LA FRASE

"RECIBÍ UNA AMENAZA DE BOMBA EN LA BASE MILITAR DONDE VIVO; AL FINAL ESTOY MÁS SEGURA CUANDO VOY A COMER SOLA AL MC DONALD'S." (MARÍA EUGENIA VIDAL)

miércoles, 13 de julio de 2016

CON LA AYUDA DE LORENZETTI, MACRI Y ARANGUREN REDOBLAN LA APUESTA


En el país donde se investiga por las antenas de celulares y las cámaras de la quinta de Olivos si es verdad que Cristina se reunió con Casanello, nadie se escandaliza de que el presidente de la Corte se reúna en secreto 4 veces en 72 horas con Macri, antes de resolver las causas contra el tarifazo.

La interpretación correcta del hecho (sin escandalizarse tampoco, como ocurre cuando el implicado es el kirchnerismo) la da acá La Nación: mientras hace jueguito para la tribuna "pidiendo informes" (y de paso salvan la ropa ellos) sin abocarse a tratar ninguna causa concreta, los supremos (con el protagonismo decisivo del recién estrenado Rosatti) le dieron un guiño al gobierno para avanzar con el aumento del 400 % en la tarifa del gas para los usuarios residenciales, y el 500 % a los comerciales.

Los tiempos que le dio la Corte al gobierno para contestar el pedido llevan todo a después de la feria, mientras espera que le llegue la causa de La Plata, donde la Cámara Federal ratificó que su fallo (apelado por el gobierno) sigue firme, y en consecuencia las resoluciones de Aranguren que viabilizaron el tarifazo están anuladas. Resoluciones en las que -cabe recordar- se sustenta aunque sea para corregirlas el "retoque" ordenado por la Resolución 129 del ministro (verla acá), que nace así flojita de papeles. 

La sustanciación del eventual recurso extraordinario por la causa platense ante la Corte llevaría todo a la larga, coincidiendo con los tiempos que quiere el gobierno, que convocó a audiencia pública para octubre, pero para definir la "revisión tarifaria integral", es decir el tarifazo definitivo.

Mientras tanto, intentará avanzar con el 400 y el 500 %, y en ese sentido va el aparentemente exigente pedido de informes de los cortesanos: les están diciendo "para octubre esmérense muchachos, afilen los argumentos para la audiencia". Porque lo cierto es que que cualquiera sea la respuesta del gobierno a la Corte, previo al primer aumentazo no se hicieron las audiencias públicas previstas por el artículo 46 de la Ley 24.076, como tampoco se cumplió con ese requisito para el nuevo aumento "moderado" publicado hoy en el Boletín Oficial.

Y hablando de Boletín Oficial: hoy mismo salió publicado allí el Decreto 844, por el cual el gobierno prorroga la intervención en el Enargas, "...hasta que se designe a los miembros del Directorio que resulten elegidos como resultado de la aplicación del artículo 54 de la Ley N° 24.076...".

En el mismo decreto se ratifica como interventor a David Tezanos, ex presidente del directorio de Metrogas y Director de Ventas de Gas de YPF hasta diciembre del año pasado; y como subinterventor a Daniel Perrone, directivo de Transportista de Gas del Sur (TGS) hasta la misma fecha. 

Lo que supone otro caso cantado de conflicto de intereses (y van) del gobierno de los CEO's, y una grosrera violación de la Ley de Etica Pública 25.188, cuyo artículo 14 dice: "Aquellos funcionarios que hayan tenido intervención decisoria en la planificación, desarrollo y concreción de privatizaciones o concesiones de empresas o servicios públicos, tendrán vedada su actuación en los entes o comisiones reguladoras de esas empresas o servicios, durante TRES (3) años inmediatamente posteriores a la última adjudicación en la que hayan participado."

Por supuesto que en este caso Laurita Alonso tampoco no dijo nada, pese a lo grosero de ambos casos que se suman al del ministro accionista de Shell; y a que la misma Ley 24.076 dispone en su artículo 55 que a los funcionarios del Enargas se les aplican las mismas incompatibilidades fijadas por la ley para los funcionarios públicos.

Con un aumento "flojito de papeles" pero con guiño de la Corte para estirarlo hasta fin de año, y con un ministerio y un ente de control colonizados por los intereses de las empresas de los distintos segmentos del negocio (la producción, el transporte y la distribución) no hay muchas esperanzas de que el gobierno de marcha atrás con el tarifazo, y de que la audiencia pública sirva para algo más que cumplir una mera formalidad.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Esta historia macrista tiene vida corta.Están aumentando el fuego en una olla a presión.