LA FRASE

"SI EL GOBIERNO NO BAJA LA PRESIÓN TRIBUTARIA, NOS VEREMOS OBLIGADOS A SEGUIR EVADIENDO Y FUGANDO LA PLATA DEL PAÍS, Y EN UN PAR DE AÑOS ESTAREMOS PIDIENDO OTRO BLANQUEO DE CAPITALES." (MIGUEL ACEVEDO)

martes, 23 de mayo de 2017

UN ELEFANTE BLANCO DE MÁS DE MIL MILLONES DE PESOS



En reiteradas oportunidades nos hemos ocupado acá (ver la etiqueta respectiva a la derecha del blog) del tortuoso camino de la obra del CEMAFE, uno de los famosos "8 hospitales" de la propaganda socialista, que se construye frente al puerto de Santa Fe desde el año 2010.

Una obra con múltiples tropiezos y contratiempos, paralizaciones de los trabajos y viscisitudes contractuales varias: "imprevistos", adicionales de obra, redeterminaciones de precios, trabajos extracontractuales; y también varios anuncios de pronta finalización, el último de ellos para diciembre del año que viene.

Como todo el mundo sabe, en la obra pública las demoras no son gratis, y más demora una obra en ejecutarse en relación a los plazos originariamente previstos, más termina costando.

Que es lo que evidentemente pasa con el CEMAFE, a juzgar con los números que denota la imagen de apertura, que corresponde a una de las planillas anexas al Decreto 1288 del 12 de mayo, por el cual el gobernador reduce (sí: reduce) en $ 5.691.786,30 el monto de las partidas presupuestarias afectadas a la tercera etapa de obra para destinarlas a otras; lo cual naturalmente retrasará aun más su finalización.  

El gráfico de apertura va exponiendo las cifras de las distintas etapas de la obra, sea en su planteo original como en sus modificaciones posteriores, lo que se lleva ya ejecutado en ella y lo que se espera ejecutar éste año; para el que el presupuesto fue duplicado, como se puede ver en la comparación de cifras entre lo recuadrado en marrón y en celeste, respectivamente: el tramo de la tercera etapa pasó de costar casi 261 millones de pesos, a unos 473 millones; un aumento del 81,19 %, solo para ese tramo de obra. 

Y las cifras arrojan un monto impactante (cuadro rojo del final) para el costo total final de la obra: casi 1090 millones de pesos para cuando se termine, si no existen más demoras ni contratiempos.

Una obra que arrancó adjudicada en su primera etapa (la estructura de hormigón armado) por algo más de 42 millones de pesos a Dycasa (la ex concesionaria de la autopista a Rosario a través de AUFE), o sea un aumento de más o menos el 1595 % en siete años de contrato; que en su mayoría corresponde a las "redeterminaciones de precios".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

1595 % de aumento del costo de obra.
Es que los socialistas son videntes y sabían que en el 2015 ganaba Macri y que la inflación se iba al carajo.Por eso se fueron anticipando con las redeterminaciones de precios.
El Colo.

Anónimo dijo...

Les falta sumar el próximo ilegal reconocimiento de gastos improductivos a la UTE, como el estado retrasa los trabajos las empresas solicitaron un reconocimiento de gastos, que tal Pascual!!!!! El Tribunal de Cuentas????? bien gracias Cabezón para eso te nombraron