LA FRASE

"SI UN PERRO DE LA GENDARMERÍA MUERDE A UN DIPUTADO, HABRÁ QUE TOMAR COMO CRITERIO DE VERDAD LO QUE DIGA EL PERRO, A MENOS QUE SEA VERBITSKY." (PATRICIA BULLRICH)

viernes, 31 de enero de 2014

TWEETS POLÉMICOS


DE PUBLICIDAD SABRÁN ALGO; PERO DE PRESUPUESTO NO ENTIENDEN UN POMO


La nota de Clarín a la que corresponde la imagen de apertura (completa acá) es otro esfuerzo por tirarle una soga a Macri por su ostensible gasto en publicidad oficial (en proporción al presupuesto y la población, cinco veces la del Estado nacional); con la vieja técnica de disimular un elefante dentro de una manada de elefantes.

Y para eso inflan lo que entienden como gasto de publicidad oficial del gobierno, incurriendo en inexactitudes y falsedades. 

Así leemos: "El Presupuesto oficial estableció que la Jefatura de Gabinete dispondrá este año de $ 719 millones para pagarle a los medios por la difusión de publicidad. Sin embargo, ahí no están incluidos la publicidad que paga ANSeS ni los avisos oficiales en el Fútbol Para Todos (FPT). Si se sumaran ambos, el Gobierno tendría que informar que en realidad gastará al menos unos $ 1.950 millones en publicidad.

De esta manera, el kirchnerismo hizo aprobar en el Congreso apenas el 37% de sus gastos reales. El mayor gasto no declarado es el del FPT, que contempla $ 1.410 millones para la AFA y las empresas que hacen la producción periodística y las transmisiones de los partidos.".

El gobierno hizo aprobar todo el gasto en publicidad oficial (como cualquier gasto del Estado) en el presupuesto que votó el Congreso, no hay "partidas ocultas" o algo por el estilo, como parece sugerir la nota.

Y dentro del presupuesto, hay una clasificación institucional (cuantas partidas se le asignan a cada área u organismo del Estado), y otra por objeto del gasto (en qué se gasta la plata); que no son incompatibles entre sí.

Para que se entienda, acá vemos la planilla correspondiente a la Jefatura de Gabinete, y dentro del total de sus gastos (segundo recuadro verde) pueden ver la pauta publicitaria oficial (los primeros 719 millones de los que habla la nota):


Para que quede más claro todavía, recordemos que buena parte de la pauta oficial la maneja la Secretaría de Comunicación Social (Scoccimarro), que pertenece a la Jefatura de Gabinete.

En éste otro cuadro podemos ver como dentro de su gasto total (primer recuadro azul), está toda la pauta publicitaria oficial (segundo recuadro azul, los famosos 719 millones) porque es el que la maneja:


Tampoco es cierto que en el presupuesto oficial se "escondan" los gastos de la ANSES en publicidad oficial, como dice el artículo.

En el siguiente cuadro vemos el presupuesto del organismo, donde figuran (segundo recuadro lila) 533,5 millones para publicidad oficial (el 0,13 % del presupuesto del organismo):


A la hora de ver cuanto gasta el Estado nacional en publicidad oficial, es válido sumar los casi 719 millones del área de Scoccimarro, a los poco más de 533 millones de la ANSES, porque las dos partidas son para lo mismo: avisos en los medios (gráfica, radio, TV abierta, cable).

Incluso los que se pasan en el Fútbol Para Todos, que dicho sea de paso sí figura en el Presupuesto, y no tiene partidas de publicidad oficial, como pueden ver en éste otro cuadro (todos sacados de los anexos de la ley votada por el Congreso):


Lo que es un disparate es seguir sumando peras con manzanas para llegar a a los 1950 millones de los que habla la nota, incluso con el aporte de alguien que entiende de medios como Becerra (pero que de presupuesto no sabe un pomo), y la infaltable ONG del caso como Poder Ciudadano. Porque es la misma bartoleada de una nota de Crettaz en La Nación de hace unos días (analizada acá), hablando del costo del "aparato de propaganda oficial".

Al respecto leemos: "Según planteó el especialista Martín Becerra, en un informe para Poder Ciudadano, habría que sumar todos los gastos del FPT dentro de la pauta publicitaria. “Fue anunciado como una reorientación de la masa publicitaria del gobierno; y los anuncios de carácter proselitista del gobierno representaron, en su primer temporada, casi el 85% de la pauta en los partidos televisados”, dijo Becerra en La publicidad oficial en la Argentina y sus múltiples facetas.". 

El cuadrito expone los gastos de "Fútbol Para Todos" (insistimos: que figuran íntegramente hasta el último centavo en el presupuesto votado por el Congreso), y podemos ver que no hay un centavo destinado a publicidad oficial, justamente porque la que se emite allí (por ejemplo de la ANSES) figura en las partidas del organismo respectivo, que es el que hace el gasto. Los "Servicios Técnicos y Profesionales" son los gastos de las transmisiones de los partidos. 

El planteo de Becerra es absurdo, porque la clasificación del gasto por objeto del presupuesto corresponde a los servicios o bienes que se le suministran al Estado como contraprestación por sus gastos; y en el caso del FPT la mayor parte se la lleva los derechos que el gobierno debe pagarle a la AFA, para obtener la televisación de los partidos (esos poco más de 1157 millones del último reucadrito).

Lo que es publicidad figura como tal, y lo que son derechos de televisación, otro tanto; y esto no es privativo del Estado nacional: el clasificador de gastos que se utiliza es el mismo para la nación, todas las provincias y la CABA, porque además así lo exige la Ley de Responsabilidad Fiscal 25.917.    

Si en el presupuesto de Macri o en el de Bonfatti no figuran partidas en concepto de derechos de televisación, es porque no tienen un programa como "Fútbol Para Todos", por el cual el Estado le paga al dueño de esos derechos (la AFA, en representación de los clubes), y televisa gratis los partidos. 

