LA FRASE

"EL MEJOR MODO DE RECUPERAR LOS DÍAS DE PARO ES DEJAR QUE LOS JUBILADOS MIREN PORNO POR INTERNET." (ROBERTO BARADEL)

jueves, 12 de noviembre de 2015

¿"CAMBIEMOS" CAMBIÓ?: JUBILACIONES Y AUH


Cuando en el año 2008 el gobierno de Cristina decidió liquidar el sistema de jubilación privada de las AFJP establecido en los tiempos de Menem y Cavallo desde el PRO se opusieron frontalmente, y votaron en contra en el Congreso. El propio Macri calificó a la medida (que posibilitó el lanzamiento original de la AUH, que ahora reivindica) como “un acto criminal”.

Por esos mismos días el Congreso aprobaba la ley que estableció el índice de movilidad de los haberes jubilatorios, ley que tuvo también el voto en contra de los legisladores que responden a Macri.

Sin embargo, con el paso de los años, votaron a favor exactamente el mismo índice para actualizar con la misma periodicidad (semestralmente) la asignación universal; aunque una semana más tarde (cuando el Congreso la había aprobado) Macri protagonizó un furcio célebre por prometer que de llegar al gobierno la convertiría en ley, algo que ya había pasado.

Y reivindica la AUH "porque el gobierno hizo bien en recoger el proyecto de Carrió", que votó también en contra de la estatización de las AFJP. Un año después del lanzamiento de la AUH, la calificaba como "uno de los planes sociales que no suman".

Para esa misma época y cuando el “grupo A” controlaba las comisiones del Congreso, el PRO impulsó junto a los demás bloques opositores el 82 % móvil para todos los jubilados (no sólo para los que cobran la mínima como ahora plantea Scioli), más el pago retroactivo de los fallos “Badaro I”, “Badaro II” y “Eliff” de la Corte Suprema; proyecto que fue vetado por Cristina.

Es decir a la hora de sumarle recursos al sistema previsional votaron en contra prefiriendo un esquema de capitalización individual; e impulsaron un proyecto que le creaba enormes obligaciones económicas y llevaba a hacer desaparecer -a corto plazo- los recursos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad al cual se habían opuesto al liquidarse las AFJP; además de trasladar a la pasividad las inequidades retributivas del mercado laboral en las últimas décadas.

En campaña para la presidencia, los spots de Macri dicen que va a estar al lado de quien lo necesite, y no va a dejar a nadie librado a su suerte; y sin embargo la mitad del bloque de diputados del PRO (incluyendo a Federico Sturzenegger) se ausentó a la hora de votar la segunda moratoria previsional; que permitió acceder a la jubilación a más de 600.000 argentinos (un 87 % mujeres) que quedaron desempleados o dejaron de aportar entre 1993 y 2003.

Al mismo tiempo, Melconián hablaba de la necesidad de achicar el gasto público, y ponía como ejemplo los más de 3 millones de nuevas jubilaciones otorgadas por el kirchnerismo, y cuanto pesaban como gasto en el PBI y en el déficit fiscal.

Por otro lado Macri promete rebaja generalizada de impuestos (eliminación de Ganancias para todos los que no lo pagaban en los sueldos en el 2007, ajuste por inflación de los balances de las empresas para pagar menos del impuesto, eliminación de las retenciones a la soja), omitiendo señalar que buena parte de la fórmula de la movilidad jubilatoria (la que determina los aumentos, la misma que votaron hace poco en el caso de la AUH) está dada por los recursos tributarios afectados a la seguridad social: dicho en criollo, menos impuestos significan menos aumentos en las jubilaciones, pensiones y asignaciones.

En el reportaje que le hizo Lanata el domingo pasado preguntado por el 82 % móvil Macri se atajó diciendo que había que “estudiarlo bien a ver si era posible”, no sin recordar que ellos (junto al resto de la oposición) lo plantearon en el 2010 y la presidenta lo vetó.

¿Será que hace 5 años era posible pero ahora no, o el tema es que hace 5 años eran oposición y apostaban a sabotear la gestión de gobierno desde el Congreso, y ahora pueden ser gobierno y eso los obliga a ser prudentes, o están preparando un ajuste que alcanzará también al gasto previsional, siguiendo el señalamiento de Melconián?

¿Hay que creerles entonces cuando dicen que "no van a dejar a nadie librado a su suerte" y "estarán al lado de los que lo necesiten"? 

1 comentario:

marcelo ignacio dijo...

No, no cambió ni un poquito: antes mentían, ahora siguen mintiendo. Coherencia pura.