LA FRASE

"DEMORAMOS UN MONTÓN EN FIRMAR EL FALLO PARA QUE LOS JUECES CESEN A LOS 75 AÑOS PORQUE TENÍAMOS MIEDO QUE SE NOS APARECIERA EL FANTASMA DE FAYT PARA HACER QUILOMBO." (RICARDO LORENZETTI)

sábado, 28 de noviembre de 2015

LOS OSCUROS NÚMEROS DE LA EPE


Hace unos días atrás veíamos acá la queja de Lifschitz porque el gobierno nacional "malgastaba la riqueza de Santa Fe y otras provincias ricas en políticas clientelares en las provincias pobres".

Sin embargo los problemas financieros de Santa Fe tienen otras causas, como el desmanejo del propio gobierno del FPCyS; como lo comprueba el decreto al cual corresponden las imágenes que ilustran el post; y que no es el primero ni mucho menos: vimos en éste mismo año acá y también acá otros dos decretos exactamente iguales.

Decretos por los cuáles el Tesoro provincial le transfiere fondos a la EPE por un total (entre los 3) de más de 83 millones de pesos, para pagarle al Nuevo Banco de Santa Fe los intereses por un préstamo de 400 millones que el directorio de la empresa resolvió contraer a principios de año, con la excusa de que no llegaban partidas supuestamente comprometidas por la nación para obras.

Sin embargo, éste mismo año la EPE aumentó sus tarifas en un 27 %, y como consecuencia del tarifazo obtuvo recursos adicionales por más de 1022 millones de pesos (más del doble de lo que le pidió prestado al banco de Eskenazy), de los que Bonfatti por decreto dispuso utilizar 680 millones para hacer obras: ver más detalles acá. El pasado 12 de éste mes (poco menos de dos semanas atrás) el Decreto 3986 incorporó otros 265 millones de recaudación adicional, por el último tramo del aumento de tarifas. 

Seguramente la EPE no usó los 400 millones prestados por el banco (cuyos altos intereses viene pagando religiosamente el Estado) para comprar la luz al mercado mayorista; porque veíamos en ésta entrada que no la pagan en todo lo que va del año; y la deuda con CAMESSA ya acumula más de 2000 millones de pesos con sus intereses, como lo confirman acá los propios profesionales jerarquizados de la EPE

Dicho sea de paso, en su informe confirman lo dicho acá tantas veces: los aportes comprometidos por la nación a Santa Fe para hacer obras eran 200 millones y no más de 1000 como plantea el socialismo; y el convenio se cayó desde el 1º de enero de éste año, cuando la EPE aumentó las tarifas pese a haberse comprometido a no hacerlo, para recibir los aportes. 

Sería interesante saber en que invierte la distribuidora provincial de energía los 1287 millones de pesos del tarifazo, más los 400 que le prestó el banco de Eskenazy; y los profesionales de la EPE se hacen las mismas preguntas que nos hacemos nosotros.

Banco que -dicho sea de paso- hizo un negocio redondo: por ser el agente financiero del Estado provincial debe pagar éste año un canon fijo de $ 15.040.000, más uno variable (medido en un porcentaje de la recaudación de impuestos) de $ 66.663.000.

Lo que supone que -sólo por los intereses que cobrará del préstamo a la EPE- obtendrá ingresos superiores a la suma de todo el canon que le tiene que pagar al Estado santafesino por ser su agente financiero.