¿POR DÓNDE EMPEZAR?


La verdad es que uno lee las desconcertantes declaraciones de Lamberto en La Capital de ayer y no sabe por donde comenzar: las respuestas ante la ola de asesinatos en Rosario (213 el año pasado, 31 en los primero 30 días de éste) son inverosímiles.

Veamos si no: "Respecto de la alta tasa de crímenes que registra Rosario en los últimos años, dijo que "hay que ver cada caso en particular", porque "de hecho la mayoría de los homicidios que se han dado en los últimos meses son de relaciones interpersonales, personas que se conocen que disputan territorios, disputas de vecinos y familiares, inclusive en lugares vinculados a la venta de drogas". Y que los homicidios por situaciones vinculadas a robos "en general son los menos".".

Coma más, coma menos, exactamente lo mismo que decía Binner cuando en su gobierno se alertaba sobre el alarmante crecimiento del delito violento en la provincia en general, y en Rosario en particular; y la incidencia del narcotráfico en el fenómeno, hasta que el escándalo Tognoli les explotó en la cara.

Y la idea que tiene de las funciones y rol de la fuerza policial son igual de increíbles: no hubo homicidios durante los saqueos dice. 

Lástima que no pudieron garantizar que no hubiera saqueos, porque la policía estaba autoacuartelada; y en algunos casos instaba a saquear, o daba información a los saqueadores.

Tampoco hubo homicidios durante el conflicto policial, señala.

Lo cual es muy indicativo: en esos días la custodia de los santafesinos estuvo a cargo de la gendarmería, porque la policía estaba amotinada.

¿Habrá que pedirle entonces a los gendarmes que se queden todo el año en esa misma cantidad que vinieron esos días, y disolver la policía, para que baje la tasa de homicidios en la provincia en general y especialmente en Rosario?

Y lo mismo vale para el Dakar, donde también estuvo la gendarmería con muchos efectivos: ¿tendremos que pedirle a la organización que los equipos vengan los 365 días a Rosario, para garantizar que no haya homicidios?

De todos modos, aun en los casos que Lamberto exhibe como ejemplo de la eficacia de su gestión, la policía no estaba presente y fue reemplazada por la gendarmería; o pese a contar con casi 22.000 efectivos, necesitó de unos 1500 o 2000 gendarmes para garantizar la seguridad (al menos, en lo que a los homicidios refiere).

En cualquier momento van a decir que desde que ellos custodian la Casa Blanca, no mataron a ningún otro presidente norteamericano después de Kennedy.

PARA ENTENDER LA INFLACIÓN


jueves, 30 de enero de 2014

INTERCAMBIO EN TWITTER


Los troscos deben tener en Twitter algo parecido a los sistemas de la ASN en EEUU, que se activa cuando mencionás alguna palabra clave, como "terrorismo", "Al Qaeda" o "Bin Laden".

O como Mariano T cuando escucha "retenciones" o "impuestos". 

Como vemos en éste caso, el disparador de la alerta fue la mención a Las Manos de Filippi.

Y seguro esta gente tiene un problema con el humor o la ironía, que se agrava cuando intenta internarse en ese terreno, pero bueno: cada uno se ríe de lo que puede, y como puede.

Lo curioso es este intercambio twittero (además de que Lucho parece compartir la idea clarinesca de que todo artista que adhiere al kirchnerismo es exclusivamente por guita) fue el asunto del 82 % móvil para los jubilados; que viene formando parte del programa del frente de izquierda, hoy en trance de disolución.

En ésta entrada decíamos al respecto: "Los otros días escuchábamos en radio a Pitrola diciendo que sus dos primeros proyectos serían el 82 % móvil para los jubilados, y la derogación del impuesto a las Ganancias sobre los salarios; en ambos casos sin matices ni discriminación: 82 % para todos los jubilados, Ganancias para ninguno que cobre salario.

Lo cual supone por ejemplo pagarle el 82 % de su salario al CEO de una multinacional jubilado, o que deje de pagar Ganancias si está en actividad; convalidando con tales propuestas la inequidad salarial del mercado laboral, y extendiéndola a la etapa de la pasividad, con una propuesta (la del 82 % móvil) que tiene mucho más de la lógica de un sistema de capitalización, que de reparto solidario." .

Como nos parece una propuesta rara para una fuerza de izquierda, le preguntamos al amigo Lucho si era para todos, incluso para el más amigazo aun de Aranguren.

Y como pueden ver, tras un lapso de 3 horas (¿tuvo que consultar con Altamira y Pitrola la respuesta?) nos dijo que sí, que el 82 % móvil es para todos "porque uno aporta toda la vida".

Una respuesta más esperable en un defensor de las AFJP, que en un militante de la izquierda.

Y lo del traba en actividad directamente no lo entendimos: desde acá apostamos a defender la opción sexual que cada uno elija libremente, y nuestro entuerto con Aranguren no pasa por ahí (es más: no sabemos si le atrae ponerse o no medias de red), sino simplemente en que es flor de garca.

PUBLICIDAD ENGAÑOSA


Leemos en el Boletín Oficial que el gobierno provincial sigue ampliando su ya abultada nómina de funcionarios políticos (que supera los 900) creando una Dirección Provincial de Comercio Interior, para que actúe como autoridad de aplicación de la ley de defensa de los derechos del consumidor.

¿Ah, no la crearon dicen, ya existe desde hace mucho?

Ahí tienen ven, para los que preguntaban quién era el Moreno de Bonfatti (ahora sería Costa, pero éste de acá se ve que tuvo ataques de pánico desde antes de asumir).

¿Vieron que se podía sonsos, controlar a los supermercados, que decían que no, que no tenían facultades legales para hacerlo?  

Por ahora es sólo para corroborar que no engañen con la publicidad y los precios difundidos, ya habrá tiempo para controlarlos si remarcan de más: la revolución socialista es así, lleva tiempo y ningún cambio profundo se hizo en un día.

En la nota se insta a los ciudadanos a denunciar ante el organismo casos de publicidad engañosa, para que el organismo de control pueda actuar.

Desde acá nosotros nos permitimos hacer nuestro modesto aporte al respecto:



Esperemos que todo el peso de la ley caiga sobre estos inescrupulosos.

LA ÚNICA VERDAD ES LA REALIDAD. O MÁS O MENOS







Ahí tenés, para todos los gustos: autorizaron subas, retrotrajeron precios, moderaron subas, convalidaron aumentos: debe ser por eso que dicen que hay incertidumbre y falta previsibilidad; si no siquiera se pueden poner de acuerdo en lo que verdaderamente pasó.

Pero más allá de la anécdota del modo en el que los medios cubrieron los anuncios de ayer, dejan más de una enseñanza sobre el tema de la inflación, que le preocupa a todo el mundo; hasta a los empresarios que remarcan a lo pavote.

Y sobre el cual existen tantas interpretaciones, como tapas de los diarios reflejando las noticias.  

Sin ir más lejos, acá en El Cronista leemos: "El economista José Luis Espert advirtió que si el Gobierno no modera el gasto público para bajar el déficit fiscal “habrá que prepararse para la caída que va a tener la economía”. Si bien coincidió con la decisión del Banco Central de subir las tasas de interés, remarcó “que se quedaron cortos, porque la inflación ya esta entre un 40 o 50% anualizada”.
“Tengo que advertir que si el ajuste lo pensas hacer solo con las tasas de interés, preparate para la caída que va a tener la economía. Por eso es clave la moderación del gasto público para bajar el déficit”, remarcó Espert en diálogo con Radio Mitre.
En tanto calificó de “disparate monumental” considerar que los precios suben como consecuencia de la inescrupulosidad de los empresarios. “Es propio de un Gobierno que está completamente fuera de la realidad”, se lamentó.
El economista explicó que “el gasto público genera déficit fiscal, que se financia con emisión monetaria, emisión que genera inflación”.".
En la misma nota plantea que las tasas de interés deberían subir por encima del 40 %, así que imaginemos los efectos sobre el nivel de actividad. De hecho, la suba de tasas que ya está produciendo el BCRA para inducir a depositar en los bancos y quitarle presión al dólar, los producirá.
Pero el asunto éste de retrotraer los precios al momento anterior a la devaluación deja nítido que en la inflación (un fenómeno multicausal) el componente especulativo se lleva las palmas, por afano (literalmente).
Baste decir que el gobierno reuniéndose con Techint, Aluar y Acindar logró que retrotrajeran los precios del acero y el aluminio y sus derivados (insumos difundidos de uso generalizado en la construcción y en otros rubros), y lo pudieron hacer perfectamente; del mismo modo que podrían bajarlos más aun.
Todas esas empresas producen en el país con costos argentinos, y exportan a precios internacionales: costos en pesos, ingresos en dólares; y forman parte del club de los ganadores en cualquier devaluación, ésta no será la excepción.
También acordaron retrotraer sus precios las principales cadenas de electrodomésticos, que los subieron con el argumento de que los productos que venden tienen un alto componente de partes importadas (lo cual es cierto en algunos casos, y falso en otros; como la línea blanca); aplicando así la famosa idea del "costo de reposición", que puede ser válida para un almacén de barrio o un pequeño o mediano comercio, pero no para gigantes con una estructura financiera que les brinda amplias espaldas para absorber movimientos del dólar.
Porque además son los mismos que en los últimos meses vinieron adelantando importaciones a cuenta de una futura devaluación, sumando así más presión para que finalmente se produzca.En ambos casos (los gigantes del acero y el aluminio, las grandes cadenas de electrodomésticos), al igual que en el de las principales cadenas de supermercados, controlan los mercados, ejercen posición dominante, tienen una escala de negocios, un esquema de integración de proveedores y empresas vinculadas y un manejo financiero de las compras y las ventas, que les permiten apropiarse de grandes excedentes en todos los eslabones de la cadena de producción y comercialización; sin preocuparse demasiado por el "costo de reposición".
El tradicional argumento liberal del gasto público como el casi único generador de la inflación, tiene por objeto encubrir eso; que explica por que los precios siguen subiendo aun cuando la tasa de expansión monetaria (medida interanualmente) viene cayendo, y el BCRA seca la plaza emitiendo LEBACS o subiendo las tasas.
Tampoco podrán decir que el problema está en el exceso de demanda, cuando todavía los trabajadores formalizados ni siquiera iniciaron la discusión en paritarias, y todavía no se otorgó el primero de los dos aumentos anuales a los jubilados.
El aumento de precios "por las dudas", "para cubrirme", "por lo que pudiera llegar a pasar" es el corazón del problema inflacionario, y las empresas -que luego piden moderación en los reclamos salariales- se están anticipando a las paritarias; aunque cuando se cierran vuelven a remarcar con el argumento de la suba del costo laboral.
Nosotros celebramos que con las sanciones a algunas empresas (se habla además del caso de Arcor) el gobierno haya empezado a transitar el camino que señalábamos acá, porque buena parte del problema de la inflación se resolvería si estas maniobras se cortaran de cuajo.

TWEETS POLÉMICOS



miércoles, 29 de enero de 2014

EL CAMPO ES LA PATRIA, PERO A MÁS DE 8 POR DÓLAR


Voluntarios para la brigada de quema de silos-bolsa, anotarse acá. 

EL JUEGO DE LAS DIFERENCIAS



A ver si algún lector atento encuentra alguna diferencia entre el editorial de hoy de La Nación (completo acá) y esta columna del amigo Rogelio en el diario del Loco Lindo de ayer; en la que -entre otras lindezas- leemos: "los mandatarios que en estos días lleguen a La Habana descubrirán una ciudad ordenada, limpia, sin mendigos, proxenetas ni lúmpenes avergonzando la vía pública con su desagradable presencia. Tampoco se observarán pintadas políticas opositoras en las paredes y, mucho menos, opositores manifestando en la vía pública. Quienes viajen en auto lo harán con la tranquilidad de saber que ningún piquete interrumpirá su recorrido. Y los que se alojen en los lujosos hoteles habilitados por la revolución dispondrán de la comodidad de saber que nunca jamás una huelga o algo parecido perturbará su estadía.
Una maravilla. Una maravilla de la dictadura revolucionaria que si de algo sabe es de orden y disciplina. Una maravilla el empeño en los últimos días de los funcionarios cubanos para garantizar que el paisaje esté a la altura de los solemnes objetivos revolucionarios. Según Yoani Sánchez, la bloguera instalada como un forúnculo en la isla de la felicidad, funcionarios de la policía política, alcahuetes debidamente instruidos, matones y provocadores a sueldo, esbirros de cachiporra pesada y pistolas de gatillo fácil, se encargaron de visitar las casas de los opositores para advertirles con sus encantadores modales y su aleccionadora pedagogía, que si apreciaban su libertad y su salud lo mejor que podían hacer era no dejarse ver por la calle.
Mientras la policía política realizaba esta civilizadora faena, la policía de todos los días se ocupaba en trasladar mendigos, rufianes, prostitutas, pungas y lúmpenes de todo pelaje a lugares más discretos y ocultos. ¿Como hacía el general Bussi en Tucumán? Exactamente, como hacía Bussi en Tucumán. Con una diferencia. Bussi, por lo menos, tenía la delicadeza de no justificar sus trapisondas en nombre del hombre nuevo y la felicidad de los pueblos.
Nuestra Señora se adelantó tres días a la reunión. ¡Cómo perderse ese paraíso de orden, limpieza y autoridad! ¡Cómo no envidiar a los Castro! Allí los opositores no fastidian, los diarios no hablan y los partidos políticos no existen. ¡Así da gusto gobernar!, habrá pensado nuestra señora, mientras se acicalaba con algunos de sus modestos y austeros vestuarios para lucir jubilosa en la entrevista con el señor Fidel Castro.
La señora está alojada en uno de los hoteles emblemáticos de La Habana -dicho sea de paso, uno de los más caros en una ciudad donde la hotelería es cara- y disfruta de garantías y privilegios que la inmensa mayoría de los cubanos no tienen. En su estadía en La Habana, la señora dispone de un cordón de seguridad -que es lo que mejor saben hacer los Castro- dispuesto por el régimen cubano para que no la moleste nadie ni, mucho menos, los periodistas ¡Qué felicidad!." (las negritas son nuestras) .

¿Difícil, no?

Pero les vamos a dar una ayudita: la pista la da el propio Rogelio cuando cuenta que en La Habana la hotelería es cara.

Lo sabe por experiencia propia porque en su momento no le alcanzaba para pagarse el hotel allá; y se lo pagamos entre todos (ver acá más datos); cosa que -hasta donde sabemos- no habría sucedido con el editorialista fantasma de La Nación.

La otra diferencia es que a La Nación no se le ocurrió (por lo menos en el editorial de hoy) elogiar a Bussi.

MAURICIO, EL VISIONARIO


La imagen de apertura corresponde a ésta nota de Ambito Financiero de hoy, que da cuenta como la experticia financiera del macrismo endeudando en dólares a la CABA ya les costó a los porteños 17 millones de verdes en un día, por la devaluación.

Lo que nos lleva a recordar que hace un poco más de un mes (cuando ya se estaba acelerando el aumento del dólar oficial) el joven Mauricio tomaba deuda en dólares, como podemos ver acá:


Y un diario insospechado de kirchnerismo como Clarín decía al respecto (hace apenas 48 días atrás) acá: "La ciudad de Buenos Aires se dispone a emitir un bono en pesos ligado al tipo de cambio oficial por unos 2.400 millones de pesos. Y lo hará en medio de la acelerada devaluación del peso frente al dólar. De entrada, la Ciudad está dispuesta a asumir los riesgos que significa emitir una deuda que se irá ajustando a la par de la devaluación, justo cuando el Gobierno Nacional apuesta a achicar la brecha entre el dólar oficial y el paralelo.
Esto quiere decir que la tasa de interés a la que se emita el bono (se calcula en un 2 o 3 % anual) es irrelevante.
Lo que importa es el precio del dólar a la hora de pagar los vencimientos, tanto los intereses como el capital. Como el peso se está devaluando a una tasa, anualizada, superior al 50%, el costo de tomar esta deuda en pesos para la ciudad es equivalente a esta tasa de devaluación.
Según explicó ayer el ministro de Hacienda de la Ciudad, Néstor Grindetti, la emisión se hará a 6 años de plazo con tres de gracia.
Es decir que el pago de intereses arranca en el mes 37.
En el mercado aseguran que los tres años de gracia no son un problema para los acreedores. Más tiempo pasa para el primer pago, más chances de capturar toda la devaluación esperada.
Ante el riesgo para las arcas porteñas (y los contribuyentes) de endeudarse por el mecanismo dollar-linked en medio de una devaluación más o menos intensa, Grindetti señaló: “La devaluación, tarde o temprano, provoca cierta inflación, y eso luego se traduce en mayor recaudación para la Ciudad por Ingresos Brutos e IVA, con lo cual los riesgos se acotan”." (las negritas son nuestras)

Dejemos de lado por un momento las suspicacias (como pensar que este tipo de desaguisado tienen por objeto prenderse en alguna comisión por tomar deuda, o favorecer a un banco amigo), y analicemos la perspicacia de estos cráneos; que se proponen como alternativa superadora al kirchnerismo.

Recordemos que hasta hace muy poco estos mismos lumbreras nos aconsejaban salir a tomar deuda en el mercado internacional porque las tasas estaban bajas; omitiendo que endeudarse en dólares genera una presión y un condicionamiento extra a la posibilidad de definir el tipo de cambio según el modelo de desarrollo productivo elegido para el país.


Pero además estos salames -como Macri- nos dan lecciones sobre trabajo en equipo, planes anti-inflacionarios, correcta administración y planificación a largo plazo:


¿Habrá sido para analizar este problemita que Mauri instrumentó la ya célebre convocatoria?:


martes, 28 de enero de 2014

¿ELIDA RASINO PROPONE DEVOLVER LOS 600 DEL PROGRESAR?


Sobre el PROGRESAR, leemos a Gélida Rasino en El Ciudadano: "Si bien la legisladora destacó la importancia de implementar programas en beneficio de la población joven, atravesada por una realidad en la que “se ha desvalorizado el trabajo y el estudio como un concepto de vida”, consideró que “se sigue insistiendo con una fórmula que no abarca la complejidad del problema”.

A este complicado panorama se suma que “la economía ilegal tiene mucho más dinero que el Estado para ofrecerle a los jóvenes”, por lo que estimó que programas como el presentado por la presidenta de la Nación son “más de lo mismo”, si no son acompañados por una reestructuración del modelo de país.
La mala noticia es que todo esto ya no se resuelve con plata. Lo vemos en sectores como la educación y las áreas sociales, que durante años han recibido fuertes aportes económicos. El problema social argentino pasa por un deterioro cultural que ha desvalorizado el trabajo y el estudio como un concepto de vida, en favor de valores concentrados en el consumo, principal actor en este modelo económico, que, al mismo tiempo, no genera empleo y rápidamente cae en el desuso, producto del vertiginoso desarrollo de la industria”, alertó Rasino.
“Todo esto se da en un marco de consagración de la ilegalidad, ruptura de lazos sociales y concentración de la población en las grandes ciudades, que ha transformado la vida de millones de personas en un infierno. Es muy difícil que la escuela funcione en lugares como el conurbano bonaerense, o incluso en el propio Gran Rosario, donde la calidad de vida se ha deteriorado tanto”, analizó, al tiempo que afirmó que “el grupo de jóvenes a los que está destinado este plan vive cotidianamente la discriminación, el bullying y se desenvuelve en ambientes en los que el consumo de drogas ilegales es común y donde las amenazas casi mafiosas son la moneda corriente”.
Según analizó la ex ministra de Educación de la provincia, “el camino (a seguir) es un modelo de país basado en un proyecto económico, social y político de reconstrucción de los vínculos sociales, respeto por la ley y las normas y de ejercicio pleno de la justicia”. “Un país en el que aquel que cometa errores los pague y en el que haya igualdad de oportunidades para estudiar y trabajar”, agregó.
“Esto tiene que ver –continuó la diputada– tanto con la posibilidad de que la familia cuente con un trabajo para mandar a su hijo a estudiar como con la necesidad de que ese chico pueda ir a una escuela que esté funcionando y en la que los docentes se sientan orgullosos de estar al frente del aula.
Finalmente, la ex ministra de Educación Élida Rasino analizó la situación desde la realidad que afecta por estas horas a la provincia y pidió más unidad entre todas las tres esferas de gobierno para poder encaminarse en este modelo de revalorización de la vida: “Creo que se hizo un esfuerzo muy grande. Tenemos el ejemplo de la ciudad de Rosario que, mientras todo un país se hundía con la década menemista, iba floreciendo e instalándose como una ciudad que brillaba por sí misma. Pero llega un momento en que el contexto arrasa con todo, no hay posibilidades de salirse absolutamente de esa realidad. Hoy estamos un poco mejor, pero tenemos que comprender que un gobierno local o provincial, por más voluntad y esfuerzo que ponga, no puede torcer una estructura económica, cultural y política que está tan de espaldas a la gente”, concluyó.". (las negritas son nuestras).

Lo de los "fuertes aportes económicos" a la educación y las áreas sociales no lo debe haber dicho por la gestión provincial del socialismo (de la cual fue ministra de Educación): acá demostrábamos con los propios números oficiales que la inversión del Estado provincial en educación fue cayendo invariablemente desde el 2007 al 2011 (todo el gobierno de Binner); mientras se construía una sola escuela nueva en cuatro años (de allí debe venir lo de "una escuela que esté funcionando"), y crecían los subsidios a la enseñanza privada.

Debe ser por eso que para Rasino los problemas de inclusión a través de la educación no se resuelven con plata.

Así como dijo en su momento que "el apego por la educación en las familias empobrecidas es menor" (por eso sería un desperdicio poner plata para ayudarlas a que los hijos estudien); o que los alumnos de una escuela que protestaban por el despido de docentes en una escuela privada eran "aprendices de piqueteros".    

Lo de la plata que la economía ilegal pone en manos de los jóvenes, el consumo de drogas ilegales y las amenazas mafiosas no se lo vamos a cuestionar, porque viniendo del socialismo de eso debe saber un toco; no tanto como Tognoli, pero seguro que sabe.

Curioso que el periodista que la entrevistó no le haya preguntado que medidas tomó durante su gestión como ministra de Educación en el sentido que propone, y que hayan sido mejores que el plan PROGRESAR, dado que afirma que estaríamos mejor; aunque tras cartón señala que un gobierno provincial sería -básicamente- inútil para resolver los problemas más graves.

OBEID


A los 66 años y después de una larga enfermedad, murió hoy en Santa Fe Jorge Obeid; dos veces ex gobernador de Santa Fe y diputado nacional por el Frente Para La Victoria.

