LA FRASE

"POR SUPUESTO QUE LOS RESULTADOS OBLIGAN A INTRODUCIR CAMBIOS: LES PEDÍ LA RENUNCIA A TODOS LOS DEL GABINETE JOVEN, Y EN SU LUGAR ENTRAN BINNER Y ZABALZA." (MIGUEL LIFSCHITZ)

miércoles, 24 de mayo de 2017

MÁS DE LA CHEQUERA DE LIFSCHITZ


A raíz de las acusaciones cruzadas entre socialistas y radicales por la discrecionalidad en el reparto de los fondos, contábamos acá que en lo que iba del año hasta el pasado 12 de mayo, Lifschitz había otorgado 69 "aportes no reintegrables" (eufemismo socialista por subsidios) a municipalidades y comunas de la provincias.

Decíamos allí que 54 de esos 69 aportes fueron destinados a municipios y comunas gobernados por el oficialista Frente Progresista; que se llevaron el 85,94 % de los algo más de 97 millones de pesos repartidos.

Desde ahí para acá, hubo 3 "aportes no reintegrables" más, todos con destino a administraciones del FPCyS, con lo cual el tanteador quedó a su favor por 57 a 15 contra el resto de los gobiernos de signo opositor al oficialismo provincial.

En plata, Lifschitz lleva repartidos éste años por esa vía $ 97.740.622,18, de los que $ 84.056.801,56 fueron a los gobiernos locales oficialistas; es decir exactamente el 86 % del total de los fondos distribuidos discrecionalmente por el gobernador.

¿Y cómo anduvo la cosa el año pasado, durante el primer año de mandato de Lifschitz? 

Más o menos igual: durante todo el 2016 se entregaron 254 "aportes no reintegrables" a municipios y comunas, de los que 166 (el 65,35 % del total) fueron a las gestiones del Frente Progresista.

Si lo medimos en plata, las cifras son aun peores: del total de $ 243.660.664,89 repartidos por el gobierno provincial por esa vía, $ 200.554.764,42 fueron a parar a los municipios y comunas del FPCyS; es decir el 82,31 %.

De ese total, la Municipalidad de Santa Fe (que al menos hasta el año pasado se jactaba de pertenecer al Frente Progresista en la provincia) recibió $ 44.203.785,13, es decir el 18,14 % del total; con destino al "Parque Biblioteca de la Constitución", el circuito del TC 2000 y el nuevo observatorio del CODE.

Rosario por su parte se quedó con 84.650.000 millones redondos (el 34,74 % del total), para los medios de transporte público eléctricos (¿el trole?), el reparto de pan dulces para las fiestas y la "puesta en valor" del Patio de la Madera.

Lo que supone que entre las dos ciudades (gobernadas ambas por el FPCyS) se llevaron más de la mitad. exactamente el 52,88 % de los "aportes no reintegrables" repartidos por el gobernador.

No hay comentarios: