LA FRASE

"SEGÚN LAS PERICIAS DE GENDARMERÍA, EL CUERPO DEL FISCAL NISMAN PRESENTA LESIONES DE KARATE; ASÍ QUE AHORA LAS PESQUISAS DE LA INVESTIGACIÓN SE ORIENTAN HACIA LA RESPONSABILIDAD DE SANTIAGO MALDONADO." (ALFREDO LEUCO)

jueves, 16 de marzo de 2017

¿SE VA EL AJUSTE O VIENE?


Ayer 15 de marzo Macri dispuso el cambio de interventor en el PAMI. Sale Carlos Regazzoni y entra Sergio Cassinotti, que viene según se nos dice desde fuentes oficiales a hacer el ajuste que Regazzoni "no estaba dispuesto a hacer".

Si ponemos el ojo en lo que fue la política de personal de el ex interventor hay explicar cuestiones que pueden parecer muy obvias y simples, pero con los muchachos del PRO y la UCR manejando el Estado hacen casi imposible explicarlas simples. Intentaremos.

Todos los funcionarios nombrados en el PAMI por la administración CAMBIEMOS son hoy empleados de planta permanente. Por lo que si el nuevo interventor quiere colocar gente de su confianza en algunos lugares o agrega más estructura, los tiene que despedir y por supuesto indemnizar a estos funcionarios.

Reiteramos sin aburrirnos: Los funcionarios políticos de la gestión de CAMBIEMOS en el PAMI son empleados de planta permanente, nombrados por esta gestión.

Haciendo un corte en el día de ayer, Regazzoni designó desde su llegada al PAMI 873 personas en planta permanente, de los cuales más de la mitad son funcionarios con salarios por encima de los $ 50.000, y unos 201 personas en calidad de contratados que en el mejor de los casos cobran $10.000, y son en su mayoría jóvenes militantes del PRO.

Pero esto es lo publicado en la web del PAMI. Los sindicatos de la obra social hablan de 2.000 nombramientos (claro, ¡CON LA PLATA DE LOS JUBILADOS!) en cargos jerárquicos.

Utilicemos el lenguaje de ellos para ver que se siente por un rato: Si el nuevo interventor viene a "hacer el ajuste que Regazzoni no quiso" convendría que empezara por eliminar mucha de esta estructura parasitaria que solventamos entre todos los argentinos para que los jubilados y pensionados, en lugar de tantos ñoquis, tengan mejores servicios.

Con Regazzoni los jubilados sufrieron recortes en la cantidad de medicamentos que recibían sin cargo y luego se complejizaron los requisitos para que muchos quedaran excluidos del sistema "por altos salarios", o "por tener un vehículo moderno, yates o aviones", y es sólo un ejemplo de lo que fue un verdadero ajuste.

Estemos atentos al nuevo y anunciado ajuste que viene de la mano de un hombre de UPCN (¿será un gesto hacia la CGT para frenar el paro nacional?) porque si la de Regazzoni es considerada como una gestión "populista" no nos queremos imaginar lo que vendrá.

PD: Según una especie no confirmada, Macri habría dicho textualmente "Sólo se animó a recortarle el 100 % de cobertura en medicamentos a los viejos, es un pecho frío, tenemos que poner gente capaz de ir por más".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No pueden ser mas corruptos: planta permanente de funcionarios políticos con sueldos altisimos.
No pueden ser mas HDP: quitar beneficios a los jubilados y comerse ellos la guita.
PRO+UCR=VERGÜENZA NACIONAL.

Nando Bonatto dijo...

Debemos escribir mil veces en el pizarron...fuimos unos boludos fuimos unos boludos....

en el 90% de nuestros nombramientos recurrimos a los contratos...lo cual por otra parte esta mal