LA FRASE

"ROBERT DE NIRO QUISO CENAR CONMIGO PARA CONOCER MI HISTORIA Y LA DE MI FAMILIA, PORQUE ESTÁ BUSCANDO MATERIAL PARA UNA NUEVA PELÍCULA DE MAFIOSOS." (MAURICIO MACRI)

sábado, 8 de julio de 2017

EN MI BARRIO ESTO SE LLAMA CAGAZO. A CRISTINA, PARA SER MÁS PRECISOS


Todo comenzó con un tuit del "Turco" Asís, tal como lo señala acá Oscar Cuervo. Ayer aparecieron dos notas en los medios dando cuenta de la noticia: ésta de Liliana Franco en Ambito, y ésta otra de La Política Online.

Las versiones son todas coincidentes en un punto: por instrucción expresa de Macri funcionarios del gobierno sondearon en la justicia la posibilidad legal de suspender las PASO convocadas para el 13 de agosto; con resultado negativo: fueron establecidas con carácter obligatorio por la Ley 26.571 (2009), aun cuando uno o varios partidos no las utilicen para seleccionar a sus candidatos.

Poco interesan los entremeses de la movida (si hablaron o no con Lorenzetti, que pasa con los jueces de la Cámara Nacional Electoral que en la semana cuestionaron la adjudicación del escrutinio a INDRA, el rol de Servini de Cubría cuya estabilidad en el cargo pende de un hilo por su edad y el fallo de la Corte al respecto), pero lo cierto es que en los días previos Macri venía instalando la idea, sobre la base del costo de la elección.

Pero las razones profundas son muy otras, y las dice con más o menos claridad la nota de la Política Online, o más bien "la" razón: Cristina, y sus posibilidades cada vez más concretas de ganar en la provincia de Buenos Aires.

Hoy por hoy no hay ninguna encuesta -ni siquiera las pagadas por el gobierno- que no la coloque ganando, o segunda a una distancia de "Cambiemos" inferior al margen de error; lo que supone que en el gobierno están leyendo las elecciones como decíamos acá: "...si Cristina gana aunque sea por un voto (y ese es el modo correcto de leer las cosas, eludiendo la trampa de comparar ésta elección con el 54 % del 2011), el gobierno estará derrotado aunque gane en la sumatoria total del país, bajo el mismo sello...".

Saben perfectamente bien que en el actual contexto político las PASO operarán como una encuesta precisa, que validará o desmentirá a todas las que andan circulando, dando una radiografía más concreta de cara a las elecciones de octubre. Y ya empiezan a dudar del acierto de su estrategia de polarizar con Cristina, y de haber inflado la candidatura de Randazzo: es mucho más posible que así contribuyan a dividir el voto anti kirchnerista, que a morderle votos a CFK.

Saben también que los movimientos del dólar se trasladarán a precios, además de los que provocará el aumento de las naftas, y los de la luz y el gas. Incluso todo indica que esos factores dispararán más despidos, porque hay Pymes y otras empresas que ya no pueden seguir soportando las alzas de costos; así como el alza de los precios de los alimentos básicos impactarán en los sectores populares y de ingresos fijos.

Es decir, precisamente todos los sectores del electorado a los que está interpelando Cristina y la propuesta de "Unidad Ciudadana". Son concientes del efecto social que provocan sus políticas (que en cierto punto -el de la reducción del salario real- es deseado), pero están empezando a preocuparse por los efectos políticos.

Son concientes también de la fragilidad de un esquema macroeconómico atado con el alambre del endeudamiento y el ingreso de capitales golondrinas, que ya están desarmando sus posiciones en LEBAC´s´para pasarse al dólar y acelerar la fuga: un triunfo de Cristina en agosto podría acelerar la dinámica del proceso, transmitiendo la idea de que el gobierno perdió el control de las variables, porque no controla el tablero político en su totalidad.

Desde allí se entienden las absurdas operaciones de ésta semana con la "ley de responsabilidad penal empresaria" y el pedido de desafuero de De Vido; que no son sino apelaciones al núcleo duro de sus votantes (en el conurbano profundo todas esas cuestiones tienen nula incidencia electoral); para que no se les escapen hacia Massa o Randazzo, agrandando así la diferencia por la cual triunfe Cristina sobre los candidatos de "Cambiemos".

El miedo -que no es zonzo- los lleva a intentar movidas desesperadas, como llevarse puestas las leyes electorales apretando/rosqueando con los jueces; y esperemos que no los haga pisar el palito de la tentación del fraude electoral. 

2 comentarios:

Teófilo Gomila dijo...

el gobierno calcula que si los mercados de deuda se cerraron -llevando al gobierno a apelar al absurdo bono 100 años- y la estampida hacia el dólar es porque "cfk es candidata". imaginan que el escenario "cfk gana" después de agosto podría ser un tsunami económico incontrolable que le arrase las variables, debiendo iniciar una campaña electoral en un contexto de desastre hasta octubre. la tormenta perfecta.

Politico Aficionado dijo...

El que siembra vientos cosecha tempestades.