el horizonte del gobierno un problema más complejo: como cumplir a tiempo con los acuerdos pactados en paritarias -para lo que se necesitan recursos-, mientras se ensayan diferentes ingenierías financieras y políticas para que esos recursos lleguen.

La anunciada reforma tributaria es todavía un borrador que circula por los despachos oficiales, pero no se demora por cuestiones técnicas: en la Casa Gris otean el horizonte político y el panorama en la Legislatura, mientras absorben las quejas (por ahora en sordina) de los sectores económicos que verían incrementada su carga impositiva; con el campo a la cabeza, aunque allí sí se empiezan a sentir, a tono con la historia plañidera del sector.

Como prueba piloto de la reforma llegó a la Legislatura el pedido de autorización para emitir letras de Tesorería, y ya deparó novedades: los 456 millones de emisión pedidos por el gobierno se convirtieron en 556, a partir de la presión ejercida sobre los senadores del PJ por los intendentes y presidentes comunales del partido para que -con el excedente sobre lo pedido por Bonfatti- se financien los aportes que tienen que hacer a la Ley de Financiamiento Educativo.

Punto que requiere una disgresión: es muy interesante ver como la dirigencia política que alaba esa norma fundamental de la gestión de Néstor Kirchner (que permitió llegar al 6,47 % del PBI invertido en educación) en público, busca en privado por todos los medios descargar en otros la responsabilidad de cumplirla.

En el Senado provincial (la Cámara elegida por Bonfatti para ingresar todos sus proyectos) se hizo sentir con todo esa presión de los referentes locales, y la emisión de letras se amplió para darle cabida, postergando al mismo tiempo un pedido de informes del senador Calvo (PJ Castellano, del sector de Omar Perotti), reclamando que el gobierno explique cual es la situación real de las cuentas públicas de la provincia, que destino se daría a los fondos y con quien y de que modo se contrataría la emisión de las letras. 

Claro que eso no impidió que en la discusión se formularan duras críticas a la gestión socialista, lógica consecuencia además del deslucido papel que le cupo en la semana al Ministro de Economía Sciara a la hora de explicar el asunto: el gobierno anunció un plan "de contención del gasto corriente" (hay prevención a usar la palabra "ajuste" viniendo de un gobierno socialista, y tampoco se quiere apelar al "sintonía fina" de cuño cristinista) del que todavía no se conocen medidas concretas; y del que -según admitió el propio Sciara- tampoco se conoce con exactitud como impactará en los niveles del gasto; aunque ya se adelanta que no resolverá el problema acuciante del rojo provincial, que el año pasado alcanzó los 1665 millones.

Se habla (por ahora a nivel de trascendidos) de recortes en viáticos, viajes al exterior (un rubro caro a los afectos socialistas), combustible y pasantías: nada se dice por el contrario de reducir la abultadísima planta política del Ejecutivo (pudriría la cosa con los radicales y demás socios del socialismo en el FPCyS), o encarar restricciones a los gastos en personal. 

Por lo bajo, los funcionarios del gobierno admiten que hay rubros (como los reemplazos en Salud y Educación) que han crecido sin control en los últimos años, pero dudan a la hora de meter allí el bisturí, porque saben que generarán tormentas en un frente sindical que -hoy por hoy- está apaciguado por los acuerdos paritarios. 

Mientras tanto en el plano estrictamente político, los intendentes y presidentes comunales del PJ parecen convertirse en un actor de creciente relevancia: a lo dicho sobre sus presiones para que las letras de Tesorería a emitir por el gobierno también les sirvan para financiarse, hay que sumar otros dos hechos que así lo indican.

Por un lado plantearon en la Legislatura (más concretamente en el Senado, donde por estos días se centran las discusiones) una especie de "contrareforma tributaria": que se aumente la participación de los municipios y comunas en la distribucion del Fondo Soja del 30 % al 50 % excluyendo a Santa Fe y Rosario (ambas con administraciones del FPCyS), que se les permita utilizar todo el Fondo de Obras Menores (y no sólo el 50 % como hasta hoy) para gastos corrientes, y que se aumente el porcentaje que perciben del Impuesto a los Ingresos Brutos del 13,42 % actual al 16 %.

Algunos incluso plantean que de ese modo se mejorarían las cuentas de los gobiernos locales sin necesidad de una reforma tributaria (de la cual tendrían que pagar el costo político si -por ejemplo- se aumenta significativamente el Inmobiliario Rural), que sólo sería funcional a las necesidades del socialismo; afirmación vista por la gestión de Bonfatti en espejo: sin reforma tributaria no hay ningún acuerdo posible con el PJ.

El segundo hecho que marca a las claras el ascendente protagonismo de los jefes territoriales locales del PJ es el lanzamiento del intendente de Venado Tuerto José Freyre como candidato a presidente del partido de cara a las internas del 27 de mayo: la postulación -originariamente lanzada por el Movimiento Evita- recibió el rápido apoyo de Agustín Rossi y Jorge Obeid (confirmando los acuerdos que por lo bajo se tejen entre los dos sectores), y de la totalidad de los senadores provinciales, con la excepción del citado Alcides Calvo.

Del otro lado, los sectores de Omar Perotti y María Eugenia Bielsa tantean el terreno, evaluando con que fuerza cuentan para generar una candidatura alternativa competitiva para las internas; y mientras tanto guardan silencio en relación a Freyre.

La complejidad del panorama político (dentro y fuera de la coalición oficialista: los radicales le reprochan a Bonfatti tener mejor diálogo con los senadores del PJ que con ellos) se suma a las propias de la gestión del gobierno provincial; y la balcanización del peronismo -que en un primer momento el sucesor de Binner pudo entender como un activo a su favor- se está convirtiendo en un problema creciente con el paso de las semanas.

