LA FRASE

"POR SUPUESTO QUE LOS RESULTADOS OBLIGAN A INTRODUCIR CAMBIOS: LES PEDÍ LA RENUNCIA A TODOS LOS DEL GABINETE JOVEN, Y EN SU LUGAR ENTRAN BINNER Y ZABALZA." (MIGUEL LIFSCHITZ)

lunes, 1 de mayo de 2017

DE ESTO HABLÁBAMOS


Los otros días en ésta entrada analizábamos los dichos del ministro Saglione sobre la obra pública en la provincia; y decíamos que no estaban las cifras de éste año como para poder redondear una idea: que la presunta mayor obra se está haciendo a costa de los salarios de los empleados públicos, que retroceden en su participación en el gasto total del Estado provincial.

Disponibles ya los números hasta fines de febrero de éste año (imagen de apertura), la conclusión se confirma: "Remuneraciones" era el 42,22 % del gasto en febrero del año pasado, y pasó al 40,47 % éste año (son períodos comparables porque en ambos casos las paritarias no estaban cerradas).

A la inversa, "Construcciones" pasó de ser el 1,92 % del gasto total (bajísimo) en febrero del año pasado, al 3,66 % en febrero de éste: apenas unas décimas por encima del promedio "historico" de los gobiernos socialistas, pero poco más de la mitad del último gobierno de Obeid. De cualquier modo, el 1,75 % del presupuesto que se pierde por un lado (sueldos) se gana por el otro (obras).

Ahora bien, analizando la cantidad de obra que el gobierno de Lifschitz dijo que iba a hacer en el Presupuesto de éste año, y como la iba a financiar, surgen algunos interrogantes. Primero las cifras en éste cuadro:


Si de acuerdo con los datos oficiales, el 43,95 % de la obra pública prevista en el presupuesto se financiará con el endeudamiento de 500 millones de dólares que contrajo el gobierno (es lo que figura como "Ley N° 13.543") ¿por qué razón la provincia ajusta los salarios de sus empleados haciéndolos perder contra la inflación, para financiar obras?

Si proyectamos anualmente lo ejecutado en "Construcciones" hasta fines de febrero nos daría una ejecución anual de 4.614 millones de pesos, o sea el 23,30 % de lo previsto en el presupuesto,

¿Se puede hablar entonces de un "explosivo crecimiento de la obra pública" en la provincia, y que ésta ayude a hacer crecer la economía?

Si la ejecución global de obra pública -de seguir esta tendencia- sería más o menos la mitad de lo que la provincia pidió de endeudamiento ¿para qué endeudarse en 500 millones de dólares a una tasa por encima del 7 % anual en esa moneda?     

No hay comentarios: