LA FRASE

"LAS CIFRAS DEL DESEMPLEO SON DURAS PERO HAY QUE DECIR LA VERDAD; Y YA LES ANTICIPO QUE LA PRÓXIMA MEDICIÓN DARÁ AUN MÁS ALTA, PORQUE LO PIENSO RAJAR A TODESCA." (MAURICIO MACRI)

lunes, 6 de marzo de 2017

SEAMOS BUENOS ENTRE NOSOTROS, DISCUTAMOS DE POLÍTICA


Desde que Julio Blank en su columna de ayer en Clarín puso con todas las letras que Florencio Randazzo competirá contra Cristina en la interna bonaerense, se dispararon todo tipo de análisis y especulaciones: si es cierto o se trata de una operación del Grupo hacia el interior del peronismo, si eso significa que es "su" candidato (lo cual significaría que Massa tiene el boleto picado como recambio de Macri), y existe también la posibilidad de que sea una "apretada" al propio Randazzo para que se define; o una tapa de Clarín lanzada en la previa de una semana muy difícil para el gobierno para ponernos a todos a discutir de otra cosa (en cuyo caso lo estarían logrando ampliamente), en lugar del paro docente, la marcha de la CGT o el paro de mujeres. 

En todo caso si no fuera cierta la especie, es el propio Randazzo el que debe salir a desmentirlo, pero partamos de la base de que lo sea, porque además hay distintos sectores del PJ bonaerense (Julián Domínguez, el Movimiento Evita, algunos intendentes) que están agitando su candidatura; e intentemos analizar las reacciones que la noticia está generando hacia el interior del FPV.

Sería muy fácil responder emocionalmente puteándolo a Randazzo por la decisión, confrontándolo con sus propios antecedentes inmediatos: sabido es que en las elecciones del 2015 declinó ser candidato a gobernador de la provincia por la que ahora competiría, luego de que Cristina lo bajara de la PASO presidencial, y se auto-marginó de la campaña; razón por la cual muchos (entre ellos algunos que ahora lo apoyan) lo sindicaron -y muy posiblemente con razón- como uno de los responsables de la derrota.

Lo curioso del caso radica en que muchos de los que lo puteaban entonces por obstinarse en su candidatura mientras en el PJ "dirigencial" crecían los apoyos a Scioli ahora lo bancarían; y muchos de los que se enojaron con Cristina porque lo bajó de la pelea (algunos de los cuales devinieron más "randazzistas" que kirchneristas), ahora lo putean.

No vamos a ser nosotros los que descartemos despectivamente (como hacen muchos cuando dicen por ejemplo que el kirchnerismo es "una minoría intensa") la dimensión emocional en la política, y la identificación con un proyecto político o un liderazgo, desde ese lugar: sin la dimensión emocional no hubiese existido el 17 de octubre del 45' con la trascendencia histórica que tuvo (aunque la decisión de los trabajadores de jugarse por Perón fuera perfectamente racional, y consistente con sus intereses objetivos), ni la resistencia peronista, ni el "luche y vuelve". Y sin el componente emocional Evita no hubiera sido Evita, tal como pasó a la historia. 

Sucede que para que las decisiones políticas sean eficaces para el conjunto, lo emocional debe dar paso a lo racional, cuando las circunstancias lo exigen, y vamos a un ejemplo cercano: mañana la CGT despertará de su letargo para marchar con los gremios industriales en contra de la política de apertura de importaciones del gobierno de Macri, que se está llevando puestos miles de empresas y puestos de trabajo a lo largo y a lo ancho del país.

¿El triunvirato que conduce a la central obrera y los que los pusieron allí son unos impresentables? No caben dudas al respecto. ¿Y qué hay que hacer entonces mañana? Marchar junto a los trabajadores por supuesto, y sin dudarlo; porque son ellos y sus representantes los que se movilizan, para defender sus intereses. Esa es la única respuesta "racional" posible y por eso Cristina instó a darla, acompañando el reclamo; aun cuando a Schmid le moleste y lo haya hecho saber; en una respuesta "emocional" que privilegió las viejas inquinas, a la necesaria unidad de acción ante los nuevos problemas que se dan en la coyuntura.

Trasladado el ejemplo a las elecciones que se vienen, lo contrario sería detenerse indefinidamente en el análisis de lo que pasó en la elección del 2015, en la que además mientras algunos cuestionaban que no se habilitara la interna para el tramo presidencial, otros objetaban que se lo hubiera hecho para resolver la candidatura a gobernador; y hasta hubo quien -sin ponerse colorado- cuestionó las dos cosas al mismo tiempo.

Y si nos ponemos a hilar fino y repasamos los apoyos que va recolectando Randazzo al interior del PJ, veremos que muchos que sostenían hace dos años que el ex ministro debía declinar su candidatura porque "el peronismo realmente existente" (gobernadores, intendentes, la CGT) se había jugado por Scioli hoy lo levantan como candidato para que enfrente a Cristina en una interna; pese a que no caben dudas (para el que lo quiera ver) sobre quien es la candidata natural del espacio para el peronista común, de a pie, de la calle. Y en forma creciente también (encuestas mediante) para "el peronismo realmente existente", como los intendentes.

Pero para que no se enojen los amigos bonaerenses porque nos metemos en terreno ajeno (que termina siendo propio, porque en la PBA se disputará la batalla decisiva de las elecciones de éste año); vamos a hacer un breve recordatorio de lo que pasó acá en Santa Fe en dos elecciones, para que se vea que en todos lados se cuecen habas, y en nuestra casa a calderadas.

En las elecciones provinciales del 2007 hubo internas (en Santa Fe las PASO existen desde el 2004) y Agustín Rossi enfrentó al que era el candidato "del peronismo realmente existente" (Reutemann, Obeid, los intendentes, senadores provinciales), que era Rafael Bielsa. El "Chivo" perdió pero le puso el hombro a la campaña del ganador (esto reconocido en público por el propio Bielsa) como el primero de los militantes, aunque no alcanzó para evitar la derrota ante el Frente Progresista. 

En el 2011 volvieron a darse las PASO esta vez con 4 candidatos (Rossi, Bielsa, Perotti y Mercier: sí, el peronismo santafesino "realmente existente" tuvo lugar hasta para un liberal, ex ministro de la dictadura). Esta vez le tocó ganar al "Chivo", pero a la hora de la general terminó tercero, y buen parte de los votos de la interna del FPV fueron a parar a Del Sel; al que la gran mayoría de los senadores del PJ (que apoyaron en la interna a los candidatos perdedores) le hicieron campaña bajo cuerda en sus departamentos. Algo parecido a lo que -dicen- hicieron algunos intendentes del conurbano en las elecciones bonaerenses a gobernador del 2015, en perjuicio de Aníbal.

Más allá de las mezquindades políticas de corto vuelo para cuidar la quintita propia, las razones de las diferencias eran políticas en el sentido propio del término: la idea de provincia que se quería poner en juego (se vio muy claro en el conflicto del campo), y para qué se quería llegar al gobierno. Quizás el problema de fondo radique ahora entonces en que no todos estemos tan de acuerdo como parece en la necesidad de ganarle a Macri para frenarlo, o en la precisa caracterización de su gobierno. 

De lo contrario no se entiende que se objete la candidatura de Cristina porque "es funcional al macrismo", como si sobraran los candidatos para reemplazarla, con la garantía de ganarle a "Cambiemos"; cuando lo único realmente funcional a Macri es que gane las elecciones. A menos que lo que se pretenda es que Cristina haga como Perón con Frondizi, y transfiera sus votos a un "elegido" (por otros, no por ella), marginándose de la campaña. O sea "no me la banco a Cristina, pero necesito sus votos". Si esa es la intención, hay que blanquearla y listo.

Nosotros (como muchos) creemos que el liderazgo de Cristina en la base peronista es indiscutible, y si es así ¿que mejor oportunidad que una interna para demostrarlo?. Y si Randazzo fuera el candidato de Clarín ¿qué mejor que ganarle en esas condiciones, y marcarle la cancha al grupo?

Como sea, bienvenida la interna si se produce (no está de más recordar que las PASO obligatoria fueron puestas por el kirchnerismo, contra el voto de los que hoy gobiernan), porque siempre serán preferibles a que los que dicen que tienen mejores candidatos o propuestas para ganarle a Macri rompan, y vayan por afuera; sea aportando a la colectora del PRO que está armando Vidal en torno a Duhalde, o jugando con Massa. Pero eso sí: ir a la interna supone para todos el compromiso de respetar los resultados, no sea cosa que termine pasando como en los ejemplos que dimos de Santa Fe, y de la interna bonaerense a gobernador del 2015.

Y antes que nada, discutir para que se quiere ser candidato, y para que se "arma" algo: si es para oponerse a Macri y sus políticas, o para favorecerlo creando un "peronismo amigable" que facilite las cosas para él y la transición al "post kirchnerismo" de la que hablan los que denigran todo el tiempo al "populismo"; y no están solamente en las filas de "Cambiemos".

O lo que es lo mismo, definir si vamos a seguir eternamente girando en torno a los pedidos de "autocrítica" (de los otros) y el revisionismo histórico sobre las causas de la derrota en el 2015, mientras Macri y su banda se llevan puesto el país, o vamos a hacer algo al respecto. Si hay acuerdo en que lo segundo es lo más importante, lo demás es secundario, y si no hay acuerdo en eso, es bueno que se dirima como debe ser en política en democracia: con el voto de la gente, pero sin andar echándonos la suerte entre gitanos, como decía Perón.

El liderazgo del peronismo, las candidaturas del 2019 e incluso el balance crítico de la experiencia kirchnerista están tan lejos de las prioridades actuales como la tierra de la luna, porque primero está lo primero: frenar a Macri ya, antes de que siga haciendo más daño del que ya hizo.

9 comentarios:

claudio Maxl dijo...

Cristina en su primera reunion con intendentes PBA 2016 blankeo: 1-Scioli fue impuesto como candidato x gobernas, 2-No bajo a Randazzo d las PASO presidencial, le ofrecia al Kici como candidato a vice y el rechazo competir en esa PASO. Ninguno d los aludidos en esa declaracion salio a desmentirla, ergo: Cristina es creible.

Norberto dijo...

Coincido con Claudio Kumpa, pero además acuerdo que habiendo sido mi opción en la presidencial, y por descarte en la provincial, me sentí traicionado, y luego aliviado por sus actitudes, él se bajo ante la imposición de la Liga de Gobernas encabezada por Gioja, uno de los dos factotum del llamado Bloque ¿Justicialista?, el otro fue Pignanelli, quien por "casualidad" parece estar entre los assets del lanzamiento, junto con los autocríticos y el conspirador del Opus o algunos de los deshauciados como Roberti, como se ve un auténtico tren fantasma del que tengo la impresión que es un nuevo intento de dividir el voto peronista ante la inminente paliza en la Provincia y la degradación de la base de dicho origen del Frente Renovador, al que las encuestas dan en caída.
Bienvenidos si están dispuestos a acatar los resultados de la interna, pero la funcionalidad con el gobierno de la banda agrupada alrededor del sillón de Balcarce del tren fantasma detrás de esa locomotora, me hace dudar de esa posibilidad.
Otra cosa es decir que el anticipo que hubo por partes de alguno del tren fantasma, pero en particular de quien tildó a Florencio y Julían de peronistas decentes, Sarlo a ti te invoco, me provoca mas certezas que dudas acerca del rol político y empresarial del Cappo dei Cappi de la calle Tacuarí sin descartar a la sede virreinal de las Ave. Colombia y Libertador.
Nunca menos y abrazos

mietrich dijo...

Coincido en general con la idea del post. Sobre todo con la intencion de muchos que se esta notando, lo de "no queremos a CFK, pero sí a sus votos". Y bueno muchachos, ganenselos.
Un solo comentario respecto de la ya muy hablada interna Anibal-Julian, como parte de NE y de un distrito conurba muy cercano a espinoza y la banda que estaba de ese lado, he visto una natural tendencia de los cros mas K a ver una teoria conspirativa de que los votos de julian fueron a vidal. Eso no se comprueba con los numeros, los votos con los que gana vidal son los del interior de la provincia, y los que nos faltaron a nosotros fueron los del ahora repentinamente porteño solá. Es cierto que gestualmente no se noto el entusiasmo que todos queriamos ver acompañando nuestra campaña, pero la migracion de votos de julian a vidal no fue algo tan significativo. La "campaña bajo cuerda" es algo que existio, existe y existirá, pero desmostrar traccionamientos para un lado u otro ahi, es imposible.
Ojo, no que julian sea santo de mi devocion, pero no nos inventemos mas fantasmas de lo que ya somos entre nosotros.

bartplant dijo...

A mi la interna la verdad me parece al pedo,
1- Cristina ya demostro q no necesita un puesto para mantenerse vigente, al contrario crece mas cuando aparece poco y mientras mas solilta mejor se defiende.
2- Tambien se cae de maduro q la interna si se presenta la gana, osea no necesita demostrar nada, 30% contra cuanto?? 15%?? exagerando...
3- Hay q reconocer q los q se estan abriendo no son los pelagatos del modelo, randazzo, dominguez, abal medina, el evita, incluso el sorete de bossio estaban entre los mejorcitos. Todas segundas lineas q podrian ganar la eleccion si cristina "le pasa" los votos, con el mensaje ese de " no voy a tomar una sola desicion que perjudique la unidad", y te evitas la mala leche.
4- Randazzo es y será un BOCON, no va a ser cordial esa interna y cristina incluso ganando saldria perjudicada.
5- Lo mejor q se puede hacer para mi es estirar la situacion no entrar en las apuradas de clarin, y q cristina se abra a ultimo momento. Te evitas la mala leche en la campaña y el poskirchnerismo va a seguir sin bautismo.
6- No creo q randazzo, dominguez y el evita se vuelvan neoliberales por correrse de cristina. De verdad vale la pena abrir las aguas entre nosotros?? q diferencia ideologica hay? Los tipos se abrieron porque hoy gran parte de la politica se hace en la tele y se pudrieron de hablar de corrupcion mientras macri hace desastres. Es asi, el q se abre sabe que pasa de ser un fanatico a un estadista en un minuto, y bueno así es el juego, son cagones no traidores al modelo.

Anónimo dijo...

Si te propone Blank como candidato y no salís a desautorizarlo publicamente, le pediste que lo haga.
Y a los "dialoguistas" como Schmid, como decía el general, si no lo tumba la Cia, lo tumban los compañeros.
Randazzo en una interna contra Cristina sabe perfectamente que no tiene chance. ¿ Le ofrecieron ser la segunda marca del Pro, ante un Massa que se diluye día a día ? Si no sale a desmentirlo a Blank, es porque aceptó la oferta.
El Colo.

LO QUE RESTA DEL DIA dijo...

Es notable como entre compañeros, tenemos que recurrir a argumentaciones alambicadas y difíciles de entender para el grueso de los de a pie, cuando la historia, la razón y por sobre todo el sentimiento nos dicen: Cristina! Cristina! Cristina! y todo y todes los demás vayan a juntar girasoles...cuando vuelvan los vamos a mandar a hacer aceite, pero ojo, como siempre sin rencores...

Claudia dijo...

La colaboración virtuosa tras oportunas PASO es casi una imposibilidad adenaica para el Peronismo extenso de cuño más reciente. Esperar tal consecuencia lógica roza lo ingenuo. Como dice algún compañero por arriba, se huelen ofrecimientos diversos para el rol del muletto.
E increiblemente - y reñida con la logica a la que se nos conmina desde las arengas de la inteligenzia peruca - todavia se persiste en declarar extinta una corriente que tiene caudal importante aunque no suficiente para alzarse con el comando de la situación. Esta negación de una corriente que ganó su peso legítimamente no hará sino espantar votantes. Hay en los inorgánicos un muy fuerte lazo con CriStina por la vía del recuerdo de Nestor que fue quien atrajo a históricos desahuciados. En las mesas de arena pueden sentarse a repartir soldaditos si lo desean y si el vino que corre es mucho, pero la realidad podría dar una sorpresa: son demasiadas y muy groseras las traiciones y las ingratitudes para que los votantes del Kirchnerismo las pasen por alto. En cuanto a los Esmeraldas, sus agotadorase contradicciones sobre el rol de Cristina no les aseguran un puesto de honor en la memoria de los numerosisimos inorganicos que engordan el Kirchnerismo. Digamos que el argumento de ganarle a Macri como y con quien sea no es una dieta que se encare tan livianamente.y menos en Legislativas.
Da la impresión de que los que instan a mirar lo importante están más concentrados en su acumulación de poder domestico y mucho menos en ofertar algo decente para superar esta reunión de todos los elementos conservadores de dos siglos.

Anónimo dijo...

IGUAL HAY QUE ASUSTARLOS UN POCO PORQUE SON DEMASIADO TRANCEROS.
RECORDARLES QUE SE PUEDEN QUEDAR AFUERA Y MAL.

Y QUE LA ELECCION ESTA POLARIZADA Y EL QUE BUZCA MAS PATAS Y DESPOLARIZAR ENGAÑANDO A LA GENTE, ES PORQUE CARECE DE APOYO POLITICO ES UN FANTOCHE CURRERO CHORICIO E INUTIL PENDEJOTE DE BARRIO MULTIMILLONARIO NORTE O SU EQUIVALENTE.

QUE LOS A EMVUELTO DE GILEA.

EL JUSTICIALISMO ES EL DUEÑO DE LA CANCHA

HAY QUE ENCOLUMNARSE EN LA FRANCA OPOSICION Y QUE ESTE VERSERO DEJE DE DESTRUIR LA ECONOMIA Y LA SOCIEDAD.

TODOS LOS PAISES SOLO PROGRESAN CON EDUCACION CIENCIA Y TECNOLOGIA COMO SE VENIA HACIENDO Y NO ENTREGANDO TODO A LAS MULTINACIONALES Y DESPROTEGIENDO A LOS ARGENTINOS POBRES CLASE MEDIA Y MILLONARIOS PYMES AGROINDUSTRIA, COMERCIO Y PARTE DELAGRO QUE ESTAN DELE QUEBRAR.

AGUANTE CRISTINA LA OPOSICION FUERTE Y VERDADERA!!!!!!

Anónimo dijo...

Compañeros, los militantes que pretenden ser dirigentes de masas primero deben mostrar que son maestros en el arte de posicionarse correctamente ante cada hecho político, es decir del lado de los trabajadores.
Randazo, Masita, Dominguez, Bosio y toda la caterva de dirigentes, intendentes y gobernadores traidores que generosamente cedieron sus votos y voluntades al enemigo para pagarle a los buitres, para endeudarnos en U$D 70.000 millones en un año, para tumbar la Ley de Medios, la de ART... que en silencio permitieron (y algunos alentaron) 300.000 despidos, no pueden aspirar más que a pedir perdón de rodillas antes de irse a su casa.
Podrían no acordar con todo lo hecho y actuado por el Gobierno Popular, pero no se puede conspirar y pararte en la vereda de enfrente. Ellos trajeron la peste y nosotros la vamos a cargar por años.
Ni olvido ni perdón, prefiero 25 diputados leales, que un bloque de 120 que según se ponga la billetera, contenga legisladores que votan con el enemigo.
De otra manera Macri no nos podría habría hundido en el pozo con solo 22 diputados y 4 senadores propios.
Saludos para todos, Víctor