Dentro del archipiélago en que se convirtió el PJ tras su segunda derrota electoral a manos del FPCyS para intentar retomar el control de la Casa Gris, todos reclaman el derecho a tener pista con Bonfatti para convertirse en interlocutores, y canalizar sus propios reclamos.

Razón por la cual un cierre "ordenado" de las internas del PJ no sólo podría ser interés para la dirigencia peronista, sino para el propio Bonfatti: por lo menos podría saber a que atenerse en futuras negociaciones, y no tener que andar constantemente haciendo las primeras letras, recomenzando a labrar acuerdos que ya parecían cerrados.

Como los que vino enhebrando desde que asumió con el núcleo de senadores sobrevivientes del reutemanismo (criatura mítica hoy en vías de extinción), y que se revelaron insuficientes para concretar los proyectos más apremiantes para su gobierno: de ese marco depende tambien la suerte de la reforma tributaria, y de ésta el oxígeno que necesita su administración para poder pensar en algo más que sufrir la coyuntura; como ha sido hasta ahora.  

Y para terminar, el otro hecho resonante de la semana fue la vacancia producida en la Procuración General de la Corte Suprema por el fallecimiento de su titular: genera para el gobierno de Bonfatti la oportunidad de estrenar el mecanismo de designación aprobado por Binner en el 2007 (copiando al pie de la letra el decreto de Néstor Kirchner que dio origen a la renovación de la Corte Nacional) para elegir a su sucesor; y decimos estrenar porque su antecesor en el cargo no hizo ningún movimiento en sus cuatro años de mandato para promover cambios en el máximo (y cuestionado) tribunal.

También genera la oportunidad de demostrar si -como viene sosteniendo el socialismo- la reforma judicial votada por la Legislatura en el 2006 (gobierno de Obeid) está virtualmente paralizada por la resistencia que genera en ciertas estructuras del Poder Judicial que expresaba Bassó, y no porque además hay morosidad del gobierno.    

LAS FRASES DEL MES


1. "No sé por qué no lo entienden, si es muy sencillo: nos dan la policía y los subsidios, terminan las obras, nos dejan aumentar las tarifas, se llevan los delegados y al toque agarramos los subtes." (Mauricio Macri

2. "¿Quién los entiende?, ¡una semana pidiendo en todos lados que hable Cristina, y ahora se quejan de que habló más de tres horas!" (Aníbal Fernández)

3. "Otra prueba de que a Aerolíneas la manejan los de la Cámpora: los aviones usan combustibles JP." (Jorge Lanata)

4. "Con Jaime en Transporte estas cosas no pasaban." (Alberto Fernández)

5. "Lo que más bronca me da de la tragedia de Once es que, antes de que ocurriera, el único experto en trenes era yo." (Pino Solanas)

6. "Al Perito Moreno lo derrumbaron de noche en un operativo conjunto de la Cámpora y Fuerza Bruta." (Elisa Carrió)

7. "Después del discurso de la presidenta hemos verificado un aumento de las vocaciones docentes: es increíble la cantidad de gente que quiere trabajar cuatro horas por día, y tener tres meses de vacaciones." (Alberto Sileoni)   

8. "Es ridículo que Schiavi tenga prohibido irse del país, tendrían que prohibirle volver." (Hebe de Bonafini)

9. "Lo único que me falta ahora es que Binner haga declaraciones apoyando el paro docente." (Antonio Bonfatti)

10. "Si Macri fuera presidente y los ingleses le dieran las Malvinas, seguro que las devuelve." (Aníbal Fernández)

11. "El episodio de Roberto Giordano allanado por la AFIP demuestra que ahora el gobierno va por los peluqueros independientes." (Luis Majul)

12. "Alguno que le avise a González Fraga que ahora está afiliado al radicalismo, así que tiene prohibido hablar de hiperinflación." (Ricardo Alfonsín)

13. "La paritaria con los docentes está trabada porque quieren que el cargo testigo sea el de Fito Páez." (Antonio Bonfatti

14. "El tiroteo empezó cuando "Baby" Echecopar simuló un ataque al corazón: ni dos chorros falopeados le creen cuando actúa." (Chiche Gelblung)  

15. "Ya tenemos fórmula para el 2015: "Baby" Echecopar-Alberto Fernández"." (Héctor Magnetto

16. "Quiero aclarar que no soy el "escritor fantasma" del libro de Laura Di Marco sobre la Cámpora, porque yo nunca escribiría un libro de menos de 500 páginas." (Luis Majul)

17. "Si le sacan todas las concesiones a YPF antes de que yo sea presidente, me vuelvo loco." (Pino Solanas

18. "Si creen que el libro sobre la Cámpora es impactante, esperen a que yo termine el que estoy escribiendo sobre Fuerza Bruta." (Elisa Carrió)

19. "Si la presidenta piensa seguir imitando a Chávez con su "Aló presidente", espero que nos ahorre el bochorno de contarnos sus diarreas." (Nelson Castro

20. "En el FAP no estamos de acuerdo en todo, pero sí en las cosas importantes; por ejemplo todos acordamos que Vicky Donda tiene un buen par de gomas." (Claudio Lozano)  

21. "Yo le erré, me tendría que haber presentado de candidato a gobernador de Corrientes." (Miguel Del Sel

22. "Siempre fui de buscar la palabra justa, pero a veces con palabras nada más no alcanza." ("Baby" Etchecopar)

23. "A Urtubey para presidente no lo veo, ahora para Papa, pica en punta seguro." (Luis D'Elía

24. "Yo voy siempre al Uruguay pero nunca me atendí con los enfermeros esos, simplemente me llamé a silencio después de las elecciones." (Elisa Carrió)

25. "Bonfatti iba a poner el impuesto a la herencia, pero se arrepintió por lo que le iba a costar el choclo que le dejó Binner."(Agustín Rossi)

26. "Roa, Kirchsbaum, Susana Viau: al final para Magnetto la redacción de Clarín es como el centro piloto de Massera en París." (Aníbal Fernández)   

27. "Estas sanciones comerciales son apenas el principio: la administración Obama no descarta el empleo de armas nucleares si Guillermo Moreno no cesa de interferir con las empresas norteamericanas en el país." (Joaquín Morales Solá)

28. "Lo de Florencia Peña en el "Bailando..." es muy sencillo: enanos y travestis ya tuvimos, nos faltaba un kirchnerista." (Marcelo Tinelli

29. "El gobierno está parando en la Aduana los libros importados para obligar a reimprimirlos en Ciccone." (Jorge Lanata)

30. "La reforma al Código Civil no es tan profunda como el gobierno plantea: habrá divorcio express, pero el embarazo seguirá siendo de nueve meses." (Luis Majul)

31. "Calvin Klein se va del país: otro muestra más de que el kirchnerismo nos está dejando en pelotas." (Jorge Asís)

viernes, 30 de marzo de 2012

CONFIRMADO: CUALQUIER BOLUDO ES INTELECTUAL


Mirá si se la iba a perder, es más: los amigos lo cargaban porque aparecían todos los boludos, y él se quedaba afuera. 

EL EXPERIMENTO PORTEÑO III


Por Raúl Degrossi

La conferencia de prensa de Macri rechazando el traspaso de los subtes aprobado por una ley del Congreso no es solamente un bochorno institucional, o la exhibición de un patetismo político (expresión de la escasa envergadura del personaje) tan evidente, que no escapa aun a miradas contemplativas para el hombre del PRO; como lo comprueba esta columna de Eduardo Fidanza en La Política On Line.

Es una muestra más de la necesidad de abordar en serio -en una futura reforma constitucional- uno de los mamarrachos más grandes de la reforma del 94': la autonomía porteña; un verdadero ornitorrinco institucional (una especie de animal inclasificable) que analizáramos acá y acá; al que le abrió la puerta el artículo 129 de la Constitución reformada, y que la Ley Cafiero (24.588, de 1995) intentó morigerar poniéndole algo de sensatez, para preservar los intereses del gobierno nacional mientras la ciudad fuera la capital del país. 

Y hablando de la ley Cafiero: con sólo leerla resulta clarísimo que los servicios públicos que hoy son motivo de controversia (el subte y los colectivos que agotan su recorrido en la CABA) no pueden ser gestionados por otro que no sea el gobierno de la ciudad, al punto que la ley reserva a la Nación la facultad de fiscalizar los servicios que exceden el ámbito territorial del distrito porteño; lo que obviamente alcanza a los ferrocarriles y al agua potable, las cloacas y la electricidad, en éste caso más por su particular organización (fruto de viejas concesiones del Estado nacional) que por su naturaleza y despliegue.

Y otro tanto cabe decir del remanido tema de la seguridad: la reforma pedida por Macri a la ley en el 2007 le posibilitó crear la Metropolitana, pero el ensayo quedó atrapado en la lógica macrista del quiero y no puedo, o las devoluciones; y pretender que el Estado nacional solvente el tema es un absurdo: los efectivos de la Federal en los 200 kilómetros cuadrados de la ciudad son la misma cantidad con que cuenta la policía de Santa Fe para cubrir más de 133.000 kilómetros cuadrados.

Seamos serios entonces: o Buenos Aires es un municipio como cualquiera de la Argentina (que no tienen policía de seguridad a su cargo), o por su envergadura y recursos crea su propia policía, la sostiene y asume hacerse cargo de garantizar la seguridad de sus ciudadanos; se ve claro ahí como el experimento autonómico constitucional permite las comedias de enredos en que está el asunto desde que Macri es Jefe de Gobierno.

Jefe de Gobierno (lo dije una vez y lo repito: el título es una concesión constitucional al ego porteño) que -más allá de Macri- tiene resueltos de antemano la mayor parte de los problemas de gestión que son de escala municipal -y en el mejor de los casos provincial- por inversiones nacionales (asfalto, agua, luz, gas, subtes); fruto de años de unitarismo económico que desmintió al federalismo proclamado en la Constitución.

El experimento de la autonomía porteña (desentendido en su praxis de esas rispideces que desvelan a cualquier intendente de otro lugar del país) pudo dedicarse -ya en tiempos de gobiernos identificados como progresistas- a desarrollar en el Estatuto Organizativo de la ciudad exquisiteces constitucionales rayanas en el delirio.

Sobre todo si se las mide desde el escaso sustento real que les da la interminable fragmentación política que se reproduce y amplía en el distrito, o desde la absoluta incapacidad para desarrollar niveles de gestión pública mínimamente acordes con los enormes recursos per cápita de que dispone el Estado porteño; tanto antes como después de la llegada del PRO al gobierno.

Por eso es imprescindible revisar en el futuro la idea de la autonomía porteña, en un contexto más amplio (como por ejemplo la creciente conurbanización de la CABA en términos sociales, algo que viene planteando hace un tiempo Artemio López) para reducirla institucionalmente a escala municipal, y acorde con eso fijar su régimen de relaciones con el Estado federal; preservando el principio de elección popular de sus autoridades.

Porque además está en entredicho la viabilidad del supuesto político sobre el cual la autonomía porteña fue concebida en el 94': la "isla ilustrada" que refulgía como un faro de civilización opuesta a las rusticidades del interior, mayoritariamente en poder de los peronismos de distinto signo, la cabecera de playa para la reconquista de la Argentina por las supuestas alternativas superadoras (por derecha o por presunta centroizquierda) del movimiento fundado por Perón.

La saga de los subtes pone un interrogante -mayor aún que las vacilaciones y la abulia de Macri- a la demorada proyección nacional del PRO, enzarzado ahora en una pelea con la UCR (única estructura política con desarrollo territorial sobre la que montar su expansión hacia el interior); lo que demuestra rotundamente la maestría de la jugada de Cristina al remitir el tema al Congreso.

Pensar desde la plataforma que brinda la autonomía porteña (como se viene haciendo desde 1994) una alternativa opositora al gobierno nacional -entonces el menemismo, hoy el kirchnerismo- y pretender rodearla del discurso "federal", es un delirio cuya pervivencia sólo se puede explicar desde la ceguera que genera en algunos sectores su atátiva hostilidad a la persistencia del peronismo como dato central de la cultura política argentina.

Los pucheritos rebeldes de Macri (quizás inconciente de sus repercusiones institucionales, como una probable intervención si se niega a cumplir con una ley del Congreso) llegan al extremo de banalizar precedentes históricos de las luchas civiles argentinas, como cuando reclama a su modo bananesco que le transfieran el puerto.

Y la autonomía consagrada por los constituyentes del 94' es una concesión parecida a los senadores nacionales otorgados a la Capital por Gorostiaga en el texto original de 1853 (algo que no estaba en el proyecto de Alberdi, acorde a lo que sucede en cualquier país federal, como EEUU o Brasil) para seducir a los autores de la secesión porteña de 1852; como años después -tras el Pacto de San José de Flores y pese a que los porteños fueron derrotados en Cepeda- les permitirían analizar la Constitución sancionada en Santa Fe y proponerle reformas, que luego fueron casi todas aprobadas.

Insistir en la vigencia del experimento de la autonomía porteña es como si el mitrismo hubiera vuelto a ganar la batalla de Pavón (e igual que entonces: por abandono provinciano) un siglo y medio después. 

DÓLARES, ERRORES Y OPERACIONES

Uno de los puntos con los que viene martillando el dispositivo mediático opositor desde el triunfo electoral de Cristina es la disparada del dólar; sabedores de todo lo que eso implica para la economía y la sociedad argentina.

Contribuyen de ese modo a generar un escenario de incertidumbre económica, en el que además ellos mismos y los intereses de los que son voceros pueden obtener enormes beneficios, forzando (o pretendio hacerlo) al gobierno a devaluar.

En ese contexto, hace meses vienen fogoneando el asunto de la cotización del dólar "paralelo" y sus múltiple denominaciones y variantes: "blue", "contado con liqui", "dólar cable" y varios etcéteras más.

Al extremo de brinda extensos manuales de "asesoramiento al inversor" sobre el funcionamiento de las operatorias, omitiendo deliberadamente un detalle esencial: son ilegales, operan en el filo del delito (después reclaman por el respeto a las instituciones, o claman por supuestos hechos de corrupción) y son una variante más de las múltiples bicicletas financieras que tantos estragos han causado en la historia económica del país.

Incluso le dan un toque de dramatismo al tema (propio del clima de revival del 2001 que tratan de crear), difiriendo en el valor que alcanza ese "dólar paralelo" dentro del mismo día, y a veces dentro de la misma edición de un mismo diario: el asunto es generar la idea de que es una variable clave de la economía que el gobierno no controla.

En ese contexto hay que leer lo que pasó en la edición de La Nación de hoy por la mañana temprano, con esta secuencia de imágenes:

 
Tenemos allí que el "contado con liqui" llegó a una cifra, y el Banco Central lo bajó luego (en el transcurso de la jornada) a otra, pero siempre muy distante del dólar oficial.

La misma noticia, si uno pasa el puntero del mouse por encima, arroja esta otra captura de pantalla:


Si bien no todos hacen lo que nosotros (pasar el puntero del mouse para ver el "segundo título" de la nota) queda claro un punto: el Banco Central está interviniendo en el mercado del dólar paralelo, y vende bonos en dólares; claro que esta segunda precisión no está en el título.

Por ende el lector desprevenido (el de la edición de papel por ejemplo) puede pensar que el BCRA está interviniendo en ese mercado paralelo como lo hace en el oficial: vendiendo dólares para que el precio baje, o sea perdiendo reservas para contener una disparada del billete verde.

Esa es justamente la idea, porque además vean lo que pasa cuando se abre la nota:


Como ven, no menciona al Banco Central en ninguna parte (como decía el título y la segunda imagen), y la que vendió bonos en dólares fue la ANSES, pero además nos dicen que el "blue" (una de las variantes del dólar ilegal: recalquemos esto) "ascendió" para llegar a $ 4,94, o sea casi cuarenta centavos menos que los que figuran con letra grande en el título principal de la nota.

Lo que deja claro que no se trata de simples errores de compaginación de la edición digital del diario, sino de una más de tantas operaciones que se tejen desde el dispositivo mediático opositor, en este caso contra el rol del BCRA.

La idea es demostrar que, pese a la reforma de la Carta Orgánica, el Central es impotente para contener la inminente disparada del dólar (que ya se estaría verificando sin pausa en los mercados paralelos), y más temprano que tarde, el gobierno se verá forzado a devaluar para acompañarla y acortar la brecha con la cotización del mercado regulado.

EL SOCIALISMO POSTULARÍA A MIRTHA LEGRAND PARA PROCURADORA



jueves, 29 de marzo de 2012

NO HAY NADA MÁS VIEJO QUE UN DIARIO DE AYER



En fin, se hace lo que se puede.

QUE LE VAYA BIEN


Alguien le tendria que avisar al diputado Rubeo que los santafesinos eligieron al peronismo el año pasado (al no votarlo para que asuma el gobierno) para que cumpla el rol de oposición al gobierno del Frente Progresista.

