LA FRASE

"EL QUE NO QUIERA QUE LO DEPORTEN, QUE SE VAYA A VIVIR A NORUEGA." (FERNANDO NIEMBRO)

miércoles, 14 de septiembre de 2016

¿SE CIERRA EL CÍRCULO ROJO COMUNICACIONAL?


Finamente terminó el suspenso en el culebrón de LT 9: se supo ayer que el ENACOM (el sustituto macrista de la AFSCA) dictó la Resolución 6603 por la que adjudicó las licencias de la AM 1150 y la FM 92.5 a Onda 9 Sociedad Anónima (en formación): acá pueden leer el texto completo en el Boletín Oficial.

La nueva licenciataria está integrada por la Asociación de Trabajadores del Estado Mutual (ATEM) por un lado, Federico Salvador Caputto y Manuel Pedro Víttori en conjunto por otro, y Francisco Santiago Saiz (ex propietario de Ondafe, la anterior licenciataria) por el otro; cada una de las parte con un 33,33 % de participación en el capital social de la sociedad; cuya constitución formal deben acreditar dentro de los 180 días de notificados de la adjudicación.

Termina así (o por lo menos eso parece por ahora) un tortuoso proceso que se remonta a la caducidad (por vencimiento del plazo de otorgamiento) de la licencia otorgada a Ondafe, dispuesta en el año 2010 por el gobierno de Cristina.

Desde entonces pasaron una fallida intervención de la AFSCA “entregada” al “Cachi” Martínez en los tiempos en los que era kirchnerista, con lamentables resultados periodísticos (tampoco es que antes la radio fuera la meca del periodismo mundial) y de deterioro en la relación con los trabajadores; y un concurso público para la adjudicación de ambas licencias, cuya convocatoria se fue demorando hasta el 2014, y que finalmente terminó resuelto el año pasado, en un principio a favor de prensa y Medios Santafesinos del Sur .S.A.

Producido el cambio de gobierno, la situación de las radios y de sus trabajadores quedó atrapada en el limbo de la derogación por DNU de artículos claves de la ley de medios, la disolución de la AFSCA para dar paso al ENACOM, y la revisión con lupa política de todos los concursos resueltos durante el kirchnerismo por la nueva gestión, como también pasó en éste caso.

Casi un año después se termina haciendo caer la adjudicación original, sobre la base de supuestos incumplimientos de la adjudicataria que adujo dificultades técnicas para transmitir en la FM, por interferencia de otras señales y por las características técnicas de potencia de las transmisiones, que la perjudicarían comercialmente; al menos eso es lo que dice la resolución del ENACOM.

Rumores y versiones hubo de todo tipo, especialmente los que vinculan la demora en resolver el trámite y la insistencia en hacer caer la adjudicación original del concurso a la presión de Corral a su correligionario Aguad, para asegurarse una solución más “amigable” a sus intereses, y sumar otra plataforma mediática al despegue de su candidatura a gobernador para el 2019.

Una plataforma que se sumaría al multimedios de LT 10 (la radio universitaria) que está empezando las transmisiones de su propio canal (el que le adjudicó la ley de medios que la UCR votó en contra, y tumbó desde el gobierno de “Cambiemos”), en la torre que está construyendo con los fondos que le aportó en su momento el Ministerio de De Vido, en el gobierno “korrupto”. Sí, así de inteligentes fuimos en algunas cosas.

Como sea, en el armado de la sociedad que ahora pasaría a explotar la que fuera la radio de AM más importante del centro norte de la provincia y su licencia de FM confluyen un ex accionista de Ondafe (que fuera por décadas la licenciataria), dos ¿ex, actuales, futuros? directivos del diario “El Litoral” (en trance de dejar de ser del Loco Lindo, para quedar en manos de Nahuel Caputo) y la mutual de ATE.

Si se repara en que la indefinición en torno al futuro de ambas radios ponía en peligro los empleos de más de 50 trabajadores y los ingresos de sus familias, acaso la noticia traiga alivio por ese lado, y la presencia de un gremio suponga una garantía de continuidad de esos puestos de trabajo; algo a lo que por lo demás están obligados los licenciatarios.

La propuesta comunicacional que de acá en más desarrollen ambas radios es una incógnita que se despejará con el tiempo, aunque la presencia de conspicuos representantes del “círculo rojo” santafesino en la sociedad (en formación) que las habrá de manejar no hace abrigar demasiadas esperanzas respecto a que desde allí los santafesinos podamos tener una mirada distinta sobre nuestra realidad, de la que ya nos brindan los medios “tradicionales”; algunos de cuyos representantes –precisamente- son parte del nuevo emprendimiento.

No hay comentarios: