LA FRASE

"EL PLAN "PRIMER EMPLEO" VIENE DEMORADO PORQUE ESTAMOS ESPERANDO A QUE SE CREE UNO PARA LANZARLO." (JORGE TRIACA)

viernes, 4 de noviembre de 2016

¿DÓNDE VA LA EPE CUANDO AUMENTA?


Cuando se produjo el tarifazo de la luz en el orden nacional Cristina dijo en el programa de Navarro que muchas provincias hacían "caja" con sus distribuidoras de electricidad, porque pese a que entre el 2003 y el 2015 la compra de electricidad estaba subsidiada, igual aumentaban las tarifas.

Nosotros demostramos en ésta entrada y en ésta otra (que en su momento tuvieran gran repercusión acá en la provincia) que eso era estrictamente cierto, al menos en el caso de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) de Santa Fe. 

Decíamos entonces que a través de los aumentos de tarifas de la EPE la provincia se financiaba por doble vía: por los mayores ingresos tarifarios, y por los mayores impuestos provinciales (como Ingresos Brutos) o nacionales coparticipables (como el I.V.A.) que la empresa paga en proporción a su facturación: más factura (por ejemplo si aumenta las tarifas), más paga.

Las imágenes del decreto que encabeza el post y continúa acá abajo demuestran que ahora es el propio Lifschitz el que nos da la razón: ver el párrafo final del considerando.


Explicamos: lo que está haciendo el decreto es modificar el presupuesto de la EPE para incorporar mayores recursos por casi 2112 millones de pesos, como consecuencia de las nuevas tarifas aprobada a partir de marzo, proyectando su incidencia hasta septiembre (o sea que los recursos adicionales pueden ser incluso más, o estar a las puertas de otro aumento de tarifas de acá a fin de año). 

La Resolución 6 que se menciona en los considerandos es la de Aranguren que dio lugar al aumento del precio de la energía que cobra CAMMESA, y al tarifazo nacional; y que aun hoy es discutida en la justicia.

Pero además lo que está haciendo el decreto es distribuir como gasta la EPE esos casi 2112 millones de pesos adicionales que le entraron, de acuerdo con éste cuadro que está en los anexos:


Pasando en limpio, el 67,56 % de los mayores recursos se destinan a pagarle la electricidad a CAMMESA con los nuevos precios (por la baja en los subsidios). 

Recordemos que el argumento del socialismo para volver a aumentar las tarifas de la EPE (que ya habían aumentado en diciembre del año pasado) fue que trasladaban estrictamente los costos del nuevo precio fijado por la administradora del despacho nacional de cargas; pero el decreto muestra que un tercio de los gastos no tiene que ver con eso.

De hecho, el cuadro demuestra que otro gasto muy importante que la EPE debió afrontar con los mayores recursos provenientes de su nuevo tarifazo fue el pago de impuestos: tuvo que destinar el 13,34 % de los recursos a ese fin; cifra que debe contrastarse con el insignificante 2,32 % destinado a "Bienes de Uso" para la realización de obras de electrificación rural, y eso porque esa parte de los recursos están afectados por ley a ese fin.

Porque es sabido que la EPE no destina los recursos provenientes de los aumentos de tarifas a hacer obras que mejoren el servicio, y si no veamos éste otro decreto firmado por el gobernador el mismo día 20 de septiembre:


De los decretos 1432 y 1632 que se mencionan en los considerandos hablamos en su momento acá, y lo que está haciendo este nuevo decreto es transferirle a la EPE fondos del Tesoro provincial por algo más de 28 millones de pesos, para pagar los intereses de un préstamo de 500 millones de pesos que contrajo la empresa con el Nuevo Banco de Santa Fe, supuestamente para hacer obras.

Por ese préstamo la provincia salió de garante de la EPE, afectando en garantía sus ingresos por coparticipación federal de impuestos, pero adviértase el contrasentido: una empresa que factura más de 7000 millones de pesos por año pide un préstamo de 500 para -en teoría- hacer obras, y le transfieren 28 y algo de millones para pagar los intereses de ese préstamo, el mismo día que está incorporando casi 2112 millones de pesos (es decir, 74 veces más) de recursos extra, que provinieron del aumento de tarifas.

Aumento que asfixia a familias, comercios, empresas y Pymes, y hasta clubes de barrio (a los que es subsidian el 50 % con un sistema engorroso que nunca llega), vecinales o entidades de bien público. ¿No sería preferible que la provincia subsidiara las tarifas, eximiendo por ejemplo a la EPE de pagar Ingresos Brutos? 


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Disculpe que lo saqué del tema pero quisiera volver a su posteo http://nestornautas.blogspot.com.ar/2016/09/un-noqui-de-lujo.html sobre el Plan Belgrano que según decía no tenía un presupuesto significativo. Pero ahora en http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-313384-2016-11-04.html publican que va a tener 41,000 millones: ¿cómo se explica el salto?

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

El Plan Belgrano como tal tiene esa cifra (86 millones). Los 41.000 son del total de las obras asignadas a las provincias del NEA y NOA donde en teoría se haría, pero Cano no hace ni licita ni adjudica ni contrata una sola obra