LA FRASE

"LA TARJETA DE LA "COBERTURA UNIVERSAL DE SALUD" FUNCIONARÁ COMO LA SUBE: LA GENTE LA TENDRÁ QUE RECARGAR CUANDO SE QUEDE SIN SALDO." (JORGE LEMUS)

domingo, 12 de marzo de 2017

MORALES SOLÁ, AL NIVEL DE MAJUL


(*)

El viernes pasado, un día sin huelga docente, muchos maestros bonaerenses que militan en el kirchnerismo o la izquierda no fueron a trabajar. (ajá ¿chequeado por...Pato Bullrich, que les revisó el Twitter para ver que eran kirchneristas o de izquierda?) El paro posterior estaba decidido antes de la reunión con el gobierno de María Eugenia Vidal. (Peeero, que oportunidad se perdió Mariú de ofrecerles el 60 % como Rodríguez Saá, para que lo rechazaran) Esa reunión terminó, obviamente, en un fracaso. (Es lo que suele pasar cuanto te ofrecen un 1 % más que la oferta anterior) Ayer ni siquiera se tomaron el trabajo de disimular: varios gremios, los más importantes, directamente no asistieron a la reunión que el gobierno bonaerense había convocado para tratar de resolver el conflicto. (Tenían cosas más importantes que hacer que perder el tiempo por un 1 %) Roberto Baradel, jefe del sindicato docente más influyente, (pero a la reunión faltaron varios) es el líder gremial que mejor expresa la alianza entre el kirchnerismo y la izquierda. (Que se nota en que los troscos siguen diciendo que somos todos lo mismo, y que si ganaba Scioli todo hubiera sido igual, o peor) No es sólo una especulación de Vidal cuando dice que todos ellos están buscando desgastarla. Ella constituye el mayor capital político de Mauricio Macri, (¿la tiene declarada o es off shore?) es la dirigente de Pro más popular del país (lo cual no es muy difícil de lograr) y la gobernadora de la monumental y díscola Buenos Aires. (ajá, eso figura en Wikypedia) Después de Vidal, sucederá la ofensiva final contra el Presidente, (¿algo así como un Operativo Independencia, Joaco?) sobre todo si perdiera las elecciones de octubre. Cristina Kirchner, que inspira o dirige gran parte de esos movimientos, (y que manda sobre los docentes, incluso los que votaron a Macri, claro) está convencida de que sólo podrá salvarse de su tragedia judicial con Macri fuera del poder. Cristina se ha convertido en la figura política más frontalmente destituyente desde 1983. (Sobre todo cuando le plantaron un vicepresidente opositor y le cortaron rutas en todo el país durante cinco meses, y no buscó rajar al primero ni declaró el estado de sitio en el segundo caso. También existe la posibilidad de que estemos ante el gobierno más anti-democrático desde el 83' para acá, manejálo)

No se trata sólo de los maestros, aunque son los más explícitos en su gesta desestabilizadora. (ah, o sea que ejercer un derecho previsto en la Constitución como la huelga es desestabilizar, perfecto, sigamos) Un próximo paro general de la CGT es inevitable. (¿vos decís que no hay posibilidades de que el gobierno los convenza de no hacerlo, ni siquiera con una foto de Antonia con el conejo?) La central obrera no puede admitir que las últimas imágenes de sus dirigentes sean las de pobres hombres que huyen de la furia de kirchneristas e izquierdistas. (Y menos que se hayan llevado el atril) Es la historia del poderoso sindicalismo peronista la que está en juego. Es, otra vez, el kirchnerismo el que los llevó a esa ratonera sin alternativas. (El todopoderoso kirchnerismo que es como el Cid Campeador: gana batallas después de muerto) El Gobierno no puede cambiar sus políticas para protegerlos de tales trastornos. (¿no puede o no quiere?)

Sólo habrá negociación sectorial del oficialismo con los gremios para intentar acuerdos como el de Vaca Muerta, (O sea que el gobierno tolerante y dialoguista solo dialogará con los que acepten acuerdos de flexibilización laboral resignando derechos. Y la antidemocrática es Cristina. Perfecto, sigamos) que significó un cambio en las posiciones sindicales.(sí, de la del perrito a la del misionero cambiaron) El kirchnerismo, que fue hasta el año pasado un grupo aislado, está ahora impregnando con sus paradigmas todo el debate político. (De aislado a hegemónico en meses por obra y arte de...el mago sin dientes) El otro peronismo, que existe, desapareció en los días de odio y depredación.(¿después de algún golpe de Estado, de qué carajos estás hablando, Morales Solá?)

Una cosa distinta son los argumentos con que respaldan las medidas de fuerza tanto la CGT como los maestros. Recesión, despidos, política neoliberal. (O sea que para llegar hasta allí no necesitan que el kirchnerismo los conduzca. Te olvidaste la no convocatoria de la paritaria nacional docente, que la puso...el kirchnerismo) El diagnóstico choca con la evaluación de la unanimidad de los economistas. Según Orlando Ferreres, (que sería la unanimidad, y nada que ver con el neoliberalismo, por supuesto) la economía recuperó desde octubre pasado la mitad de la caída que sufrió desde junio de 2015. (Que pena que no te quedó lugar para poner los datos y la fuente donde chequearlos) En dos o tres meses más, se habrá superado totalmente la caída de fines del gobierno de Cristina Kirchner y principios del de Macri. (O sea que ya estamos viendo la luz al final del túnel digamos ¿Dónde habíamos escuchado eso antes?) En junio, el país estará creciendo ya por encima de lo que se perdió con la recesión. (La joda es que los reclamos son ahora, con los sueldos de ahora y la discusión en paritarias es ahora, si no...) Ferreres estima que el país crecerá este año un 3,5 por ciento. Un anuncio muy parecido hace el economista Enrique Szewach. (que hasta esta semana era funcionario del gobierno, en el Banco Nación. Igual, muy plural la "unanimidad")

El campo, que es el sector más dinámico de la economía argentina, (definamos "dinámico", porque no es ni el que más aporta al PBI ni el que más empleo genera, y mucho menos el que más impuestos paga) tendrá este año la cosecha agrícola más grande desde 1810. (Ajá, ponéle ¿y, volvemos a que "con una buena cosecha nos salvamos", o reducimos la población del país al tamaño que tenía en 1810?) El directivo de Techint Luis Betnaza acaba de asegurar públicamente que este año su empresa tendrá pedidos de chapa por parte del sector agroindustrial por 140.000 toneladas frente a las 70.000 u 80.000 toneladas de los últimos años. La diferencia es enorme. (¿Y entonces por qué firmaron con la UOM un acuerdo para suspender miles de empleados por seis meses?) El argumento de la recesión no se sostiene, aunque es cierto que el crecimiento del campo se siente mucho después en los centros urbanos, que es donde hay mayor densidad poblacional. (El derrame, de agrotóxicos, sería. Igual, la idea de que los gremios industriales no paren porque al campo le está yendo bien mucha logica no tiene, te cuento) Según estimaciones del Ministerio de Trabajo, existe un leve repunte en la oferta de trabajo que dejaría al empleo en las mismas condiciones que cuando se fue Cristina.(¿Y vos querés parar la protesta social con "estimaciones de un leve repunte en la oferta de trabajo" que nos dejaría igual que en el gobierno anterior?)

Dicen que el Presidente se molesta sobremanera cuando le cuentan que el líder del sindicato del transporte Roberto Fernández asevera que "hay 400.000 despidos". "¿Pero de dónde saca esos números?", se fastidia Macri. (Del SIPA, pero no le pidamos peras al olmo) Otro sindicalista explicó la recesión contando que había cerrado la ferretería de la esquina de su casa. (Lo corrieron a Macri con la misma técnica de "Cacho, el que juega a las bochas". Igual, todos podemos contar historias parecidas ¿querés que empecemos?) El único dato cierto es el informe de la Universidad Católica Argentina sobre la pobreza. (O sea que todos los datos del gobierno que dice que estamos creciendo y generando empleo son un bolazo, digamos) Hay un millón y medio de pobres más desde diciembre de 2015. (Culpa de la "pesada herencia recibida") Cristina había dejado más de diez millones. Si en los tiempos sin estadísticas de Cristina le creíamos a la UCA, ¿por qué no creerle ahora? (¿porque son unos chantas?) El informe señala que el crecimiento de la pobreza tuvo un desaceleración en el segundo semestre del año pasado. ("Desaceleró el crecimiento de la pobreza" no es lo mismo que "salir de la recesión", te cuento) Es lo mismo que muestra el Ministerio de Trabajo en materia de empleo. (¿Se desaceleró la caída de empleo, pero sigue cayendo? y si así fuera ¿no hay que hacer paro por los despidos?, no se entiende che) Ese panorama requiere también una respuesta de la educación, no sólo de la economía. (Eso, hay que educar al pobre, al sindicalista, al trabajador y al despedido; para que se las banquen y no reclamen, viejo) 

Las impresiones, desprovistas de datos constatables, (Como ésta nota) también se usan en el caso de las importaciones, que son ahora menores que las de 2015 y 2016. (De bienes de consumo -que son los que importan- no: subieron, y mucho) Sin embargo, hay un clima de terror en empresarios y sindicatos por la "ola de importaciones". (El famoso "miedo al casmbio climático" debe ser) Están abriendo el paraguas antes de que llueva. Macri promueve un tratado de libre comercio con la Unión Europea (Algo que no puede negociar él solo sino todo el Mercosur, que no lo puede lograr desde el 2004 por...el proteccionismo de los europeos y los subsidios a su producción agrícola) y se acercó a la Alianza del Pacífico. (Que marcha rumbo a desaparecer, con Trump) Esos eventuales tratados requerirán de cierta apertura de la economía argentina. (De la economía y de las gambas) Está en el ADN de la política de Macri de integración al mundo. El comercio significa vender y comprar. Las importaciones no están ahora, pero estarán. (Ah, o sea que hay que esperar a que lleguen y hagan mierda todo, para entonces protestar, perfecto) Esa deducción provoca un choque ideológico. (Y de intereses, y de empleos, y de salarios. Igual, la más liberal en esa materia es la China comunista, o sea que la ideología, poco que ver en todo el asunto, digamos)

La mayoría de los empresarios valora (y esto también es cierto) (El "también" es un poco presuntuoso, en una nota en la que nada de lo afirmado está respaldado en datos verificables) el cambio de clima político que significó el gobierno de Macri. No obstante, muchos de ellos estaban más cómodos con la economía cerrada de Cristina. (Pero incómodos con las cadenas nacionales, no vas a comparar) Las características de esa economía permitió que los argentinos ignoraran el valor de las cosas en el mundo. (Claro, porque nadie podía viajar afuera y comparar, y no existe Internet, ponéle) Los precios son aquí muy caros. (Pero la inflación está bajando y coso) Hasta la comitiva del Presidente se dio cuenta del fenómeno en una tarde de compras durante el reciente viaje que realizó a Madrid. (Pavada de método sociológico) Ropa de vestir, electrodomésticos, computadoras, celulares. Todo es mucho más barato no bien se sale de las fronteras argentinas.(O sea que volvieron de España con un montón de cosas que no pagaron impuestos ni declararon, pasándolas por la valija diplomática. Incluyendo claro, las 64.000 pastillas de éxtasis que venían en el avión de Macri)

Si eso sucede dentro del país, (Acabás de decir que es ni bien se sale de las fronteras, ponéte de acuerdo) no hace falta detenerse en la carencia de competitividad que tiene la Argentina para enfrentar el comercio internacional. (Claro, porque el problema es de "competitividad" y no que el comercio internacional es cada vez más débil, por el proteccionismo. Con esa lógica devaluaron un 60 % y no consiguieron nada) Es cierto que aquí los costos laborales (Salarios, derechos) son muy altos (Por eso los quieren bajar, y por eso protestan los gremios) y que la presión tributaria es ya insoportable.(Claro, sobre todo el impuesto al champagne y los autos de alta gama, y las retenciones, que los sacaron a todos) Ésa es la parte que le toca al Estado, (¿Recortar derechos laborales, dejar de cobrar impuestos, cerrar?) pero los empresarios locales están también acostumbrados a fijar precios sin competencia con el mundo. (Claro, es lo mismo que decía Martínez De Hoz con el aviso de la silla)

En ese punto hay una alianza implícita entre sindicatos y algunos empresarios. El enemigo es para ellos el "neoliberalismo" de Macri, una categoría que no sirve para definir nada. (No seas burro, Morales Solá, hay bibliotecas enteras definiendo lo que es el neoliberalismo) Los dueños de las empresas ven al mundo como un peligro. (Igual que en Europa o Estados Unidos, sin ir más lejos, por eso el Brexit y por eso ganó Trump) Los sindicatos saben que tarde o temprano tendrán que negociar con una economía internacional en constante mutación. (Hacia mayor proteccionismo y cierre de mercados) El gobierno de Suiza, por ejemplo, acaba de anunciar un proyecto para robotizar el 50% de su economía. Es un anticipo del futuro ineludible. (Ya lo dijo Macri: vamos a ir a un hospital y nos va a diagnosticar un robot) La enorme capacidad de los algoritmos está destruyendo mano de obra humana. (Acá en cambio está pasando lo mismo, pero por la enorme incapacidad de seres humanos, que gobiernan) Ése es el problema de Trump y de Macri. (Ponélos a la misma altura, ponélos) El desafío para encontrar una solución rápida y eficaz es formidable. Pero empresarios y sindicatos prefieren, en cambio, encerrarse en un lugar cómodo y seguro. La batalla ideológica de estos días tiene protagonistas sorprendentes.(Sí, claro: los trabajadores y parte de los empresarios de un lado, y los garcas del otro. Nunca se vio antes)

Macri investigó las encuestas hasta llegar a una conclusión. (Le sobra el tiempo al presidente, parece) La caída de su imagen en las últimas mediciones se debe fundamentalmente a que se terminó la magia de las compras en infinitas cuotas. (Ah, era por eso. Los despidos, los tarifazos, los curros de los negocios familiares, la inflación, no tendrían nada que ver) Los precios al contado no cayeron mucho (¿Vos decís que "Precios Transparentes" no fue un cañonazo como predijo Martín Tetaz?) y, encima, la gente común tomó nota de que el precio que termina pagando en cuotas es muy alto. (Una pena que no sea más boluda, la gente) Una popular cadena de supermercados le aseguró al Presidente que las ventas de electrodomésticos cayeron un 50% en el último mes. (Queremos los nombres de esos desestabilizadores, ya) Esa caída no necesitó de ninguna de las conspiraciones kirchneristas. (Entonces la hipótesis central de ésta columna es pura saraza)

Hay una autocrítica del oficialismo en ese asunto, (¿En éste asunto nomás? éste es el gobierno de la "autocrítica", debe ser por eso que le está empezando a gustar al Chino Navarro) que coloca la culpa en el secretario de Comercio, Miguel Braun. (Pero no tanta autocrítica como para dar marcha atrás, y colocar a Braun fuera de su cargo) Detrás del escenario, el Gobierno libra una lucha con los bancos (Con la mente deben estar peleando, porque mucho no se nota, eh) y con las tarjetas de crédito para que bajen el satelital nivel de los intereses y las comisiones. (Claro, y la lucha empezó cuando Sturzenegger desreguló por completo las tasas y los cargos y comisiones bancarias) Esa pelea forma parte de aquel combate crucial por una economía normal. Las cuotas podrían reinstalarse dentro de dos o tres meses. (Ya están las cuotas Joaco, hay planes hasta en 50. Lo que no hay es guita para comprar nada) Mucho tiempo para un año electoral. (¿Y eso sería culpa del kirchnerismo?) En ese contexto reapareció Cristina, los cristinistas de alma, ("Yo digo cristinistas de alma, no de piel, ¿entendés?) Baradel y La Cámpora. Pasearon sus sublevaciones, su beligerancia y su grosería por la ciudad durante días interminables. (¿Se te hicieron largos los tres días de marchas, no? y eso que no terminaron en la Plaza mojando las patas en las fuente) El peronismo moderado (Pichetto, Bossio, Massa) (O sea el que casi no parece peronismo, digamos) dio un paso al costado. (Massa varios: se fue a Israel) Es hora de que también ellos se coloquen en algún lado antes de que sea tarde. (¿Llamando a cerrar filas Joaco, se están acabando los valientes?) La única excepción fue el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, que salió a defender principios democráticos y modernos. (Claro, como la enseñanza religiosa en las escuelas públicas, ponéle)

Aquella crispación gremial y callejera le sirve a Macri en sus combates internos. (¿Y entonces, de qué se queja?) Pero un exceso de descontrol confunde a la sociedad, a los gobernantes extranjeros y a los inversores. (Ah, o sea que la lluvia de inversiones que no vino cuando la CGT no hacía nada, no vendría ahora porque la CGT a lo mejor quizás haga algo) A todos ellos, Macri suele responderle con una frase lacónica: "Yo prometí que no gobernaría el peronismo,(Ah, los tiempos en los que eso dependía del voto de la gente) no que el peronismo desaparecería". (Es que eso ya lo prometió el almirante Rojas, en el 55', y ya sabemos como fue la historia) Lo primero deberá confirmarse en octubre, y lo segundo es imposible.(¿Notamos como un dejo de fastidio con la constatación, Joaco, o es una impresión nuestra nomás?)

(*) Las negritas son nuestras, el original acá.

  • 3 comentarios:

    ram dijo...

    ¡Por favor!, es completamente inadmisible que comparen a este auténtico prócer del infra periodismmo nacional con el conocido humorista involuntario majul, que tendrá sus valores (un palo los 4 minutos, digamos) pero no tantos como el apreciado jazmín..
    Además, y no es raro por cuanto ahí expresan toda su maldad kirchnerista, omiten un detalle central acerca de la personalidad de nuestro héroe y que, para variar, a majul no le dieron..... sí, señores, en tiempos terribles de la patria en peligro. nuestro jazmín fue premiado, distinguido, con medalla, diploma y beso en agradecimiento a sus paatrióticos servicios (adivinen cuáles) por el criminal de ocupación (en Tucumán) bussi.... a mesejante patriota no pueden compararlo con ese filibustero de cabotaje majul, respeten la trayectoria, che.

    Anónimo dijo...

    no se puede caer al nivel Majulo

    Toda la gente pensante dice no sufras mas Morales Solá.

    Majulo dice directamente que te mates y dejes de hacerle competencia, que el es lamerulo oficial!!!!!!

    Neomontonero dijo...

    En resumen, Joaco y Majulo dicen lo mismo: "Todo lo que está/va mal, es por culpa de la Yegua".

    Es el Relato para el núcleo duro Macrista/Gorila. Pero ese Relato no llena ningún estómago.