Con más de 40 años de participación y protagonismo político, su trayectoria sintetizó los claroscuros, contradicciones y ambivalencias del peronismo; movimiento al que siempre adscribió; y en el que no muchos pueden vanagloriarse de haber tenido la oportunidad de estar mano a mano con el propio Perón.

Además del obvio respeto humano que siempre impone la muerte -que suele ser un momento en el que aun los más enconados adversarios dejan de lado las diferencias, con las excepciones miserables del caso- hay que destacar a alguien que abrazó desde joven a la militancia política como una definición de vida.

Algo que no parece poco; en tiempos en que los vacíos de la política se llenan con figuras de la farándula, y algunos se dedican a ella como un simple pasatiempo para llenar los ratos libres o matar el aburrimiento.

Después quedará para el juicio de la historia y el análisis sereno y desapasionado (tanto como puede serlo cuando de lo que se discute es de política) el juzgamiento de sus acciones como político y hombre de gobierno; sobre lo cual nosotros -como agrupación política, con una identidad definida- tenemos nuestro propia opinión, que en otras ocasiones hemos dejado expuesta.

Nuestras condolencias para sus amigos y familiares.

MEJOR QUE DECIR ES HACER


Pasamos más de 10 años en que nos reclamaron diálogo y consenso, y poner fin al clima de crispación.

Redujeron el conflicto y la disputa política a una cuestión de buenos o malos modales, a punto que tal que demonizaron a funcionarios del gobierno (el caso emblemático fue Moreno) por esa cuestión; aunque en realidad lo que se cuestionaba era el rumbo elegido.

Como quedó claro después de los cambios que el gobierno introdujo en el gabinete y en el estilo comunicacional con la llegada de Capitanich y Kicillof al gabinete, y la salida del "polémico" Moreno: la supuesta amabilidad (comparada con los modos anteriores) y las convocatorias a las mesas de diálogo tuvieron como respuesta de los "mercados" el más feroz ataque especulativo -no ya contra la economía, sino contra el proyecto político que gobierna la Argentina- desde la reelección de Cristina.    

Y no se trata de caer en teorías conspirativas para exculpar errores propios, o hacer la de los radicales, que siempre terminan mal cuando gobiernan, y le echan la culpa al contexto desfavorable; sin hacerse cargo nunca de nada.

Te terminan torciendo el brazo para provocar una devaluación (que venían fogoneando por dos años con el argumento de la "pérdida de competitividad"), pero como era previsible le sacan tajada, y no sólo para exportar: Techint, Aluar y Acindar aprovechan su posición dominante en el mercado para remarcar precios de insumos difundidos, que terminan propagando inflación hacia toda la cadena de valor.

Firmás un acuerdo para controlar ciertos precios con las principales cadenas de supermercados, y a los pocos días de empezar a andar hay faltantes y remarcaciones.

Abrís (aunque sea parcialmente) el "cepo" para que los particulares puedan comprar dólares (a riesgo de seguir perdiendo reservas), y resulta que los bancos (que son los que alimentan las cuevas del "blue") no hacen las transacciones, con la excusa de que todavía no se pudieron adaptar al sistema.

Y los costos de cada una de esas joditas (en términos políticos) los paga el gobierno; y en un punto es esperable que así sea: es del gobierno del que se esperan las respuestas, porque para eso lo votaron.

Reiterando lo dicho acá, las dificultades que atraviesa el país suponen un desafío político más que económico (si queremos simplificarlo, del mercado a las instituciones democráticas), y por ende las respuestas que se deben dar, son políticas.

El diagnóstico que dan los funcionarios del gobierno y la propia Cristina sobre los sectores que especulan para sacar tajada es correcto, pero no hay que quedarse ahí sino pasar a la acción; porque esos tipos reclaman diálogo y consenso pero está harto demostrado que son hijos del rigor.

Cualquier inacción del gobierno tolerando sus maniobras no será interpretada por ellos como una apertura al diálogo, sino como una muestra de debilidad, y por ende junto a las rectificaciones que sean necesarias en la instrumentación técnica de las medidas que se tomen, hay que dar claras señales de que se ejercerá todo el poder institucional del que el Estado dispone, para ponerlos en cintura.

Desde las leyes de abastecimiento, defensa de la competencia, lealtad comercial, régimen penal cambiario, regulación del mercado de capitales o la carta orgánica del Banco Central; hasta los artículos que subsisten de la ley de subversión económica, para reprimir las especulaciones con el desabastecimiento o el faltante de productos, la ley penal tributaria o el mismísimo Código Penal. 

Y si ese marco es insuficiente para abortar determinadas maniobras especulativas -que terminan atentando no ya contra el gobierno, sino contra el conjunto de los argentinos- hay que aprovechar el control que se tiene de las Cámaras del Congreso, para generar las normas que hagan falta.

Pero además de utilizar el peso institucional del Estado nacional, hay que instrumentar formas de control social (por ejemplo involucrando a los sindicatos y organizaciones sociales en el control de los acuerdos de precios), y comprometer en la empresa al conjunto del sistema político-institucional: provincias y municipios.

En el caso de "Precios Cuidados" por ejemplo, hay que lograr que lo más rápido posible se amplíe y llegue al interior, y comprometer a todos los gobiernos provinciales (incluso los que están en manos de la oposición) en la fiscalización de su cumplimiento.

Para por lo menos evitar que se hagan los boludos (como pasa acá en Santa Fe) y después reclamen por los medios medidas contra la inflación.

Con dos años de mandato por delante todavía, y más allá de las asignaturas pendientes (que parecen hoy más lejanas por razones de debilidad política y contexto económico, pero no necesariamente imposibles), el kirchnerismo tiene que evitar que le pase lo que a cualquiera que anda en bicicleta; que si detiene su impulso pierde estabilidad y se cae.

SEGUIMOS APORTÁNDOLE IDEAS AL GOBIERNO



¿Este no tendrá que ser el videoclip oficial del programa PROGRESAR?

Siempre dentro del diálogo y consenso, por supuesto.

lunes, 27 de enero de 2014

UNA IDEA BUENÍSIMA. FALTA QUE SE LA CUENTE A BONFATTI, Y LISTO


Roy Cortina es diputado socialista (en realidad por el amasijo UNEN) por la Capital, y vemos como en su cuenta de Twitter no para de generar ideas.

El día anterior a que Cristina anunciara el programa PROGRESAR pedía usar la plata del "aparato mediático del gobierno" para un plan de impulso del empleo joven. 

Pobre, quedó un pelín pagando. O a lo mejor en la Rosada lo siguen, y le hacen caso.

Claro que con lo del "aparato mediático del gobierno" deja claro que lee La Nación, y cree todo lo que dicen.

Pero el hombre está obsesionado con el gasto en publicidad oficial, y al parecer sacaría la plata de ahí para todo.

Raro lo de gravar la renta financiera, porque cuando el gobierno propuso gravar parte de esa renta financiera para financiar los cambios en Ganancias votó en contra; pero en fin, volvamos a la publicidad, que tanto le preocupa.

Está buena la idea de usar la guita que se gasta en publicidad oficial para algo más útil, en éste caso un plan de ayuda a los jóvenes para conseguir su primer empleo, o estudiar.

Tan buena que no nos explicamos como Cortina no se la dio a Bonfatti, para que la aplique en la provincia donde el socialismo gobierna; y piensa gastar por lo menos $ 191.234.000 en publicidad oficial para éste año.

Con esa plata por ejemplo se podría dar una ayuda similar a la de PROGRESAR ($ 600 durante 12 meses, $ 7200 por año) a 26.560 jóvenes santafesinos.

Y AL FINAL SE LANZÓ MAURICIO, NOMÁS

UNA IDEA


País raro éste: te dicen que la inflación pulveriza la capacidad de ahorro de la población, como consecuencia de lo cual a la gente apenas le alcanzaría para llegar a fin de mes; y al mismo tiempo te piden que los dejés comprar dólares para proteger sus ahorros de la inflación.

Ojo: a lo mejor es que no se explican bien, y los que tienen un problema no son los mismos que tienen el otro (puede pasar), aunque ¿quién no conoce alguien que protesta por las escalas del Monotributo, y porque no puede comprar dólares, todo junto?

Igual que hace dos años largos que nos vienen diciendo que el tipo de cambio estaba bajo y el dólar no era competitivo por la inflación (decían que el gobierno lo usaba como "ancla inflacionaria"), y ahora nos dicen que el impacto de la devaluación será trasladado automáticamente a los precios; por lo que los que hasta la semana pasada la pedían, hoy la critican porque alimentará la inflación; en fin: son los riesgos de perder la iniciativa e ir detrás de los acontecimientos.

Hoy se conoció la "letra chica" (como diría Pino) del levantamiento del "cepo" para la compra de dólares para ahorro: acreditar ingresos formales como mínimo iguales a dos Salarios Mínimos, Vitales y Móviles (hoy serían $ 7200), con una fórmula de la AFIP que calcula la porción de los ingresos mensuales, normales y habituales por los que se puede comprar y con un tope mensual máximo de hasta 2000 billetes verdes.

Pagando un 20 % por encima de la cotización en concepto de anticipo a cuenta de Ganancias o Bienes Personales (se mantiene el 35 % para las compras para turismo y las compras con tarjeta en el exterior); salvo que la persona física (las empresas no podrán comprar dólares para atesoramiento) deposite los dólares en un plazo fijo bancario, para lo cual a su vez el BCRA subió la tasa de interés de los depósitos en moneda extranjera

Con esto ya no deberían hablar de "falta de previsibilidad" o "discrecionalidad" del gobierno para autorizar la compra de dólares, pero que nadie se ilusione esperando aprobación a las medidas: todo lo que no implique la total y absoluta liberalización del mercado cambiario será rechazado de plano.

Es prematuro saber si las medidas lograrán el propósito de reducir el mercado legal de divisas, controlar el alza del dólar y recomponer las reservas del BCRA; y cuestión aparte (la más trascendente sin dudas) es como evitar que la devaluación incida en los niveles de precios.

Lo que sí se puede señalar es que el sistema está estructurado sobre la base de los ingresos formales declarados al fisco por quien quiera comprar dólares (un resguardo mínimo y elemental, que nadie discutiría en los países que nos ponen como modelos por lo "serios"), y la acreditación de cierta capacidad de ahorro.

Y éste es el punto en el que nos interesa detenernos, para hacer nuestro modesto aporte.

Desde la ortodoxia económica, los medios hegemónicos y prácticamente la totalidad de la dirigencia opositora (falta poco para que la propia izquierda suscriba el diagnóstico, por lo pronto ya adscribe a la teoría del "Rodrigazo", como lo apunta acá el Pibe) se señala al gasto público como la principal (si no única) causa de la inflación.

Y dentro de ese gasto público, se señala a los subsidios a las tarifas de los servicios públicos (luz, gas, agua, transporte) como una de las principales distorsiones, que dispararían el gasto y acrecentarían el déficit; junto (y paralelo a) las importaciones de combustibles; que son necesarias (según dicen) porque hay una demanda subsidiada.

El hecho de que para poder comprar dólares para ahorro se exija acreditar la situación de ingresos ante el fisco permitirá a la AFIP cruzar información para determinar si hay inconsistencias, y eventualmente atacar nichos de evasión (de hecho ya vino funcionando algo así con la versión anterior del "cepo"); pero también para determinar en qué sectores existe capacidad de ahorro, el presupuesto para autorizar la compra.

