LA FRASE

"QUIERO AGRADECER AL PUEBLO VENEZOLANO POR ESTE RESPALDO, QUE EVITÓ QUE NOS CONVIRTIÉRAMOS EN JUJUY." (NICOLÁS MADURO)

lunes, 3 de octubre de 2016

"EL MEJOR EQUIPO DE LOS ÚLTIMOS 50 AÑOS": AJUSTE + INOPERANCIA


Aclaración preliminar 1: Todas las imágenes que ilustran el post corresponden a los cuadros de la ejecución del presupuesto de cada Ministerio al 30 de septiembre (o sea transcurrido el 75 % del año), sacados de la página del Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas (acá). Las cifras están expresadas en millones de pesos.

Aclaración preliminar 2: La columna "Presupuestado" expone los recursos asignados, y la de la derecha ("Devengado") lo efectivamente ejcutado hasta ese momento. Por regla general si esta última está significativamente por debajo del porcentaje del ejercicio transcurrido (ese 75 % del que hablábamos) hay sub-ejecución de partidas, que puede obedecer a tres factores: a) Ineficacia en la gestión de gobierno, b) Ajuste del gasto público, c) Una suma de los dos.

Aclaración preliminar 3: Los cuadros exponen la ejecución del presupuesto por programas, con lo cual en algunos casos la subejecución también puede mostrarnos la decisión del gobierno de Macri de ir dejando languidecer algunos, hasta su extinción.

Dicho esto, veamos que la serie comienza nada menos que con el ministerio de Pato Bullrich, y las cifras son muy claritas: a juzgar por la ejecución del presupuesto, lo que hace la ministra de Seguridad es vender abundante humo; a punto tal que ni siquiera ha gastado en "tecnología, equipamiento y logística de la seguridad"; pese a la declaración de "emergencia en seguridad" decretada por Macri al principio de su gobierno.

Y que decir de Lemus, el hombre que llegó al ministerio de Salud por haberlo salvado al presidente de morir ahogado con un bigote postizo:


Es notoria la subejecución en "Desarrollo de la salud sexual y procreación responsable" (¿acaso la influencia del doctor Albino?), "Fortalecimiento de la capacidad del sistema público de salud" (se ve que mucho que digamos no le interesa fortalecerlo), "Atención sanitaria en el territorio" (en un año de inundaciones en gran cantidad de provincias), "Investigación para la prevención y el control de enfermedades tropicales y subtropicales" (se explican los pavorosos números de las muertes por dengue) e "Investigación y desarrollo de los laboratorios de producción pública" (o sea, a pedido de los laboratorios privados; a los que hace poco les eliminaron virtualmente los controles de trazabilidad).  

Sigamos con otro ministro ñoqui, de un ministerio virtualmente inexistente, en éste caso el del rabino Bergman:


Lo dicho para Lemus en el caso de las inundaciones y el dengue, valga para Bergman en el caso de los incendios forestales: si depende de él, no va a quedar un bosque sano, y roguemos que ningúin acampante tire un pucho al piso en un parque nacional, o algo por el estilo. 

Veamos al amigazo Aranguren, a ver que onda:


El gran gasto del ministerio fueron los subsidios a la energía eléctrica, con total abandono de todo lo que implique planificación, regulación o control: parece lógico que en un ministerio conducido por un ex CEO se confíe más en "la mano invisible del mercado" para asignar los recursos, que en la planificación o la regulación públicas. 

Es interesante además como lo invertido en promover acciones para el uso racional de la energía es virtualmente inexistente, pese a las apelaciones presidenciales a ahorrar energía, y evitar andar en remere y en patas en las casas.

Si lo de Lemus (Salud) era malo, que decir del otro Bullrich, el de Educación:


Para un ministerio de Educación que no tiene escuelas y por ende puede dedicar sus recursos y programas a otras acciones, el resultado es pavoroso; en especial en aquéllos programas vinculados a la calidad educativa, supuesto desvelo de la gestión de "Cambiemos": los porcentajes del presupuesto ejecutados en "Acciones compensatorias en educación", "Infraestructura y equipamiento", "Innovación y desarrollo de la fomación tecnológica", "Mejoramiento de la calidad educativa" y "Acciones de formación docente" son alarmantes.

Que decir de la gestión de Mac Allister en Deportes, que en un año de juegos olímpicos dejó casi la mitad del presupuesto de "Desarrollo y fomento del deporte social y del deporte de alto rendimiento" sin gastar.

