LA FRASE

"CON D'ELÍA Y ESTECHE PRESOS, TODAS LAS SOSPECHAS POR LA ORGANIZACIÓN DE LOS SAQUEOS PARA LAS FIESTAS VAN A RECAER SOBRE MÍ." (EDUARDO DUHALDE)

jueves, 18 de mayo de 2017

GOBERNAR ES PRIORIZAR EN QUE GASTAR


Suele decirse que gobernar es gastar, y de cómo se gaste y en que, dependerá el tipo de gobierno del que estemos hablando.

Para corroborar que eso es en gran medida cierto, tomamos un par de ejemplos de la gestión municipal de Corral en la ciudad en base a los datos de la Cuenta de Inversión del año pasado, disponible acá en la página web oficial; que refieren a los programas: “Servicios a Empresas” (imagen de apertura”) y Mejoramiento Urbano Integral” (imagen de cierre).

El primero tenía originariamente asignados fondos por $ 45.108.347 en la Ordenanza de presupuesto aprobada por el Concejo, pero luego el intendente (apelando a los tan denostados “superpoderes”) le incrementó los fondos en un 96,02 %, llevándolos a $ 88.425.827,51; de los que se terminaron gastando $ 71.425.827,51; es decir el 80,77 % del presupuesto reformulado, pero un 158,34 % del presupuesto votado por el Concejo.

Como pueden ver el programa (responsabilidad de la Secretaría de la Producción) tiene que ver básicamente con obras de infraestructura que ejecuta el municipio (y pagamos todos los santafesinos) para favorecer emprendimientos empresariales privados, que no son precisamente industrias: los boliches bailables, los restaurantes y otros servicios turísticos “VIP” de la Costanera Este (incluyendo el que construyó allí la empresa que maneja el casino), y hasta las cocheras subterráneas del parque Alberdi.

Todas iniciativas en las que se dijo que la inversión correría por cuenta de los privados, pero donde en definitivas las propias cuentas del municipio revelan que el Estado terminó gastando recursos: en el caso de las cocheras del parque Alberdi $ 23.585.000 que bien pudieron destinarse a otros fines; al igual que los $ 5.101.166,86 gastados en la relocalización de los boliches bailables y los $ 4.679.595,23 erogados en los restaurantes de la costanera este.

Dentro del programa también quedó comprendida la “puesta en valor del cantero central” de Boulevard Gálvez con una inversión de $ 18.534.355,39 (siempre hasta el 30 de diciembre del año pasado), lo que deja en claro que la obra no fue para valorizar un espacio público “que disfrutan todos los santafesinos” como dijo el intendente, sino para valorizar los negocios de ropa, regalos y restaurantes “VIP” de la zona; pues de lo contrario no se entiende que haya estado a cargo de la Secretaría de la Producción.

Razón por la cual esa obra se pagó íntegramente con los recursos que aportamos todos los santafesinos a través de la Tasa General de Inmuebles, y no con contribución por mejoras de los frentistas. Al contrario, la “puesta en valor” de la peatonal San Martín ni siquiera se comenzó a ejecutar dentro del mismo programa (ver imagen de apertura), por la negativa de los frentistas a pagarla. ¿La harán igual y la pagaremos también entre todos?

Por cierto, el programa “Servicios a Empresas” representó nada menos que el 51,14 % del presupuesto efectivamente ejecutado el año pasado por la Secretaría de la Producción de la Municipalidad; cifra que se puede contrastar con los módicos $ 4.042.692,13 gastados en el proyecto de “Distrito Industrial Los Polígonos II”; apenas el 18,62 % de lo presupuestado para el mismo.

Por contraste, el programa “Mejoramiento Urbano Integral” (a cargo de la Agencia Santa Fe Hábitat Para el Desarrollo Urbano) tuvo otro destino: originariamente tuvo votados por el Concejos municipal fondos por $ 80.517.177 (o sea, mucho más que “Servicios a Empresas”), pero luego Corral le hizo una poda del 7,95 % de sus partidas, y terminó ejecutando solo $ 37.003.841,64: es decir apenas el 45,96 % de lo originariamente presupuestado, y poco más de la mitad que el programa anterior, en plata.

Este segundo programa “Mejoramiento Urbano Integral” como se puede ver en la imagen de abajo comprende obras de infraestructura básica (alumbrado público, desagües, cloacas) para algunos de los barrios más postergados del cordón oeste de la ciudad, como Santa Rosa de Lima, Nueva Esperanza, Villa Oculta, Santa Rita y el FONAVI de barrio Las Flores.

Refuerzo de partidas en un caso, podas en el otro, ejecución importante en un caso, sub-ejecución en el otro: prioridades de gestión, que le dicen.



4 comentarios:

Diego dijo...

Si los comerciantes de Santa Fe son como los del Centro Comercial de Rafaela, seguramente calculan y piensan que todo lo que se recauda por Derecho de Registro e Inspección debe ir a obras que los beneficien a ellos. Acá eso es textual.

Anónimo dijo...

18 millones y medio para "poner en valor" un cantero, el de Boulevard.
18 palos y medio en un cantero. ¿Hicieron un cantero de oro adornado con esmeraldas?
La obra canteril son 22 cuadras. Más de $800.000 por cuadra. ¿Enterraron lingotes y la Municipalidad va a organizar la búsqueda del tesoro?
Y la parte que se hundió (por enésima vez) en Bv. y Urquiza ¿La tengo que pagar de nuevo?
Caras, muy caras las obras de la UCR-PRO. Pero mi cuestionamiento populista solo llega hasta los números que le cobran las empresas constructoras, porque hay que descartar de plano que los republicanos transparentes puedan morder.
El Colo.

Anónimo dijo...

Pará, pará, pará vos me estas diciendo que la municipalidad puso la plata para que Cam Ponce haga las cocheras privadas... vamos de vuelta Nestornautas. Ese punto, sólo ese punto.

Anónimo dijo...

Siendo que las Cocheras son municipales, no privadas, aunque concesionadas a un privado por 30 años, no tendría que figurar en algún lugar el ingreso de ese patrimonio monetizado en algun lugar, es la inversión de un privado que recuperaría con la explotación. Lo que es inaudito que no exista un número en torno a en base a qué e otorga la concesión y si hay erogación paralela de la empresa...