Y acá viene la idea: ¿no sería adecuado aprovechar esa información para instrumentar la baja o quita de los subsidios a las tarifas a aquéllos usuarios que le están diciendo al mismo Estado que tienen capacidad de ahorro, para que los dejen de comprar dólares? 

Además de la equidad de la medida, alguna de las dos finalidades se lograría: o se quita presión a la demanda de dólares, o se pueden rediseñar los subsidios para que les lleguen a los que verdaderamente los necesitan, además de poder destinar esos recursos del Estado a otros gastos más prioritarios.

La renuncia voluntaria que se instrumentó en su momento fue un completo fracaso, porque -como diría Pugliese- les hablamos con el corazón y nos contestaron con el bolsillo.

Dejando de lado las complejidades técnicas que pueda tener la instrumentación de la medida (se prometió en su momento algo así con la tarjeta SUBE, y aun no se ha instrumentado), no se nos escapa que alguno cuestione la legalidad sobre la base de que los servicios públicos se facturan por unidad de medida, o en proporción a su uso; y no por la capacidad contributiva o el nivel de ingresos de los usuarios.

En tal caso podría analizarse hacer cargar la baja de los subsidios (o el aumento de las tarifas, como se lo quiera ver) sobre los cargos o conceptos generales por conexión al servicio, y no sobre los niveles de consumo (lo que no podría aplicarse al transporte público por supuesto); o alguna alternativa parecida.   

Desde ya que si le medida reportara mayores ingresos por tarifas a las empresas concesionarias (sean públicas o privadas) deberían estar afectados en todo o en parte, a obras e inversiones para el mejoramiento de los servicios.

LAS QUE SE LE ESCAPARON A CAMPANELLA




domingo, 26 de enero de 2014

A DEJARSE DE JODER CON FACEBOOK, WHATSAPP Y TODAS ESAS GARCHAS: QUE VUELVAN LAS CARTAS

 

LLEGA LA VERSIÓN ARQUITECTURA DE "UY, NOS ROMPIERON EL ORTO"



Sobre el avance de las obras del "Parque de la Constitución", leemos al mismísmo Loco Lindo en su propio diario: "están de pie, marcan el terreno, y representan a través de su volumétrica corporeidad abstracciones fundantes de los poderes del Estado instituidos por la Constitución Nacional.
Se yerguen a la vera del río Santa Fe, en el costado este de la avenida Mar Argentino. Apuntan hacia el cielo como flechas de la estatidad, en busca de alturas superadoras en la siempre compleja experiencia histórica de crear y desarrollar un país, y están rodeados por las tierras bajas de la ribera, salpicadas de vegetación autóctona. Los tres pilares de la república democrática irradian a los cuatro vientos su energía institucional y convocan a la ciudadanía a un espacio en construcción -como lo es la Argentina misma-, sin disimular las asperezas e irregularidades del medio ambiente.
Así, los tres pilares que representan a los poderes del Estado, se alzan como hitos geométricos simples y puros sobre la dominante horizontal del terreno de diecisiete hectáreas, y en el futuro próximo, serán encamisados con chapas de acero que los harán fulgir bajo el sol, conjunción de la naturaleza con la inteligencia proyectual que acentuará su condición de marcadores institucionales y urbanos, de antenas transmisoras de mensajes cívicos, de agujas adecuadas para tejer un futuro de mejor y más fructífera convivencia.
Ya están de pie -cada uno con sus dieciséis metros de altura y sus sesenta toneladas de peso- sobre el terreno todavía greñoso, que paso a paso se convertirá en un parque de la civilidad, en un lugar de encuentro y comunicación, de aprendizaje y reflexión, de disfrute y contemplación. Allí estará, al alcance de todos, el privilegiado balcón ribereño que se abrirá hacia el río de rápida correntada y los verdes y ocres de las islas de enfrente.
Empleo el vocablo “pilares”, aunque también podría usarse el de “columnas”, porque me parecen preferibles a las palabras “tótems” u “obeliscos”. Explico por qué. Los tótems remiten a escultóricas construcciones tribales, al animismo mágico y a la evocación de epónimos que ligan a sus descendientes por los lazos de sangre y las comunes creencias clánicas y religiosas. Los obeliscos, por su parte, aunque morfológicamente muy cercanos a los hitos o pilares que se alzan en el Parque de la Constitución, difieren sustancialmente del sentido y la función que revestían en el Egipto de los faraones, lugar de origen del formato.
En cambio, los pilares del Parque de la Constitución reconocen otra raíz: la que consiguió reemplazar a las relaciones nacidas de la sangre por el vínculo surgido de la ley, a la singularidad de la tribu por la generalidad del Estado; al jefe de la mesnada por la autoridad institucional, al súbdito por el ciudadano, a la arbitrariedad por la previsibilidad, al casuismo por el silogismo, a la pulsión de la venganza por la intermediación de la Justicia, a las creencias panteístas por los principios racionales y las normas positivas del sistema legal.
Se trata de un sitio que incluirá una biblioteca pública como clave de inclusión social; un centro de documentación, investigación y difusión de la Constitución Nacional y de la riqueza cultural de la tradición constitucionalista; una antena emisora de civilidad, una muestra con elementos dinámicos que permita visualizar el difícil proceso de gestación del texto constitucional y facilite su comprensión para todas las audiencias." (las negritas son nuestras)

Sobre el famoso "Parque de la Constitución", ver más info acá y acá.

¿Lo de "Allí estará, al alcance de todos, el privilegiado balcón ribereño que se abrirá hacia el río de rápida correntada y los verdes y ocres de las islas de enfrente" le servirá para levantarle el precio a los terrenos que le van a expropiar para hacer el puerto?

Ahora, de lo que está hablando el Loco Lindo, lo que inspiró tanto su verba inflamada, lo que lo elevó a las cumbres de la inspiración literaria, es esto: