LA FRASE

"PRIMERO LA ARMADA NO ME AVISA DE LA EXPLOSIÓN EN EL SUBMARINO, AHORA ME ENTERO QUE ESTAMOS EN GUERRA CON IRÁN POR BONADÍO; ¿QUÉ SOY, CARTÓN PINTADO YO?" (OSCAR AGUAD)

martes, 14 de marzo de 2017

LA PROVINCIA, LA CAJITA FELIZ DE LA MUNICIPALIDAD DE ROSARIO


hace poco más de un mes atrás analizábamos en ésta entrada el pedido de la intendenta de Rosario Mónica Fein para endeudarse en 200 millones de dólares, de los que el 30 % estaría destinado a la cancelación de deudas con los proveedores y contratistas, pedido rechazado en primera instancia por el Concejo municipal de la ciudad.

Al respecto, leemos a la intendenta en La Política Online: "Decidimos desestimar como destino del financiamiento la reestructuración de pasivos, redirigiendo esos fondos a obra pública", sostuvo la intendenta para luego proponer y solicitar autorización para la firma de un convenio con la provincia para resolver la deuda municipal. "Un convenio con el Gobierno de Santa Fe que permita mediante recursos a percibir por el Municipio, su cancelación, asumiendo el compromiso de resolverlo dentro mi propio mandato", explicó.

En ese sentido, el secretario de Gobierno municipal, Gustavo Leone, dio más detalles sobre el convenio que el municipio quiere firmar con la provincia para cancelar la deuda a corto plazo que vence en el presente ejercicio: "se trata de un acuerdo de coparticipación que permite cancelar esa deuda y devolverse en un período de tiempo más corto".
"Utilizar recursos de coparticipación para sustituir la deuda con los proveedores con un crédito a 36 meses con tasas inferiores a la actual", amplió el secretario de Gobierno..." (las negritas son nuestras)

Por lo que se desprende del texto, las condiciones de financiación de la asistencia de la provincia para que la ciudad no tome deuda en divisas en el exterior para pagar a sus proveedores y contratistas, son las mismas que señalamos en la entrada anterior para el caso de la deuda contraída en los 90' con los organismos multilaterales de crédito: la provincia les pagaría a los proveedores y contratistas "cash" (no se supone que esots acepten cobrar a tres años de plazo, con estos niveles de inflación y tasas de interés), y la refinanciaría los pagos a la municipalidad en hasta 36 meses, obrando como su financiera.

Lo que supone la asunción por el tesoro provincial de un pasivo ajeno que -al tipo de cambio de ayer- representaría unos 942 millones de pesos, en un momento en el que el gobierno de Lifschitz les está retaceando el ofrecimiento salarial a los docentes y empleados públicos, hasta el último centavo; con el compromiso de recuperar esa cifra en tres años, descontándola de la coparticipación que le corresponde a Rosario, con una tasa simbólica por la refinanciación.

El proyecto de endeudamiento en dólares de Rosario mantendría la afectación del 10 % del crédito para la enésima capitalización en pocos años del Banco Municipal, para dotarlo de solvencia patrimonial y permitirle cumplir con las regulaciones técnicas del Banco Central.

En los últimos años el gobierno provincial (en las gestiones de Binner y Bonfatti sobre todo) le dio distintos contratos y "chapitas" al Banco, con el fin de inyectarle liquide; desde la emisión y administración de la tarjeta de los planes sociales hasta los depósitos judiciales de los tribunales rosarinos (resumen de ambos temas en ésta entrada), hasta los "fideicomisos" varios que administra BMR, la empresa creada por el Banco Municipal a esos fines (ver por ejemplo éste caso de la Feria de Alimentación

Y por si todo eso fuera poco, además de "regalitos" como los 50 millones para el Patio de la Madera o los más de 48 millones para el autódromo, el subsidio provincial a a los hospitales municipales rosarinos ascenderá a $ 1.098.983.000 éste año, de entrada (siempre en la ejecución del presupuesto termina siendo más), incluyendo el pago de "prestaciones de alta complejidad", y la derivación a efectores privados (ver más información al respecto, acá).

Cabe preguntarse si el gobierno de la provincia (que necesita aval legislativo para endeudarse, o comprometer en garantía su propia coparticipación) enviará a la Legislatura el convenio por el cual asumiría el pago de la deuda de la Municipalidad de Rosario con sus proveedores y contratistas; o la soslayará como hizo con el convenio para subsidiarle los hospitales.

No hay comentarios: