LA FRASE

"NOSOTROS LA VAMOS A CUIDAR A LILITA, PERO ELLA TIENE QUE AYUDAR Y RESPETAR EL RÉGIMEN." (MARCOS PEÑA)

miércoles, 23 de noviembre de 2016

COMO EL ESCORPIÓN DE LA FÁBULA: ESTÁ EN SU NATURALEZA


Los otros días discutíamos en éste post cuanto de cierto había en la idea del “engaño” electoral de Macri para llegar al triunfo en el balotaje un año atrás, y como se suele decir: si te engañan una vez el culpable es el que lo hace, si te engañan más de una vez, el culpable sos vos.

Decíamos también acá que la estrategia política del gobierno de Macri de cara a las elecciones del año que viene es transparentemente clara: decir que no están haciendo un ajuste salvaje y optaron por el “gradualismo” para poder ganar, y una vez que ganen ahí sí, sentirse legitimados para descargar el ajuste a fondo, sin anestesia. Algo así como “votános para que te volvamos a cagar de nuevo”, decíamos entonces.

Y en la etapa del “sinceramiento”, ahí lo tenés al presidente, declarando en pija en medio de movilizaciones por la ley de emergencia social, o reclamos por Ganancias y los despidos: acá el problema son los convenios colectivos de trabajo, que vienen del siglo pasado, están pasados de moda y ponen en riesgo los empleos. Como antes nos dijeron que reclamar aumentos de salarios también los ponía en peligro.

Es como si nos estuviera diciendo “todo eso de tener vacaciones pagas, aguinaldo, descanso semanal obligatorio, indemnización por accidente de trabajo ya fue, tenemos que dejarlo de lado para entrar al futuro”. Ni hablar de que ya todos deberíamos saber que es lo que va a recortar, porque ya lo está haciendo: los salarios.

Un futuro que incluye la “polivalencia funcional”, los salarios fijados “por productividad”, en fin, todas las formas de la “flexibilidad laboral”. De hecho también está aterrizando en el Congreso la reforma al régimen de riesgos del trabajo, para dificultarles a los trabajadores reclamar por sus derechos, con el pretexto de terminar con la “industria del juicio”.

Un Macri auténtico, sin filtros ni mediaciones, nos está diciendo lo que realmente piensa porque es lo que pensó siempre: la base del crecimiento del país es el crecimiento de los empresarios, y los empresarios para crecer, necesitan cagarte. Es lo que aprendió desde chiquito, como si su padre al introducirlo en el mundo de los negocios familiares le hubiera dicho “¿ves todo esto, hijo, que un día será tuyo? Se hizo cagando gente, no hay otra forma: Y si querés mantenerlo y agrandarlo, tenés que ir cagando más gente para conseguirlo”.

Cuando Macri reclama una renovación en la dirigencia sindical, a lo mejor nos está queriendo decir que ésta que hay hoy le está resultando muy cara de mantener -porque reclama siempre guita: obras sociales, bonos de fin de año, emergencia social- y quiere conseguir otra más barata, por aquello de “bajar el costo laboral”.

Quizás con el sinceridio presidencial (que como la fábula del escorpión, no hace sino responder a su auténtica naturaleza) la dirigencia cegetista, que bajó la bandera de la reapertura de las paritarias por el “bono navideño”, y apuesta “a que al gobierno le vaya bien”, y no quieren ser los “chicos malos de la película, poniéndole palos en la rueda”, entienda que puede parecerles que para el gobierno ellos son parte de la solución (y hasta por ahí nomás, en tanto le sirvan), pero que los trabajadores y sus derechos son parte del problema; si es que no son el problema en sí mismo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.eldiario24.com/nota/argentina/361464/junto-duhalde-moyano-macri-inauguro-estatua-homenaje-juan-peron.html

Anónimo dijo...

Que hay que buscarle la vuelta, en vez de un esclavo dos mitades complementables. Contratos de medio tiempo cordinados y si es a traves de una cooperativa mejor que sean cuentapropistas.
que en España es la moda.
Y que a mi una vez me pillaron aunque de tiempo completo y ya de esto hace como dies años que no es nuevo, hay que perfeccionarlo y hacerlo que sea la regla.
Saludos y muchos miau para todo el mundo.