Y ahora una perla, los números de Carolina Stanley, la ministra de Desarrollo Social que acompañó a Macri en su célebre conferencia de prensa sobre los números de la pobreza, en la que pidió que no lo juzguen por haberla aumentado sustancialmente:


Si al gasto del ministerio de Desarrollo Social se le quita el pago de las pensiones no contributivas, el resto es magro, tirando a poco, cerca de nada; en un año en el que además no reforzaron las partidas pese al agravamiento de la situación social, como consecuencia de las medidas económicas del gobierno.

Considerando eso, las partidas asignadas a programas críticos como "Acciones de promoción y protección social", "Seguridad Alimentaria" (comedores y merenderos), "Promoción del empleo social, economía social y desarrollo local", "Inclusión Social" o "Programa de ingreso social con trabajo" deberían haber registrado una ejecución incluso superior al 75 % del año transcurrido en el relevamiento; sea para reforzar las partidas o incrementar las asignaciones de algunos planes, o la asistencia a los comedores dado el sustancial incremento en el precio de los alimentos básicos.

Los números muestran que no ocurrió. Y acá abajo otro ñoqui, el ministro admirador de la Revolución Libertadora, Avelluto:


Negado al pueblo el pan, parece que tampoco estuvieron dispuestos a darle circo. Y cerramos con otro figuretti vendehumo de frecuentes apariciones mediáticas pero -a juzgar por los números- escasísima gestión, como Rogelio Frigerio:


Mirando las magras cifras de lo invertido en "Acciones para la provisión de tierras para el hábitat social", "Ejecución de obras de arquitectura", "Desarrollo de la infraestructura habitacional "Techo Digno"", "Urbanización de villas y asentamientos precarios", "Desarrollo de la infraestructura educativa", "Acciones para el desarrollo del Norte Grande" (hola, plan Belgrano), "Apoyo para el desarrollo de la infraestructura urbana en municipios" y lo mismo para la infraestructura universitaria y el Programa "Mas  escuelas, mejor educación", se entiende la caída estrepitosa de la construcción; con su secuela de pérdida de puestos de trabajo y caída en la venta de los insumos asociados al sector.

Con la excusa de la corrupción, Lázaro Báez y López el gobierno paralizó la obra pública, y solo la reanudará previa fijación de un nuevo mecanismo de ajuste de los precios de los contratos (explicado en detalle acá) pese a quejarse de los sobreprecios, y previa preparar el terreno para la venida de los capitales extranjeros a invertir en infraestructura, en condiciones gravosas (ver al respecto acá).

Si a un gobierno de CEOS ha de juzgárselo en mayor medida que a uno formado por "políticos" por su eficacia y resultados, el de Macri es -al menos hasta acá- sencillamente pésimo.

O en todo caso deja en claro cuáles son sus prioridades a la hora de gestionar el Estado.   

4 comentarios:

Anónimo dijo...

no quisiera pensar que durante el tarifazo se priorizo la energia termoelectrica y se ningunearon la nuclear y la hidroelectrica, esto revelaria mas aun la intencionalidad de transferencia de recursos hacia determinados sectores, por otra parte estas empresas recibieron paga en pesos, pero al no estar el cepo y el estado endeudarse en 25 millmillones de dolares, para asegurar la fuga de capitales, la misma se revelaria como parte de un negociado.
Los otros 25 mil millones de dolares que complementan los 50 mil millones de endeudamiento, se dedicaron a pagar deudas que era mas oportuno ningunear, asi como algo de dinero a dibujar las reservas del central, con dinero en rojo con dinero de deuda.

La inexistente crisis energetica, en parte puede haberse debido al usar gas en vez de petroleo en las usinas termoelectricas y porque gas de 7 dolares la unidad calorica btu y no el de bolivia de 3 dolares, por un negociado de la shell, o si se ve de otra forma pasaron el costo de las usinas termoelectricas al usuario domiciliario de gas, encima subierron la terifa de la energia electrica, todo un conjunto de empresas privadas de produccion y distribucion de energia, un negocio redondo, muchas empresas relacionadas con ceos funcionarios y parientes.
20 mil millones de dolares entre falsa crisis energetica y otros negocios transferidos a los amigotes , la amigotecracia, la parientocracia y la ceocracia.
sincerita es el nombre que encontre para currarte a ti.

Anónimo dijo...

Gracias amigos por el material y el análisis. ¿Podrían agregar el link a las planillas donde dice "acá"? Desde ya muchas gracias por el trabajo.
Saludos.

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Ahí lo agregamos

Anónimo dijo...

Macri:
Entregá las 500.000 notes del Conectar Igualdad que ya estaban pagadas por el gobierno anterior.