Oposición, no para buscar socavar al gobierno o voltearlo, ni para obstruir sistemáticamente todo lo que plantee aunque vaya en la misma línea de lo que uno piensa (como hacen los legisladores del FAP en el Congreso ante cada proyecto de Cristina, sin ir más lejos).

Simplemente oposición: señalando lo que está mal, reaccionando en forma oportuna (no por ejemplo cuestionando las contrataciones extrañas un año más tarde, como vemos acá), ejerciendo en plenitud el rol de control, presentando propuestas creíbles y superadoras de la mediocridad del gobierno provincial.

Sin preocuparse tanto por destacar -como lo hace Rubeo cada vez que le ponen un micrófono o cámara adelante- la buena predisposición al diálogo de Bonfatti, lo "distinto" que es de Binner (¿o acaso no fue su ministro estrella por cuatro años, y responsable del diálogo con la Legislatura y los partidos políticos?), y sus deseos de que le vaya bien.

Debe haber pocas zonceras tan vacías de contenido político concreto que se repitan con tanta frecuencia como la que dijo Rubeo: ¿qué significa que le vaya bien a Bonfatti, hay una identificación absoluta entre los deseos políticos del gobernador y el destino del conjunto de los santafesinos?

Porque a lo mejor Bonfatti considera que le está yendo bárbaro (aun en medio de las graves dificultades de su gobierno), justamente porque cuenta con la anuencia y la complicidad (por acción u omisión) de un peronismo provincial fofo, deshilachado y sin discurso ni organización política.

Decíamos dificultades de su gobierno, y sin ir más lejos, en cuanta oportunidad tiene el socialismo por boca de sus funcionarios, las atribuye a la hostilidad del gobierno nacional: se ve que la buena onda que tira constantemente el diputado Rubeo es un amor no correspondido.

O a lo mejor al que le está yendo bien (justamente por la "vocación de diálogo" de Bonfatti) es al diputado Rubeo, desde que fue elegido presidente de la Cámara de Diputados.

Todos sabemos (ya ni el gobierno socialista lo niega) que el Estado provincial necesita financiamiento para solventar sus gastos.

El tema es que lo que le corresponde a la oposición -si quiere actuar con seriedad y responsabilidad- es indagar como se llega a esa situación, cuanto hay en ella de fuerza mayor o consecuencias del contexto económico, y cuanto de impericia del socialismo en la gestión del Estado; que intuimos (y tenemos datos que corroboran la intuición) que es bastante.

En definitivas, ni más ni menos que cumplir con el rol que le asignó el voto de los santafesinos.

Porque para escuchar mensajes de paz y buenas ondas ya lo tenemos a Lamberto.

REFUTANDO LEYENDAS: "FEDERALISMO INVERTIDO"


Lo que ven es el acta de la Cámara de Diputados de la sesión de ayer, en la que se terminó aprobando el traspaso de los subtes a la ciudad de Buenos Aires, más concretamente los votos negativos y las abstenciones.

Entre los negativos, además de los previsibles del PRO y de los opositores seriales a todo lo que venga del gobierno (Patricia Bullrich, Graciela Camaño, el colorado De Narváez, Graciela Ocaña, la diputada de Castells Ramona Pucheta), se pueden destacar las de los ¿reutemanistas? santafesinos Carranza y Germano, el socialista porteño Roy Cortina y la inefable Vicky Donda; que volvió a votar igual que Prat Gay y Ramoncito Puerta, algo que ya se le está haciendo costumbre.

Justamente ayer acá planteábamos la confusión reinante en el FAP y no sólo en éste asunto: ya la señalamos recientemente cuando se modificó la Carta Orgánica del Banco Central

Entre las abstenciones sobresalen las de Proyecto Sur, el degeneradismo de Unidad Popular (incluyendo la del mismísimo ministro del Interior de Bonfatti) y la de los socialistas santafesinos: Elida Rasino (la defensora de pobres), Alicia Ciciliani (una debilidad de este blog) y Juan Carlos Zabalza.

A ver, hagamos memoria: ¿cuántas veces hemos oído a los socialistas locales (empezando por el mismisimo Hermes claro) decir que "vivimos en un federalismo invertido, porque la plata se va de las provincias y no vuelve, y Santa Fe pone tanto y no le dan lo mismo, bla, bla, bla...."?

Millones.

¿Cuántas veces los escuchamos a Ciancio, a Boggiano (el Secretario de Servicios Públicos), a Lifschiz, a Mónica Fein, a Giustiniani (que también se abstuvo en el Senado) criticar el sistema de subsidios al transporte público porque -dicen- discrimina a las ciudades del interior en beneficio de los subtes y colectivos de la Capital Federal y del conurbano?

Varios millones más.

¿Se les ocurre en lo inmediato -así a mano, con un caso actual y concreto- un ejemplo más práctico de distorsión al federalismo que el hecho de que todos los habitantes del país les paguemos el subte a los porteños, siendo que el único lugar donde existe es en Buenos Aires, que es la ciudad más rica de la Argentina?

No hay muchos otros ejemplos a la mano tan contundentes, ¿no?

Y entonces ¿que hacen los grandes defensores del federalismo, los Chachos Peñalozas, los Brigadieres López del socialismo santafesino cuando se trata una ley que dice que los porteños se hagan cargo de los subtes?

Se abstienen, que si no es como votar en contra, es como decir "no me interesa el tema o francamente, no sé que opinar".

En fin, si alguno lo entiende por otro lado que no sea no quedar pegados votando algo que propone el gobierno nacional, o cuidando la quintita de votos que sacó Binner en Palermo y Recoleta, se agradecerá que aporte una explicación.

BREVE (BREVÍSIMO) CURSO DE PERONISMO BÁSICO PARA MOYANO


A ver, Huguito: a esta altura queda medio mal que nosotros desde acá te digamos que no sigás ladrándole a la luna desde los medios opositores porque así Cristina no te va a dar pelota.

Si no te atendía antes, cuando la relación estaba mejor, ¿pensás que lo va a hacer ahora, porque se lo pedís desde lo de Nelson Castro o Morales Solás?

Difícil.

Pero hay otra parte que no se entiende, eso de que "el líder de la CGT tiene que gustarle a los trabajadores, no a la presidenta" y lo de que "quienes estuvieron al frente de la CGT por incidencia de un gobierno fueron repudiados".

Sobre todo esto último: no sabíamos que de golpe te habías vuelto trosco (en tus palabras, no las nuestras) y la verdad, nos confundís un poco.

Porque hace poquito (menos de dos semanas) salieron estos afiches en las calles de Buenos Aires, con tu firma y la del "Momo" Venegas (alguien que no es repudiado por los trabajadores, al parecer):

     
Reivindicando a Rucci, del peor modo: maccarteando a Agustín Tosco, un dirigente sindical ejemplar; y que se tomaba en serio lo de la "autonomía de la clase obrera", postura muy respetable por cierto, pero nada peronista.

Para el peronismo los trabajadores son no sólo su principal base electoral (en definitivas, el peronismo es la identidad política que han elegido la inmensa mayoría de los trabajadores argentinos desde 1945), sino la columna vertebral de un frente de clases para lograr las tres banderas históricas: soberanía política, independencia económica y justicia social.

Frente donde convergen -junto a los tabajdores- sectores de la clase media, del estudiantado, de los empresarios: justamente cuando esos otros sectores abandonaron el barco, el frente se empezó a resquebrajar, con las consecuencias conocidas.

Eso es el peronismo, que nunca fue un partido laborista (y si no preguntále a Cipriano Reyes), ni un partido clasista a la usanza de la izquierda tradicional: te guste o no, bueno o malo; nadie se puede llamar a engaño sobre ese punto.

Menos si -como vos hacés- está a cada rato blandiendo el peronómetro.

Pero volvamos a Rucci, reivindicado por vos y el "Momo" en los carteles, con el nada sutil propósito de ganar adhesiones al interior del peronismo denostando implícitamente "a los montoneros que nos gobiernan", con el deplorable recurso de pegarle a Tosco.

¿Vos creés por ventura que en 1973 a Perón le daba lo mismo que en la Secretaría General de la CGT estuviera Rucci o Tosco?

Justamente la importancia de Rucci (y no lo estamos reivindicando acá, sino simplemente recordando el rol que cumplía en el dispositivo político conducido por Perón) era sumar la pata trabajadora a la mesa del Pacto Social; de modo de poder llevar adelante la reconstrucción del país  -después de 18 años de proscripción del peronismo en el poder-, conciliando intereses entre todos los sectores que conformaban el frente nacional.

A los trabajadores entonces les chupaba un huevo quien conducía la CGT: les importaba que había vuelto Perón al país y al gobierno; y les bastaba cualquiera allí, con tal que cumpliera su rol dentro del plan de Perón; que por algo sacó casi el 62 % de los votos.

Esa es la relación histórica del peronismo con el movimiento obrero organizado y la CGT, desde el mismo 17 de octubre de 1945: en tanto accedió al poder siempre por el voto popular, en el peronismo conduce quien es votado por el pueblo para gobernar.

Que ahora es Cristina, ¿o por quién creés que votaron los trabajadores el 23 de octubre?

La disputa por la Secretaría General de la CGT es secundaria, no perder de vista el tablero completo y lo que se juega hoy en el país es fundamental.

Y en el 73' Rucci (a su modo) lo comprendía y era funcional al plan político de Perón, y por eso estaba donde estaba.

A menos que no comprendas eso (troncal en el peronismo), y de golpe te hayas vuelto trosco, o al revés: lo que reivindiques de Rucci sea lo peor de él; que era un obsesivo "cazador de troscos".

Pero mientras se aclaran los tantos, no andemos por ahí -como decía Perón- echándonos la suerte entre gitanos, y llamemos a las cosas por su nombre.  

Sobre todo porque si todo este quilombo es por la guita de las obras sociales, tampoco se la deben a Perón, si no a Onganía. 

miércoles, 28 de marzo de 2012

AHORA SE ENTIENDE POR QUÉ LE DICEN GÉLIDA


Una joya la muchacha: antes había tildado de piqueteros a los estudiantes que reclamaban porque cesantearon a unos docentes.

Y ahora esto: faltó que dijera también que los pobres tienen poco apego al laburo o a la higiene, o a las normas morales; porque al fin de cuentas es casi lo mismo que dijo.

Que tiene un tufillo goriloso como las declaraciones de Sanz, Del Sel o el ministro de Salud de Corrientes sobre la AUH: o sea, los pobres sólo van a la escuela -o hacen como que van, según el análisis que hizo hace poco Alieto Guadagni, según nos cuenta acá Artemio- si hay guita de por medio.

Claro, no todos pueden tener tanto apego a la educación como ella: tanto, que se fue del Ministerio, pero se quedó con unas horas de cátedra; de recuerdo de su paso por allí.

En fin, seguro que será juzgada por éstas declaraciones por un tribunal revolucionario del FAP integrado por Vicky Donda, el pelado Tumini y el "Toni" Riestra; y la expulsarán del bloque.

Es cuestión de horas nomás.  

ESTÁS DESORIENTAO Y NO SABÉS QUE SUBTE HAY QUE TOMAR PARA SEGUIR...


No queremos ni pensar lo que va a pasar con estos muchachos cuando se discuta la reforma al Código Civil y al Código de Comercio; que son como 2500 artículos: se van a quedar encerrados en el Congreso discutiendo hasta que se cumplan 300 años del nacimiento de Vélez Sarfield.

Y Binner dice que se están consolidando como alternativa a partir de un programa común.

Debe ser "Bailando por un sueño".

JOACO LO ESPERA TODO DE LA EMBAJADA


(*)

Entre Barack Obama y Cristina Kirchner (o entre sus administraciones) hay un conflicto político. (empezamos bien, con revelaciones exclusivas) Tal vez existan también ciertas decepciones de cada uno respecto del otro. (sí, con el último Premio Nobel de la Paz que había estado Cristina era con Pérez Esquivel, y hay diferencias; y Obama se sorprendió al saber que la capital de la Argentina no es Río de Janeiro) El gobierno de Obama creyó siempre que la salida de George W. Bush de la presidencia, y el fin de algunas de sus políticas, podían cambiar fundamentalmente la interlocución norteamericana con muchos líderes del mundo. (lo cual demuestra que es bastante nabo o cínico, sobre todo porque no le puso fin a ninguna de las políticas de Bus en relación al mundo, y si no pregúntale a los presos de Guantánamo) La presidenta argentina cultiva más la ideología que las cuestiones prácticas: (bueno, eso lo decís vos, no te mantenés cuatro años en el poder y ganás con el 54 % sólo con ideología, pero son detalles) un gobernante demócrata en lugar de un republicano en Washington, se convenció, abriría la posibilidad de una nueva era en las relaciones bilaterales. No hacía falta nada más. (otra suposición tuya, a menos que hablés día por medio con Cristina; de hecho los norteamericanos pensaban lo mismo y fijáte como les fue aunque lo votaron al morocho, que también pensaba lo mismo: la sola salida de Bus mejoraría las cosas)

Sólo en ese contexto, en el que últimamente se dieron varios acontecimientos (¿cuáles?) siempre negativos, (¿para quién?) puede explicarse la dura carta de Obama al Congreso, en la que comunicó la cancelación de las facilidades (¿facilidades, que era, una tarjeta de crédito?) para exportar algunos productos argentinos. El argumento formal (pero no por eso menos cierto) fue que la Argentina no cumple con las sentencias del tribunal internacional del Ciadi, que condenó al país a pagar resarcimientos a dos empresas norteamericanas.(ah, o sea que se confirma lo que todo el mundo sospecha: el negro es un mulero, y lo del CIADI es apenas una excusa, vamos a ver si más adelante nos revelás cual es el problema real)

El gobierno de Cristina Kirchner quiere llevar esos juicios terminados a los tribunales argentinos, instancia que nunca estuvo prevista en ningún acuerdo; (error: lo dice expresamente el artículo 54 del Convenio del CIADI, deberías informarte mejor antes de sanatear) es una estrategia para demorar los pagos. No es mala: los jueces argentinos podrían estar varios años sentados sobre esos expedientes.(¿eso te lo contó Magneto a partir de la experiencia de la ley de medios, o Ernestina por lo de los hijos?)

Pero ¿se habría llegado simbólicamente a tanto si no hubiera existido antes un clima de frialdad, de distancia y, por momentos, de tensión? La decisión de Obama es, en efecto, simbólica. (o sea, al pedo, guiada por la ideología y no por cuestiones prácticas, pero en este caso no lo criticás porque se trata del yanqui) El monto en cuestión es de apenas unos 300 millones de dólares, un monto muy pequeño en el volumen total de las exportaciones argentinas.(otro error: en realidad el monto es menor todavía: eso es lo que reclaman en los juicios, lo que tendrán que pagar las empresas que exportan a EEUU son 18 millones, venís flojito de información, eh) Tampoco cierra las puertas de los Estados Unidos a las importaciones argentinas, ni siquiera a las afectadas directamente por esta decisión. (siempre tomando decisiones cruciales entonces el morocho, eh) Sólo las despoja de un excepcional sistema arancelario.(tan excepcional que se aplica como a mil países, que son los que ellos consideran “pobres”, ¿averiguaste al menos de qué estás hablando antes de sentarte a escribir?)

El problema es político, en efecto. A Washington le pasa lo que le sucede también a gran parte de las capitales occidentales: no saben cómo tratar a la Argentina ni cuáles son los temas con los que disienten o cuáles son las cuestiones con las que acuerdan. (ah, podrían haber preguntado a vos y listo: así sabrían que con el gobierno argentino, siempre hay que disentir, es fácil) No hay, por lo tanto, una clara agenda política. (¿y entonces como surgió el problema político del que venís hablando, si no saben en que están de acuerdo y en qué no?) La indiferencia es tan grande que Obama tomó esa decisión comercial pocos días antes de la próxima Cumbre de las Américas, que se realizará el 14 y el 15 de abril en Cartagena, Colombia.(o sea que si la indiferencia es grande, no da ni para tener un problema, y si se preocupó de tomar la medida antes de la cumbre es porque le interesa que se sepa, o sea no hay indiferencia, no se entiende che)

Después del maltrato (¿vas a contar algo de tu vida íntima?, por fin leeremos algo interesante) 

Ya no espera nada de la presidenta argentina. (¿quién? ah, Obama, hay que leer el título cierto) En la anterior cumbre, en Trinidad y Tobago, Washington pidió especialmente a Cristina Kirchner que no hiciera mención a la cismática cumbre de Mar del Plata, en 2005. (¿Washington está vivo, vos le hiciste un reportaje que sabés lo que pidió, son tan viejo que lo conociste?) El entonces presidente norteamericano, Bush, se fue ofendido y maltratado. Washington nunca olvidó, ni aun con Obama, ese agravio a la institución presidencial norteamericana. (a ver esperá: ¿no era que Obama esperaba que el mundo lo mirara distinto que a Bush porque iba a cambiar sus políticas?, ahora resulta que había que rendirle un desagravio) Cristina Kirchner dedicó en Trinidad y Tobago la mayor parte de su discurso, al revés del pedido washingtoniano, (se confirma entonces: hablaste con el mismísimo George que está en los billetes) a elogiar los desenfrenos de Mar del Plata. ¿Qué podría esperar ahora Obama de la líder argentina? (depende de lo que le haya prometido, si no le prometió nada -porque ni siquiera vos, que los tratás íntimamente, dijiste que respondió Cristina al presunto pedido “de Washington” para que no recordaran la cumbre de Mar del Plata- no tenía que esperar nada)

El hilo de las ofensas y sus respuestas se hizo luego muy largo. Obama visitó América del Sur, pero viajó a Brasil y a Chile, sin pisar la Argentina. El gobierno argentino le contestó a ese desplante (desplante hubiera sido si anunciaba que venía y después no venía, y la dejaba a Cristina con el asado listo al pedo) con la incautación de un avión militar norteamericano y su carga, que había aterrizado en Ezeiza para trasladar tropas y material sensible para un curso acordado de entrenamiento a policías argentinos. (acordado las pelotas, y no se entiende que tiene que ver que el grone no haya venido al país en un viaje que nunca dijo que iba a hacer, con un avión que mandaron ellos y no lo pedimos nosotros, así con tanta hipersensiblidad es inevitable que la gente se termine peleando) Una de las valijas decomisadas en el aeropuerto personalmente por el canciller Héctor Timerman guardaba las claves secretas del Pentágono, que debieron ser cambiadas en el acto.(¿y para qué necesitaban claves secretas si el curso de entrenamiento era acordado entre los países?)

Washington comenzó a votar después, sistemáticamente, contra la concesión de créditos a la Argentina en el BID y en el Banco Mundial. (lo cual no es malo después de todo: en la época de Menem votaban siempre a favor y mirá como terminamos en el 2001) Aparecieron, además, dos protagonistas con enorme poder de lobby en Washington: las dos empresas norteamericanas que no cobran las sentencias del Ciadi, por un lado, y los últimos tenedores de bonos argentinos en default desde 2001. (o sea dos coimeros traficantes de influencia que pusieron plata en la campaña de los dos partidos de allá, al lado de los cuáles Ciccone es un poroto, pero en éste caso son “intereses legítimos”, interesante el doble estandard·que manejás para situaciones iguales) Estos bonistas no aceptaron entrar a ninguno de los dos canjes propuestos por el gobierno de los Kirchner, en 2005 y en 2010. El lobby existe, pero tiene más poder cuando no existe ningún interés político que lo modere.(o cuando ese interés político les debe favores non sanctos o plata para la campaña)

Escandalizados

Sabe a extraño que el gobierno argentino se haya escandalizado por un medida arancelaria que dificulta las exportaciones argentinas. ¿No es eso lo que hace Guillermo Moreno, sostenido por la pública defensa presidencial, con las importaciones de cualquier procedencia? (a la inversa, sabe a extraño que vos te escandalices por lo que hace Moreno -que al fin de cuentas no es represalia contra ningún gobierno extranjero por haber ofendido a Cristina- y aplaudas lo que hace Obama, que es igual) El mundo está lleno de pecadores en materia comercial. (¿sólo en materia comercial, mantener prisiones clandestinas donde se tortura o invadir países para sacarles el petróleo como hace Obama no es pecado?, tremendo el nuevo catecismo, eh) China traba muchas importaciones y también Brasil. Eso sí: cometen pecados metódicos, perfectamente reglamentados. (ah, o sea que hay un manual para pecar, sería como la Biblia del Anticristo) Ninguno ha depositado en la voluntad de un solo hombre la decisión de abrir o cerrar las puertas de sus aduanas. La diferencia puede parecer pequeña, pero no lo es. (no, es inexistente) Puede haber reglas buenas o malas, pero mucho peor es que no las haya.(bueno, darle mucho poder a un tipo es una regla, de lo contrario no tendrían sentido la monarquía o el presidencialismo ponéle)

La política comercial de Moreno (y de la Presidenta) (ah, entonces es de un hombre y una mujer) le ha quitado al país la autoridad moral para denunciar el proteccionismo de las naciones más desarrolladas. (¿sí che?, mirá vos, o sea que entonces ganan los pecadores en materia comercial que llenan el mundo; te vas a tener que ir a confesar con esas ideas, eh) Esta política de denuncia del proteccionismo fue ejercida por los gobiernos argentinos desde Alfonsín hasta Néstor Kirchner. Resulta que ahora la Argentina se ha convertido en el país más proteccionista de Occidente. ¿Cómo reprocharles a los otros lo que uno mismo hace? (lógico, es como si vos hablaras de moral, valores y no mentir, ¿no?)

En esa encrucijada sin explicación (¿cuál, la del conflicto político que dijiste al principio que hay entre Argentina y EEUU?) tiene sentido la extravagante queja del canciller Timerman, que dijo que el país no cumple con las sentencias del Ciadi, pero sí cumple con los juicios de resarcimiento a los familiares de las víctimas de las violaciones de los derechos humanos. No hay relación alguna entre una cosa y la otra. (sí: las víctimas de la dictadura fueron a la Corte Interamericana de DDHH y luego aceptaron reclamar en los tribunales del país que se cumplieran las sentencias; otra vez estás flojito de información) Pero fue una manera de llenar con palabras la carencia de argumentos. (debe haber aprendido leyendo tus columnas) Fue, también, la insistencia en un método demasiado repetido en los últimos tiempos: halagar los oídos de la Presidenta con las cuestiones que a ella le agradan. El método puede ser eficaz, pero termina cambiando de tema y enterrando los problemas, irresueltos. (bueno, a vos te pasa lo mismo con los dueños del diario y los de TN, y si te ponés a ver los resultados del 23 de octubre, tampoco les fue muy bien que digamos)

(*) Las negritas son nuestras, el original acá.