LA FRASE

"¡POR FAVOR, COMO VAN A DECIR QUE EL GOBIERNO DE MACRI ES FASCISTA, CON MUSSOLINI LOS TRENES FUNCIONABAN PERFECTAMENTE Y LLEGABAN SIEMPRE A TIEMPO!" (ALEJANDRO BIONDINI)

viernes, 18 de marzo de 2016

EL COLCHÓN DE LA EPE


Sobre el informe de las autoridades de la EPE en Diputados leemos en el diario del Loco Lindo: "La previsión era pagarle a Cammesa durante este año 1.000 millones de pesos por consumo de energía y de acuerdo con el nuevo cuadro vigente desde el 1º de febrero, deberemos pagarle 4.800 millones. La diferencia es de 3.800 millones y estamos obligados a transferirla a la tarifa”. La frase es de Raúl Stival, presidente del directorio de la Empresa Provincial de Energía (EPE)

Nuestro colchón está en cables, en transformadores, en repuestos”, disparó Bastía cuando primero Leandro Busatto (FPV) y luego Cesira Arcando (Cambiemos) preguntaron si la empresa no tenía un colchón con los sucesivos aumentos aplicados como para atenuar el impacto." (las negritas son nuestras)

No estaban mal rumbeado Busatto en las preguntas: cuando se conocieron los números del presupuesto provincial para éste año decíamos nosotros en ésta entrada: "...en el presupuesto provincial se contemplan ingresos por tarifas por $ 6.712.310.000 4.213.997.000, y gastos por compra de electricidad por $ 1.146.500.00 millones; lo que supone que por cada peso que gaste la distribuidora provincial en comprar la electricidad, obtendrá 5,85 por venderla.

La relación vino creciendo en forma constante desde 2007 cuando comenzaron los gobiernos del Frente Progresista; momento en el cual era de 1,91 a 1: la diferencia es el "colchón" que fue construido por el socialismo con los sucesivos aumentos de tarifas.

Como consecuencia de los tarifazos producidos desde el 2007, la compra de electricidad sería el año que viene apenas el 15,70 % de los gastos totales de la EPE; cuando en aquél año era el 49,76 % de los mismos. Eso era así hasta que el gobierno nacional bajó drásticamente los subsidios a la compra de electricidad, tornando al presupuesto de la distribuidora estatal un dibujo; mucho más incluso de lo que ya lo era. Tanto que -de haber sido ciertas las cifras de la EPE- podría haber absorbido sin problemas el aumento del 300 % en el precio de la electricidad que compra al mercado mayorista." (las negritas son siempre nuestras)

Cuando los funcionarios de la EPE pretenden explicar el aumento que ya están empezando a sufrir los santafesinos en las tarifas de electricidad exclusivamente por la baja de los subsidios nacionales de Macri y Aranguren (que indudablemente existe) ocultan que esa brutal quita de subsidios impacta sobre las tarifas vigentes en Santa Fe, que están por lejos entre las más caras del país (ver acá); y que entre diciembre del 2007 y el mismo mes del 2015 (o sea, durante los gobiernos de Binner y Bonfatti) sufrieron 16 aumentos, sin que bajaran los subsidios nacionales en todo ese tiempo.

Y respecto a que el colchón lo tienen hecho pero en transformadores y equipos (es decir, inversiones), los funcionarios de la EPE lisa y llanamente mienten: para construir transformadores la EPE contrato en su momento un préstamo del Banco Nación por 150 millones de pesos, y le pidió al Tesoro provincial que se lo pagara; y su realmente tuvieran un "colchón" para inversiones, no le hubieran pedido para ese mismo fin el año pasado un préstamos al Nuevo Banco de Santa Fe por 400 millones de pesos (ver acá, acá y acá); cuyos intereses también paga el tesoro.

Que el tarifazo eléctrico de Macri y Aranguren es brutal no caben dudas: compromete las finanzas familiares, y la viabilidad económica de muchos emprendimientos comerciales e industriales, sobre todo de Pymes; que deberán cerrar y destruir puestos de trabajo porque no les cierran los números.

Pero tampoco que los funcionarios de la EPE nos pretendan tomar por pelotudos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Habitualmente los socialistas nos toman por boludos. Lo hicieron en el gobierno de Cristina, echándole la culpa de todos los males y ahora lo hacen con el gobierno actual, a pesar de estar en alianza genuflexa con él.
Para los idiotas que volvieron a votarlos está genial el aumento. Lástima que lo vamos a pagar todos.