LA FRASE

"LE MOSTRÉ EL VIDEO DE CUANDO ME TRAGUÉ EL BIGOTE POSTIZO AL EMPERADOR DEL JAPÓN, Y ME PREGUNTÓ QUIEN ERA ESE PELOTUDO." (MAURICIO MACRI)

lunes, 30 de abril de 2012

TRECE MESES DE NESTORNAUTAS


La verdad es que este mes de abril vino muy movidito -con lo de YPF y demases- y se nos pasó por alto un detalle: el 1º de abril del año pasado aparecía en la blogósfera el primer posteo de éste blog; con lo que mañana (justo el Día del Trabajador), cumplimos trece meses ininterrumpidos, posteando todos los días.

Nestornautas es -obviamente- un blog político, y uno de los medios de expresión de nuestra agrupación: la Corriente Kirchnerista de Santa Fe.

Como tal, parte de una lectura y toma de posición concreta frente a la realidad: el apoyo y acompañamiento al proyecto político que gobierna la Argentina desde el 25 de mayo del 2003; y que hoy encarna Cristina Fernández de Kirchner, ése es el lugar desde el cual hablamos.

Lugar que no nos ha impedido hacer todas las críticas y señalamientos que creímos oportunos, cuando no compartíamos decisiones o definiciones del gobierno nacional; algo que los lectores del blog conocen y -suponemos- respetan.

Pero Nestornautas es también una construcción colectiva: en primer lugar de los compañeros de la Corriente, que colaboran aportando a los post (con o sin su firma), de los lectores que lo frecuentan y lo difunden boca a boca entre sus amigos y contactos, de los comentaristas que -afortunadamente, la inmensa mayoría de las veces- hacen su aporte para enriquecer el debate sobre los temas planteados. 

Un capítulo especial para aquéllos que aportaron colaboraciones especiales de su pluma para este blog, como Diego Rubinzal, Lilian Ferro, Alberto "Pocho" Papini o todos los que sumaron sus vivencias personales cuando recordamos la muerte de Néstor Kirchner. 

En segundo lugar de mucha otra gente, conocida y anónima, compañeros de otras agrupaciones que comparten el espacio político del kirchnerismo, entidades sociales, profesionales, gente común, que nos hacen llegar información, reclamos, nos ponen en alerta de hechos que ameritan ser difundidos, o que necesitan canales de expresión para ser conocidos; y para lo que nosotros siempre hemos cedido gustosos este espacio, y seguiremos haciéndolo en el futuro.

Es entonces el momento de agradecerles a todos ellos, como a todos los que contribuyen a difundir el trabajo que hacemos a diario desde acá.

Y no sólo a ellos: también a los compañeros de la blogósfera que -con enorme generosidad- difunden los posteos cada vez que pueden, o que entienden que hacemos un aporte a la discusión: en los nombres de Barricada, Lucas Carrasco, Gerardo Fernández y Artemio López, vaya nuestro agradecimiento para todos.

Y por último a aquéllos medios y periodistas, que han hecho de Nestornautas una fuente frecuente de información y consulta y han contribuido a difundirlo; porque comprendieron que, puestos en la tarea de construir una comunicación alternativa a la de los medios hegemónicos, había que dejar de lado los preconceptos sobre cuáles son las formas válidas de informar y opinar, y que esa información y opinión lleguen a la gente.

LLEGAN LOS PRIMEROS FRÍOS Y HAY QUE CUIDAR A LOS VIEJOS


Porque si no les hace mal a las arterias, van a un congreso ponéle, y terminan diciendo pelotudeces a granel; como Hermes.

Que guarda, ojo: hay gente que piensa que dice pavadas todo el tiempo, pero por lo menos ahora tiene la excusa del frío; como en el verano era por el golpe de calor.

Binner, la versión libresca de Macri: con un par de libros más leídos que Mauricio, se especializa como él en repetir significantes vacíos, repitiendo los titulares de Clarín y La Nación.

¿Qué otra cosa sino lanatismo explícito es plantear que el gobierno expropia YPF para tapar el caso Ciccone, o reclama la soberanía argentina en las Malvinas para no hablar de la tragedia de Once?

Porque supongamos que eso fuera cierto, ¿dónde nos deja el razonamiento pavote de Binner: en dejarles las Malvinas a los ingleses o YPF a los españoles?

Si el gobierno utiliza la causa Malvinas con propósitos políticos oscuros y menores (ya sabemos que para ésta gente, el kirchnerismo es genéticamente incapaz de hacer algo bueno por motivos nobles), ¿entonces que hacía Bonfatti en Rosario el día del bicentenario de la bandera y el 2 de abril en Usuhaia al lado de Cristina, respaldándola en su reclamo por Malvinas?

Si los que privatizaron YPF para hacer negocios, ahora la estatizan para seguir haciendo negocios, ¿por qué entonces el FAP votará a favor en Diputados como lo hizo Giustiniani en el Senado, y por qué Bonfatti estuvo en la Rosada cuando Cristina anunció el envío del proyecto al Congreso, y los dos pidieron participar de las ganancias de la futura YPF controlada por el Estado?

Siguiendo el obtuso razonamiento de Binner, uno podría pensar que usufructuan ambas causas nacionales (Malvinas e YPF) para obtener un rédito económico, para tapar los agujeros del desastre que dejó el propio Binner en su paso por el gobierno; y que Bonfatti está agrandando día a día.   

Binner habla de mentir para tapar la realidad; un tema en el que no le conviene meterse.

¿O acaso habría que recordarle cuando mintió durante cuatro años negando el déficit de su gobierno, o diciendo que era "un problema contable" hasta que el agujero fue tan grande que ya no se pudo ocultar?

O qué, cuando le otorgó a la sociedad entre El Litoral y Clarín en forma directa la impresión de las boletas únicas (ya que le gusta hablar de negocios con imprentas) negó que lo hubiera hecho, y que conociera que AGL era en parte propiedad de Clarín pese a que es público y notorio que presidió el acto de inauguración de la planta de Sauce Viejo.

Disgresión sobre Ciccone: de los recurrentes dichos de Binner sobre el tema se desprende que él cree que el gobierno acude a la imprenta para imprimir billetes cuando le falta plata, para tapar agujeros; o sea que no entiende nada de qué va la cosa. 

¿No les mintió acaso a los inundados del 2003 en su campaña electoral prometiendo justicia y reparación, y sacando en el 2009 un decreto por el cual decía que les iba a reconocer las indemnizaciones aceptando la responsabilidad del Estado, y después no hizo nada, o mejor sí: le pidió a la justicia que paralice las causas por indemnizaciones hasta que se expida la justicia penal, sabiendo que nunca lo hará?

Como mintió durante todo su gobierno haciendo propaganda de obras que nunca se terminaron (como los famosos ocho nuevos hospitales), o inaugurando obras que financió la Nación (como quiso hacer con el Acueducto Centro Oeste), o negando que todas las pocas que se hacen se financian con el Fondo Soja, como hizo con el CEMAFE

¿No les mintió acaso durante cuatro años a los vecinos de la costa prometiéndoles hacer la obra de la Ruta 1 que todavía hoy siguen esperando que arranque, para decirles después que pasaron las elecciones que era mucha plata para tan pocos kilómetros de ruta?

Como miente cada vez que dice que los jubilados provinciales cobran el 82 % móvil, o que la Nación está obligada a mandarle la plata del déficit de la Caja de Jubilaciones; o cuando dijo que no iba a tener ninfgún cargo en el gobierno de Bonfatti, y después cuando lo nombraron asesor, que sería ad honorem.    

Y ni siquiera nos detengamos a hablar sobre lo que dice respecto al "efecto derrame" que no se produjo: todos los indicadores sociales de la Argentina desde el 2003 para acá (disminuición del desempleo, de la pobreza, de la indigencia, distribución del ingreso), el que quieran y de donde quieran (la CEPAL, el BID, el Indec, estimaciones privadas) lo desmienten rotundamente.

Pero lo que más lo desmiente ya se dijo acá:  "no se puede mencionar (no ya Binner mismo, sino nadie) absolutamente ninguna política o programa del gobierno socialista de Santa Fe (ni el actual, ni su antecesor) dirigida a los sectores más vulnerables de la sociedad para atacar las causas de la pobreza y la indigencia; menos alguna cuyos resultados se puedan palpar y medir.".

Para terminar con Binner y sus incoherencias, detengámonos en el contexto en que las dijo: el congreso del socialismo, que parece nacional pero es santafesino, y mejor aún, rosarino; una fuerza municipal como lo era el PDP de Lisandro de la Torre.

Allí Binner debió rendir tributo al gorilaje promedio de la vieja guardia del partido (forjada en la escuela de Ghioldi y Palacios, más que en la de Estévez Boero), de la cual él mismo forma parte: no nos olvidemos que está pisando los 70, y por ende no le queda demasiado hilo en el carretel político.

Y también a la juventud del partido, a los jóvenes de La Ghioldi que reclaman sangre, o que se termine la leche de la clemencia: ¿qué es eso de que Bonfatti va a todos los actos de Cristina, y Giustiniani y los diputados van a votar algo a favor del gobierno?

¡No señor!, hay que carriotizarse y denunciar mentira, sakeo y korrupción (así con k) por todos lados, no sea cosa que el trueno naranja reviva de las cenizas y les saque votos; esos que le birlaron el 23 de octubre: ¿o alguno cree que los votos del FAP en Buenos Aires provinieron de las barriadas obreras por ejemplo?

Porque no jodamos: el que crea todavía que Binner representa a la centroizquierda (con su pedigree de Expoagros, seminarios de la Fundación Libertad y Coloquios de Idea a cuestas) está mirando otro canal; tanto como el que piense que es un prospecto electoral a futuro para el 2015; cuando acumule 72 pirulos en el documento.

Apenas uno menos que Reutemann; y con el mismo futuro.  

PETRÓLEO Y FEDERALISMO


Por Raúl Degrossi

En el medio del debate en el Congreso por la expropiación de YPF se coló "el tema del federalismo, aunque en realidad ya desde el anuncio de Cristina del envío del proyecto, se venía planteando -por parte de las provincias no petroleras- el reclamo de participar en la conformación y (sobre todo) las ganancias de la futura  YPF controlada por el Estado: Bonfatti y Siocli, a su turno, hicieron punta.

Tema complejo (el del federalismo) si los hay, suele dar espacio para el guitarreo; y este caso no fue la excepción: la comparación petróleo versus soja es -desde el punto de vista jurídico, conceptual y político- un disparate.

En un caso estamos hablando de un recurso natural en sentido estricto, del dominio originario de las provincias de acuerdo al artículo 124 de la Constitución (si la norma está bien o no es otro asunto: personalmente creo que debería corresponder al Estado nacional, pero siempre dentro de la originaria propiedad estatal), que constituye un insumo crítico para todo el desarrollo de un país, y que por eso tiene un altísimo valor estratégico.

En el otro, se trata de un cultivo desarrollado explosivamente en los últimos años a partir de un determinado modelo de agronegocios -con la incorporación del paquete tecnológico y la financiarización de la actividad, a partir de la especulación con el valor de los commodities- que ha encontrado un nicho de oportunidad en el mercado; y por el cual no se recuerda que se hayan librado guerras, a salvo claro la asonada agrogarca argentina del 2008, que además -según nos contaron- fue por la patria y la bandera.

Por tener el primero las provincias productoras perciben regalías y participan de la discusión sobre el futuro de YPF, mientras que por el segundo sólo a quien desconozca nociones elementales del derecho público, se le ocurriría reclamar regalías. 

De hecho, la comparación entre ambos lleva implícita la noción de que el petróleo es también un commoditie: justo el razonamiento que presidió la depredación de YPF por el grupo Repsol. 

No menos disparatado es, bajo el paraguas del federalismo, reclamar -como lo hicieron Scioli y Bonfatti- participar de las ganancias de YPF porque en determinada provincia existen refinerías importantes: no estaban en los cordones industriales del conurbano bonaerense o del sur santafesino porque allí exista petróleo, sino porque son los lugares en los que existía (al momento de instalarse, y aun hoy) la mayor infraestructura disponible para cualquier actividad industrial del país: vías férreas, caminos, electricidad, gas, puertos y cercanía a los mayores mercados consumidores de combustible.

Variables todas que nada tienen que ver con el petróleo, la política energética y el autoabastecimiento de combustible (el contexto en el que se discute la expropiación de YPF), y sí mucho con el modelo de desarrollo económico implantado en la Argentina después de 1853, y sobre el que se asentó a posteriori el proceso de crecimiento industrial por sustitución de importaciones; con los efectos del desequilibrio en el crecimiento regional del país que todos conocemos. 

El planteo de los gobernadores de las provincias no petroleras también tiene una profunda falla conceptual desde lo político:el proyecto para retomar el control estatal sobre YPF fue precedido por una clara estrategia diseñada y ejecutada en conjunto entre el Estado nacional y las provincias productoras nucleadas en la OFEPHI, sobre la base de que éstas contribuyeran al logro del objetivo estratégico del autoabastecimiento, aceptando además otra forma de disputar la captación de la renta petrolera por los Estados.

Porque hay que recordar que hasta acá y en todo el período kirchnerista, las provincias petroleras fungieron de aliadas de Repsol y de las demás compañías petroleras que operan en el país, presionando al gobierno nacional para que eliminara las retenciones móviles a las exportaciones de crudo, o liberara por completo los precios del combustible en el mercado interno, en lugar de administrarlos.

No fue sino hasta que la caída vertical de la producción de petróleo afectó sus ingresos por regalías (mientras asfixiaba al fisco nacional con el peso de las importaciones de combustibles) que las provincias petroleras comprendieron que debían separar su línea de acción de la de las empresas, porque los intereses diferían.

Claro que eso implicó también que aceptaran que, al menos en lo inmediato, la nueva YPF bajo control estatal no distribuirá dividendos entre sus socios (entre los cuáles estarán esas provincias, con un 24,99 % del capital), porque es imperioso -al menos por un tiempo- destinar las utilidades que produzca, a financiar las inversiones que hacen falta para incrementar la producción y alcanzar el autoabastecimiento.

Exactamente lo contrario de lo que venían haciendo Repsol y el grupo Eskenazi, o de lo que ahora reclaman algunos de los gobernadores de las otras provincias; que quieren ingresar a la empresa (sin precisar que recursos aportarían para financiarla) al sólo efecto de hacerse con parte de sus utilidades, para solventar los agujeros fiscales que tienen: la lógica del reclamo de Bonfatti y Scioli entonces, va en sentido contrario a la dirección estratégica que la empresa debe tener, para el futuro del país. 

Hablaba antes de soja, y en la discusión se coló el hecho de que las provincias que no son sojeras (entre ellas las petroleras) reciben parte de la renta que genera el poroto mágico; hecho exhibido como argumento para reclamar parte de los beneficios del petróleo, para aquéllas provincias que no lo tienen.

El argumento omite el hecho sustancial de que la distribución del 30 % del producido de las retenciones a las exportaciones de soja no es un hecho natural, sino la resultante de decisiones políticas del gobierno nacional: primero sostener el esquema de retenciones altas a las exportaciones de soja y sus derivados (no hace falta recordar que el intento de darles movilidad conforme a los precios internacionales paralizó al país por meses ante los piquetes de la Mesa de Enlace), pese a las presiones de las patronales del campo y de buena parte de la oposición; y segundo girar a las provincias (a través del DNU 206/09 de Cristina que creó el Fondo Federal Solidario) parte de un recurso (los derechos de exportación) que de acuerdo a la Constitución, le corresponde con exclusividad al Estado nacional.

Pero además la redistribución geográfica de parte de la renta sojera en forma directa y automática (a través del FFS) en base a los criterios de la Ley 23.548 de coparticipación, termina favoreciendo comparativamente a las provincias chicas y menos desarrolladas en términos relativos. ¿No es ése uno de los objetivos del federalismo, aunque en el camino ligue de rebote algo hasta la ciudad de Buenos Aires?

De allí que el modo de entender como funciona el mecanismo de apropiación estatal de la renta sojera que exponen -por ejemplo- los dichos de Bonfatti, demuestra un alineamiento conceptual con el discurso de la Mesa de Enlace durante el conflicto del 2008 ("los productores ponen tanto, y a sus provincias no vuelve nada" decía entonces "Minga" De Angeli); más que un planteo de federalismo real.

Del mismo modo, la fortísima inversión del Estado nacional en infraestructura pública desde el 2003 (escuelas, caminos, obras de energía, viviendas) y a la que el Fondo Federal Solidario contribuye (son recursos transferidos a las provincias con el objeto de que los destinen a obras públicas), ha hecho un mayor aporte concreto al federalismo que muchos discursos.

Ni que decir lo que también ha contribuido a esos fines el enorme gasto del Estado nacional para incrementar el piso de protección social (AUH, inclusión previsional, movilidad jubilatoria, asignación a embarazadas, la ley de financiamiento educativo y la paritaria nacional docente) uniforme en todo el país; con lo que comparativamente tiene más incidencia en las provincias pobres, y opera como un mayor igualador de derechos aun que el propio mercado laboral formal -ni hablar el informal-; donde las asimetrías salariales regionales suelen ser muy pronunciadas.

Daría la impresión que, tras el reclamo de algunas provincias de la pampa húmeda de participar de los beneficios que genere YPF, hay en realidad un intento de disimular la escasa decisión de afectar otras rentas que tienen más a mano, como la agraria; algo que algunos gobernadores han empezado tibiamente a revertir con retoques por ejemplo del impuesto inmobiliario.

LAS FRASES DEL MES


1. "Las áreas petroleras que le quitamos a YPF se las vamos a dar para que las explote el Vaticano." (Juan Manuel Urtubey)


2. "Si nos ponemos a ver, lo mío fue legítima defensa como lo de "Baby" Etchecopar; hasta usé la misma cantidad de balas." (Ricardo Barreda


3. "Era imposible que ganáramos en Malvinas: Alais estaba de nuestro lado." (Aldo Rico)


4. "Yo estoy trabajando a full en construir una alternativa para el 2015, así que hasta entonces no me pidan que me haga cargo de nada." (Mauricio Macri)


5. "Quiero aclarar que el pelado que estaba atrás de Cristina en el acto de Usuhaia era Bonfatti, y no yo." (Aldo Rico


6. "Pensar que yo fui un protokirchnerista sin saberlo, cuando escribí doce columnas en contra de Eskenazy en YPF." (Carlos Pagni)


7. "Todo bien con Rafecas Piumatto, pero antes de elogiarlo tanto por Twitter hubieras averiguado si no tiene alguna causa en contra mía." (Hugo Moyano)


8. "Sanciones de Obama, reclamos en la OMC, llamados del rey de España: se ve que el correo anda mal en todo el mundo y recién ahora están llegando mis cartas a las embajadas." (Elisa Carrió)


9. "Años hablando de minería, trenes y petróleo, y de lo que había que hablar era de imprentas para hacer billetes." (Pino Solanas


10. "Después digan que yo no sé dialogar: ¿quién otro fue capaz de sacarle un mango a Caruso Lombardi, eh?" (Aníbal Fernández


11. "La renuncia del procurador Righi me desconcierta: ¿no era de La Cámpora? (Luis Majul)


12. "Quiero aclarar que este señor Reposo no es funcionario de nuestro gobierno." (Mauricio Macri


13. "Lo de la expropiación de acciones de YPF es un escándalo, es una cortina de humo para tapar el caso Ciccone; se los digo yo que de cortinas de humo se más todavía que de petróleo." (Pino Solanas


14. "Y aca me ven, retomando mis cosas, viendo como rearmo el estudio jurídico." (Esteban Righi)


15. "Moyano busca el apoyo de la Iglesia para seguir en la CGT, pero ahí el único que está en blanco es el Papa." (Oscar Lescano)


16. "Boudou es un chanta, en el kirchnerismo nadie tocó la guitarra como yo." (Alberto Fernández


17. "Ahora lo entiendo todo: esta señora nos quita la compañía bajo los efectos de la falta de hierba." (Antonio Brufau)


18. "Nos cruzamos con Lanata en Puerto Madero, él andaba averiguando cuánto cuesta un loft en el barrio y nosotros íbamos a ocupar la torre de YPF. " (Axel Kicillof)


19. "Menos mal que los radicales apoyan lo de YPF: cuando dijeron que iban a ser fieles a su historia, pensé que se levantaban antes de que termine la sesión." (Aníbal Fernández)


20. "Si yo llego a presidente en el 2015 y está implantado el marxismo leninismo, lo dejo así nomás." (Mauricio Macri)


21. "Más que el anuncio del gobierno sobre YPF, lo que me cagó la repercusión del programa fue el regreso de Mirtha Legrand." (Jorge Lanata


22. "¡Que el rey con su caída del elefante ni que coño: quebrado, lo que se dice quebrado, voy a estar yo!" (Antonio Brufau)


23. "Ahora descubrieron que las ballenas predicen terremotos y tsunamis, y nosotros años riéndonos de Carrió." (Aníbal Fernández)


24. "Lo de éste muchacho Goretti es increíble: robar piezas de un museo, una barbaridad, si por lo menos lo hubieran encontrado con cosas que sirvan para algo, no sé, ponéle que contrabandeando autopartes." (Mauricio Macri)


25. "¿Cómo que en todos estos años no invertimos lo suficiente en la Argentina, y los sobres que le llegaban a Alberto Fernández que eran, eh?" (Antonio Brufau


26. "Al parecer Menem sufrió el efecto Piqué: primero se olvidó que había privatizado YPF, y después se olvidó de ir a la sesión." (Luis D'Elía)


27. "Primero Menem, ahora Axel Kicillof: es evidente que el destino de YPF siempre estuvo en manos de gente con patillas." (Luis Majul)


28. "El gobierno movilizó todo su aparato clientelar para el acto en Vélez: los asistentes fueron bajo la promesa de recibir una acción de YPF y un kilo de yerba." (Nelson Castro)


29. "Yo le diría a Cristóbal López que se cuide, que de acá a un par de años el gobierno le puede expropiar las radios y C5N." (Enrique Eskenazi


30. "Después dicen que en la Argentina no hay censura: en cualquier momento me ponen un tipo con un sifón al lado mientras hago el programa, por si se me ocurre prender un pucho." (Jorge Lanata)  

domingo, 29 de abril de 2012

PÓNGANSE DE ACUERDO MUCHACHOS

¿No podemos demorar más la aprobación de las letras porque tenemos que hacer la "compulsa de precios" para saber quien las emite y las larga al mercado como dice Lamberto?:


¿O ya hicieron la "compulsa de precios" y la ganó Eskenazi, como dijo Galassi?


No sea cosa que el asunto termine siendo como dijimos acá; y que el reclamo de participar de YPF venga por el lado del 25,46 % del amigo Eskenazi.

A lo mejor no es tan grave, y simplemente se trata de que al amigo Lamberto no le avisaron (como a Reutemann), o se entreveró porque estaba repasando los números del Indice

JUNTO A LAS MADRES


Este lunes 30 de Abril las Madres de Plaza de Mayo cumplen 35 años de lucha y harán su ronda a las 17hs en Plaza del Soldado, lugar en el que marcharon durante muchos años acá en Santa Fe.

Invitamos a acompañarlas a la ciudadanía en general, y a la militancia -a quien las Madres siempre han acompañado en cada una de sus luchas- en particular.

Ellas están en cada juicio, con frío o con calor, estuvieron al lado de los movimientos territoriales apenas estos comenzaron su lucha, están donde la injusticia acampa, porque dicen que es el lugar del encuentro con sus hijos

Por eso este 30 de abril estemos todos junto a éllas, para devolverles parte de todo lo que nos dieron en todos estos años de lucha y ejemplo.

YPF: ¿QUÉ VOTARON LOS RADICALES?


Sin dudas desde el punto de vista político los números que arrojó el tablero de la votación en general del Senado del proyecto de expropiación de YPF son impactantes: 63 senadores sobre 70 presentes (el 90 %) a favor, una muestra a priori de la amplitud del respaldo al proyecto enviado por Cristina.

Sin embargo cuando se analizan los números de la votación en particular de cada uno de los 19 artículos de la ley, las cosas cambian, como vemos acá:


Más que "puntos importantes" como decía Infobae (de donde fue captada la imagen), son todos los puntos del proyecto, y vemos como salvo el artículo 1º (que obtuvo la misma cantidad de adhesiones que la votación en general), en todos los demás el números de votos positivos bajó; casi en la misma medida en que subieron los votos en contra, lo que implica que no variaron los números por abstenciones, sino por votos negativos de bloques opositores.

Acá pueden acceder al texto original enviado por el Poder Ejecutivo, y recuerden que en el debate se introdujeron modificaciones en el artículo 1 (para incorporar la exploración petrolera dentro de la declaración de interés público)  y en el 7, para incorporar dentro de la declaración de utilidad pública y sujeción a expropiación, a YPF Gas S.A..

Ahora bien, si bien se puede entender que una fuerza política vote en un sentido en general (por ejemplo apoyando, porque comparte la filosofía o la idea global) y en otro distinto en cada artículo en particular (porque tiene objeciones particulares que hacer, o propuestas instrumentales alternativas), el comportamiento opositor en éste caso en particular y sobre todo el del radicalismo (que tiene el bloque de senadores más importantes), es bastante desconcertante.

Porque por ejemplo si se analiza el texto del artículo 1 (que lo votaron a favor) se verá que es conceptual y declarativo (no por eso menos importante: la declaración de interés público de una actividad habilita la fijación de un marco regulatorio para ella, algo que hoy no existe respecto del mercado de los hidrocarburos, o es muy endeble), pero también lo son los artículos 2 (que refiere a la concurrencia de esfuerzos entre el Estado nacional, las provincias  el capital privado nacional e internacional para lograr los objetivos que se propone la ley) y 3 (que fija los principios generales de la política hidrocarburifera del país); y los votaron en contra.

Y que decir de los artículos 7 a 18, que son los que refieren a la recuperación del control de YPF por parte del Estado: ¿a dónde conducen tantas apelaciones a la memoria de Yrigoyen, Mosconi e Illía durante el transcurso del debate, si luego no acompañaron ni siquiera la declaración de utilidad pública del 51 % de las acciones de la empresa, para que el Estado nacional las expropie y tome el control de la petrolera?

Recordemos que en su proyecto alternativo, los radicales planteaban que se abriera una instancia negociadora de seis meses con Repsol, para acordar con el Estado el precio por sus acciones y su salida de la empresa, un absurdo: aun declarando de utilidad pública y expropiando, hay una instancia de avenimiento previo entre las partes, a partir del precio de la indemnización fijado por el Tribunal de Tasaciones de la Nación.  

A ver si se entiende: además de descargar en el recinto sus críticas al kirchnerismo (Morales llegó a exigir un público pedido de disculpas de los que en su momento apoyaron la privatización) y sacar a relucir los antecedentes radicales en materia de petróleo (que no los vamos a negar), proponían una solución al problema que consistía en tratar con más benevolencia a los impresentables de Repsol, y por eso (es la única explicación posible) votaron en contra en la votación en particular, todos los artículos que referían a la expropiación.

Empezando por el 7, que declaraba de utilidad pública el 51 % del paquete accionario de YPF S.A., y sin el cual no se podía avanzar en el resto de la ley, por exigencia del artículo 17 de la Constitución Nacional y del propio tratado bilateral de protección de inversiones entre la Argentina y España -ratificado por la Ley 24.118- en su cláusula quinta.

Daría toda la impresión que dentro del radicalismo prevalecieron consideraciones políticas para evitar que ese tablero emblemático de la votación en general (que es el que rebota mediáticamente) no los colocara otra vez del lado de los perdedores, y en contra de su propia historia y su propio discurso, como les ocurrió por ejemplo con la estatización de los fondos que administraban las AFJP, o la ley de medios.

Incluso hubo dos radicales (los de Catamarca) que se abstuvieron ya en la votación en general; lo que revela el nivel de despelote interno que se les armó a partir de la iniciativa de Cristina; y que parece que seguirá cuando se vote en Diputados, con la rebelión encabezada por Aguad.

9 AÑOS


Se cumplen hoy 9 años de la terrible inundación de Santa Fe por las aguas del Salado, que cubrieron más de la tercera parte de la ciudad. y se llevaron la vida y los sueños de muchos santafesinos; y en muchísimos casos, lo poco que tenían los que siempre sufren por tener poco.

A casi una década de aquellos días terribles, al dolor de las pérdidas se le suma la bronca por la injusticia y la impunidad de los responsables políticos de la tragedia, con el entonces gobernador y hoy senador Carlos Reutemann a la cabeza.

Impunidad garantizada por un sistema judicial perverso, pensado para proteger a los poderosos; y que los que vinieron después de aquéllos fatídicos días -tres gobiernos, dos signos políticos diferentes- no se atrevieron a desmontar.

También pasaron los años sin que se cumplan aquéllas promesas de campaña con las que algunos pretendieron capitalizar políticamente la tragedia: este post que escribimos en Nestornautas hace once meses -uno de los más leídos en los últimos tiempos- conserva dolorosa actualidad y vigencia; nada ha cambiado sobre lo que allí contábamos.

Pero como pasa en todas las tragedias, la inundación de aquel 29 de abril de 2003 reveló lo mejor y lo peor de la condición humana.

Al lado de los responsables -por acción u omisión- del desastre, o de los que siempre medran especulando con el dolor y la necesidad ajenas, los santafesinos fuimos testigos y protagonistas de innumerables muestras de solidaridad y generosidad con los que sufrían.

Ante la ausencia de un Estado desertor y la cobardía de una dirigencia política que demostró no estar a la altura de las circunstancias -cargando con una condena social que ningún aparato de impunidad les podrá evitar- esa solidaridad que anida en el corazón del pueblo llano fue la que nos mantuvo a salvo, y generó y genera las reservas para salir adelante.

Para continuar organizándose y luchando para que éstas cosas no vuelvan a repetirse, para hacer visibles a los ojos del poder a los eternos invisibles, que siguen en muchos casos tan postergados e ignorados hoy como entonces.

Y para seguir peleando para que no haya impunidad para los culpables de la tragedia, como aprendimos de unos pañuelos blancos de la dignidad en otra tragedia.

Es lo menos que se merecen las víctimas.

sábado, 28 de abril de 2012

MENOS MAL


El acuerdo de unidad que consagró a José Freyre como presidente del PJ provincial deja muchos interrogantes, porque tiene toda la pinta de ser otra rosca más para barrer bajo la alfombra la discusión sobre que peronismo queremos construir para Santa Fe.

Pero tan malo no debe ser, si deja afuera a personajes nefastos como Norberto Nicotra: un sobreviviente de lo peor de la derecha peronista, con un oscurísimo pasado vinculado a la Triple A, el lopezrreguismo y la pesada que se recicló como mano de obra en la dictadura.

Un tipo que le dio cabida a esa misma pesada incluso cuando fue Defensor del Pueblo, y que acompañó todo el proceso de vaciamiento ideológico y organizativo del peronismo en los años del menemismo en el país, y el reutemanismo en la provincia.

A Nicotra no le cabe Nilda Garré, que volvió en el avión con Perón en el 72´, y tampoco Boudou, suponemos que porque de joven militó en la UCD.

Raro, porque la UCD fue aliada del PJ conducido por Reutemann, y ni hablemos de como participó del menemismo, que apoyó Nicotra.

Raro también que el amigo Nicotra encuentre la pureza doctrinaria del peronismo en el PRO (que muy diferente de la UCD que digamos no es), porque recordemos el detalle: el año pasado hizo campaña por Miguel Del Sel (la quintaesencia del ser peronista, como sabemos) y en las presidenciales,  para Duhalde; con el éxito conocido en éste último caso.

Candidato con el cual tiene una comunión ideológica y espiritual: los dos aspiraban a amnistiar a todos los genocidas, en el hipotético y poco probable caso de llegar al poder.

Parece que Nicotra es gente que no se olvida de los amigos que están en la mala.

Dice Nicotra que éste peronismo santafesino no es el que él conoció.

Menos mal, ojalá que así sea.

EL JUEGO DE LAS DIFERENCIAS

A ver si los lectores de Nestornautas encuentran las diferencias entre lo que dice acá:




Y vean lo que dice el amigo Urruty sobre como se enteraron de los contratos de Boldt:


Ajá, "diversas fuentes de información".


Y bueh, algo es algo.  


Actualización: Leemos en Diario Registrado:


"La mención de Urruty a las “diversas fuentes de información”, y la prolija lista de contraltos de Boldt del diputado Lamberto podrían estar refiriendo a la publicación efectuada por éste diario en fecha (la anterior), y a los distintos posteos que vino haciendo sobre el tema el blog santafesino Nestornautas, según reveláramos en su momento.
Claro que en el primer caso no mencionar a las fuentes pudo obedecer a la reticencia de parte de la dirigencia política para reconocer entidad a la comunicación alternativa (como los blogs o aun medios tradicionales como diarios, pero que han salido a disputar el relato a los medios hegemónicos instalados); y en el segundo (el del diputado que defiende a Bonfatti en la Legislatura) a que no sería cómodo reconocer que su listado de contratos de Boldt con el Estado provincial se parece –como una gota de agua a la otra- al publicado por el blog Nestornautas el 8 de marzo bajo el título “Boldt en Santa Fe”.
Listado en el que Lamberto omitió prolijamente (porque no favorecían a su línea argumental en el debate) los firmados por la gestiones socialistas de Hermes Binner y su sucesor Antonio Bonfatti; de los que también dio cuenta el blog Nestornautas: de hecho, el pasado jueves (el mismo día que los diputados santafesinos votaban el pedido de informes) se reveló en el mismo blog que ya en 2011 Binner había adjudicado a Boldt por otro decreto, la confección de las obleas de la revision técnica vehicular."

Completo acá.

BAJO EL PARAGUAS DE YPF


La semana que pasó en Santa Fe volvió a estar marcada -de un modo u otro- por la discusión en el Congreso sobre la expropiación de YPF, y los alineamientos en torno al proyecto enviado por Cristina.

En el socialismo, después de las diferencias de matices que exhibieron en público al conocerse el anuncio Binner, Bonfatti y Giustiniani (con menos estrépito que sus socios radicales en el Comité Nacional, acorde al estilo de los hombres de la rosa), unificaron el discurso en torno al reclamo del gobernador: que Santa Fe tenga participación accionario en YPF, y en sus utilidades.

Como se dijo acá, un reclamo que parece más bien dirigido a diluir el impacto de la adhesión socialista a una iniciativa del kirchnerismo (bajo la forma de un perfil propio del voto positivo), que a buscar efectivamente tener cabida ante el gobierno nacional.  

Sin embargo, no es un dato menor que las objeciones puntuales del socialismo al proyecto del Ejecutivo nacional (sentado su voto afirmativo en general, tanto en Diputados como en el Senado) difieran de las del radicalismo; más bien enderezadas al logro de una salida negociada de Repsol de la petrolera.

Un hecho (y no el único producido últimamente en el mismo sentido) altamente revelador de la cada vez más difícil convergencia política entre las dos coaliciones de las que los socialistas forman parte: el Frente Progresista, para gobernar Santa Fe, y el FAP, para desarrollar su política parlamentaria en el Congreso nacional.

Por el lado del radicalismo, mientras Mario Barletta imponía la designación del senador santafesino Felipe Michlig (Departamento San Cristóbal) como interventor del partido en Santiago del Estero (un verdadero presente griego: la UCR lleva 5 años intervenida en un distrito donde ha desaparecido como opción electoral), era completamente dejado de lado en la discusión que envuelve a los radicales para definir sus posturas frente a la expropiación de YPF: su silencio mediático de más de una semana es altamente revelador de que, más allá de su cargo formal de presidente del Comité Nacional, su opinión no es decisiva para definir los alineamientos de los bloques legislativos nacionales.   
   
Por el lado del PJ la alineación casi monolítica que se observó en el Congreso Nacional con el proyecto sobre YPF enviado por Cristina (y que en general se viene observando de un tiempo a ésta parte respecto a su liderazgo hacia el interior del peronismo), tuvo su correlato con el cierre de listas de la interna, que terminará con la consagración de José Luis Freyre como presidente del Consejo Provincial, el 27 de mayo; a falta de otras listas competidoras. 

El intendente de Venado Tuerto llega a ese rol en el marco de un acuerdo de unidad entre los sectores predominantes en el peronismo santafesino: los de Agustín Rossi, Jorge Obeid, Omar Perotti y el líder de UPCN, Alberto Maguid; y con la presencia en un cargo expectante dentro del Consejo del Secretario de Transportes de la Nación, Alejandro Ramos, una señal de que el acuerdo cuenta con el visto bueno de la Rosada. 

Otra señal de ello es que de de la nueva conducción del partido participará -como se dijo- el sector de Omar Perotti, que privilegió a último momento no perder espacios en la estructura partidaria; antes que acompañar la errática estrategia de María Eugenia Bielsa.

Que al igual que sucedió cuando se discutió el año pasado la presidencia de la Cámara de Diputados provincial (que fue retenida por el kirchnerista Luis Rubeo, en buena medida como consecuencia del acuerdo de unidad alcanzado en el PJ) volvió a quedar aislada del resto de la dirigencia y los referentes territoriales del peronismo santafesino; aunque dos diputados obeidistas (la propia hija del ex gobernador y Mario Lacava, su principal vocero legislativo) prefirieron no asistir a la sesión, y dos perottistas, retirarse al momento de la votación.

No dejar de ser curioso que esa dirigencia y esos referentes no se esmeren por integrar a la candidata más votada en las elecciones del año pasado (en un PJ escaso de candidatos taquilleros), pero más curioso aun es que la propia Bielsa no logre desarrollar una estrategia más hábil para hacer pie en la estructura partidaria; comenzando por ejemplo por un hecho tan sencillo como firmar su propia ficha de afiliación, lo que sin duda le daría a sus críticas a la organización partidaria otra plataforma de credibilidad.    

Un paréntesis sobre la Legislatura: mientras el tratamiento de la autorización para emitir letras transita a un ritmo incompatible con las urgencias financieras del gobierno de Bonfatti, los bloques del PJ unificaron personería en Diputados para promover un pedido de informes al Ejecutivo para conocer todos los vínculos contractuales de la administración del Frente Progresista con la polémica empresa Boldt; denunciada por Amado Boudou como la verdadera promotora del caso Ciccone.

Aunque no se nos haya mencionado como fuente (por la tradicional reticencia de la dirigencia política a abrevar en fuentes informativas no tradicionales, y reconocerlo explícitamente), la vinculación de los interrogantes de los legisladores con lo que se ha venido publicando en éste blog al respecto (y que pueden consultar acá), es evidente.

La otra novedad que arrojó el cierre de listas PJ es que la nueva conducción partidaria no contará con reutemanistas, o al menos con dirigentes que se reivindiquen como tales: la corriente referenciada en el ex gobernador y hoy senador nacional se eclipsa así sin pena ni gloria, luego de hegemonizar por casi dos décadas el aparato partidario.

Bien dicen que la política no tolera el vacío, y las eternas vacilaciones de Reutemann no fueron la excepción a la regla. De hecho, no se conoce que el Lole haya movido un dedo o levantado un teléfono para interesarse por la resolución de la interna partidaria, o reclamar participación.

De eterno prospecto presidencial y aspirante natural al rol de esperanza blanca del establishment nacional, a oscuro legislador con un paso gris por los despachos del Senado, que terminó votando a favor del proyecto más controversial del kirchnerismo para los intereses de ese mismo establishment (la expropiación de YPF); como casi estuvo a punto de hacerlo (luego se ausentó de la sesión) Carlos Menem, el autor de la privatización de los 90' hoy reparada por Cristina, y su mentor político: ése fue el declinante derrotero del ex piloto de Fórmula 1. 

Sin embargo, aun en el ocaso del reutemanismo como corriente gravitante en la política santafesina (si es que alguna vez llegó a conformarse como tal cosa), por los pasillos de la Legislatura santafesina  participa activamente de la discusión de la reforma tributaria impulsada por el socialismo Juan Carlos Mercier, un ex todo: ministro de Hacienda del Lole (cargo que también ocupó en la dictadura), diputado, senador, discípulo aventajado de Domingo Cavallo y fiel replicante en Santa Fe de sus políticas en los años 90'; y últimamente, candidato a gobernador con estrepitoso fracaso ya en las primarias.

La presencia protagónica del "Juanchi" asesorando a los senadores provenientes del reutemanismo en el análisis del proyecto de reforma tributaria, no se puede interpretar como ajena a las intenciones del propio Reutemann: en tanto se plantea en el proyecto -entre otras cosas, y por primera vez en muchos años- un sustancial aumento del Impuesto Inmobiliario Rural, el hombre está allí por segura indicación del senador nacional, para velar por los intereses propios, y por los de quienes constituyen la base primordial de su propio electorado.

Cualquier parecido con el comportamiento de Reutemann en su zigzagueante relación con el kirchnerismo (antes, durante y después del conflicto por las retenciones móviles) no es pura casualidad: el hombre siempre tuvo en claro cuáles eran sus prioridades.


UNIDOS Y ORGANIZADOS


Acá les dejamos el video completo con el discurso de Cristina en el acto de ayer en Vélez: 



Como dijo ella: si miramos para atrás los nueve años recorridos desde aquél 27 de abril del 2003, y vemos todo lo que se hizo partiendo de un 22 % y un gobierno tirado por la cabeza en lo más profundo de la crisis, ¿qué no seremos capaces de hacer unidos y organizados?

Ganando la calle y el espacio público, militando, debatiendo, incluso discutiendo entre nosotros por lo que falta, o lo que no nos gusta.

Poniendo el cuerpo pero también la cabeza, formándonos, organizándonos, creciendo como militantes y como conjunto.

Vertebrando definitivamente la fuerza política que exprese ésta época (con los jóvenes tomando la posta, pero con todos acompañando) y contenga a todos los que -vengan de donde vengan- comparten el rumbo, la dirección, la idea de país que expresa Cristina.

Para que -como ella dijo también- esa fuerza sea el reaseguro de que no daremos pasos atrás, y la plataforma para dar los que hagan falta para adelante.

Con generosidad y defendiendo con firmeza las convicciones, como lo hizo Néstor, que nos devolvió el orgullo por la política y la militancia.


viernes, 27 de abril de 2012

PERIODISMO CON CÓDIGOS



INMUNIDAD DIPLOMÁTICA


VAMOS MEJORANDO


Ya no es "marxista", ahora es "keynesiano".

Dentro de poco ya no va a ser "judío", sino "hebreo".

Y tiene patillas a lo Elvis, un ícono de la cultura yanqui.

O sea que Pagni está a la derecha del Wall Sreet Journal.

Claro que -como siempre pasa en estos casos- no hay opiniones unánimes al respecto.

De hecho hay gente que lo ve de otro modo:


En fin, no se puede conformar a todo el mundo.

HADAD, CRISTÓBAL LÓPEZ, CLARÍN Y LA LEY DE MEDIOS


La venta de todos los medios audiovisuales de propiedad de Daniel Hadad (C5N y las radios de AM y FM que figuran en la imagen que ilustra el post)  es reflejada por los mismos medios de acuerdo con su posicionamiento editorial y -sobre todo- con los intereses que cada uno representa.

Vemos en Clarín la nota de Wiñazky que -consultando la opinión del ex Secretario de Comunicaciones de la Alianza, Enoch Aguiar- sostiene que la operación viola las normas de la ley de medios:

 
Además de un notable ejercicio de caradurismo periodístico (justamente desde Clarín pontificar por el respeto a la ley de medios), el artículo encierra un par de omisiones o falacias.

En primer lugar es cierto que las licencias de radio y televisión son, por regla general, intransferibles (artículo 41 primer párrafo de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual); pero no es cierto que siempre se deban concursar: esa es la exigencia que impone la ley en su artículo 32 cuando la licencia está vacante, se ha vencido el plazo para su explotación o sus eventuales prórrogas, fue declarada caduca por la autoridad de aplicación (AFSCA), o se extinguió por cualquiera de las causales contempladas en la ley en su artículo 50.

No es éste el caso: las licencias de Hadad están vigentes (incluso es probable que hayan quedado alcanzadas por la prórroga dispuesta en su momento por Kirchner por el DNU 527/05) y pueden ser transferidas, pero con la previa autorización de la AFSCA: lo dispone el mismo artículo 41 de la LSCA en su segundo párrafo, y en tal sentido va ésta aclaración del grupo Indalo (el de Cristóbal López) publicada ayer:

  
Si no hay aprobación de la AFSCA a la transferencia (las licencias no son propiedad privada, sino parte del espacio radioeléctrico, que es un bien público, de acuerdo al artículo 7 de la ley), ésta no se puede hacer, directamente.

Y si bien es cierto (como lo dice Aguiar en la nota) que en la operación entre Hadad y López se involucraría el 100 % del paquete accionario de las sociedad que explotan las licencias involucradas, y la ley SCA exige en su artículo 41 segundo párrafo ya citado que la sociedad licenciataria original cedente (en éste caso Hadad) conserve al menos el 50 % del capital y la voluntad social; esa regla no juega cuando de lo que se trata es de acecuarse a otra de las disposiciones de la ley de medios: el famoso 161, que contiene la llamada "cláusula de desinversión".

Es decir que cuando un licenciatario de servicios de radiodifusión (en éste caso Hadad) excede la cantidad máxima de licencias permitidas dentro de una determinada área de cobertura o en todo el país (de acuerdo a las pautas que establece el artículo 45 de la ley), debe desprenderse de las excedentes dentro del plazo y los mecanismos establecidos por el artículo 161; reglamentado por el Decreto 1225/10 de Cristina, y la Resolución 297/10 de la AFSCA: en éste caso se trataría del supuesto de adecuación voluntaria del licenciatario (Hadad) que se desprende de las licencias excedentes, transfiriéndolas a un tercero.

Obviamente todas éstas consideraciones no las van a encontrar en la nota de Clarín; que mantiene secuestrado al artículo 161 por la cautelar que en estos momentos analiza la Corte (esperemos que el "en cualquier momento" de Zaffaroni y Lorenzetti sea pronto, dentro de ésta década en lo posible): ahí no le preocupa que se viole la ley de medios.

En ésta nota de Emanuel Respighi de Página 12 de hoy se explica en detalle el asunto; y se plantea además otro aspecto interesante para analizar en el caso: la transferencia de los medios de Hadad al grupo Indalo de Cristóbal López supone una prueba de fuego para la aplicación de la ley de medios, y pone en definitivas al kirchnerismo puesto a confrontar con sí mismo, y una de sus más importantes transformaciones.

Porque si damos por bueno todo lo que se ha escrito sobre el vínculo entre Cristóbal López y el gobierno desde el 2003 para acá y lo que sugiere abiertamente la nota de Clarín de hoy, el gobierno a través de la AFSCA debería hacer la vista gorda a la transferencia, aunque ésta vulnere las pautas de la ley de medios.

Que en lo que a este caso importa son básicamente dos: una es verificar que el grupo Indalo -de hacerse con las nuevas licencias- no vulnere las pautas del artículo 45 de la LSCA en cuanto a la cantidad de frecuencias que un mismo licenciatario puede acumular (esa que Clarín excede con holgura, y ya lo hacía con la Ley 22.285); y la otra es que Cristóbal López y sus socios en la compra puedan demostrar claramente el origen de los fondos compromeridos en la inversión a realizar (artículo 24 inciso d) de la Ley 26.522).

Si esas pautas se cumplen, no habría inconvenientes en aprobar la transferencia de las licencias, que sería hasta el término de vencimiento de éstas: una vez allí, deben inexorablemente volverse a concursar de acuerdo a la ley.

Un desafío importante para la credibilidad del gobierno y su política de democratización de los medios de comunicación audiovisual, pero no olvidemos que estamos transitando los días en que ese mismo gobierno abandonó su alianza con el grupo Eskenazi y la estrategia de "argentinización" de YPF, para expropiar las acciones mayoritarias de la petrolera y tomar su control.      

YPF EN SINTONÍA FINA

Les dejamos los videos con la entrevista que sobre el tema YPF le hicieron a Raúl Degrossi en "Sintonia fina" (domingos a las 22, por la señal "Veo Santa Fe" de Cablevideo Santo Tomé) Maximiliano Ahumada y Juan Manuel Berlanga:


1º Parte:






2º Parte:

jueves, 26 de abril de 2012

Y EL PROBLEMA SOMOS NOSOTROS


Los tipos se juntan en la embajada de Holanda, a chupar y morfar gratis para festejar el cumpleaños de la reina (¡que antigüedad medieval, que pelotudez suprema, por favor!).

Y hablan toda la noche de lo que pasa en la Argentina, a partir de la expropiación de YPF.

Holanda se va a la mierda, como el resto de Europa: renuncia el gabinete, no pueden formar gobierno, la Unión Europea les reclama un ajuste, están en recesión.

Y los tipos preocupados por nosotros.

Y después cuando un gobierno pone embajadores políticos salen todos a decir "es una barbaridad", hay que respetar a los diplomáticos de carrera, que son gente capacitada y conocedora del mundo".

Del mundo de los cóctels para festejar boludeces, donde se habla de cualquier cosa, menos de lo que hay que hablar.