LA FRASE

"ES FALSO QUE YO HAYA ACOSADO SEXUALMENTE A UNA FUTBOLISTA, LO ÚNICO QUE HICE DURANTE TODA MI GESTIÓN AL FRENTE DE LA FIFA FUE APOYAR PERMANENTEMENTE AL FÚTBOL FEMENINO." (JOSEPH BLATTER)

miércoles, 30 de agosto de 2017

LO QUE PASA ES QUE LOS NEGROS NO QUIEREN TRABAJAR


Sobre el exitazo del “Programa Empalme”, leíamos en Ambito Financiero: “El Programa Empalme, que Mauricio Macri presentó el 1 de mayo pasado bajo la premisa de reconvertir unos 400 mil planes sociales en empleo genuino, comenzó a tambalear ante la falta de resultados concretos y un aparente tironeo entre los responsables de su aplicación y las organizaciones sociales involucradas, dijeron en el Ejecutivo. A cuatro meses de su lanzamiento, el plan apenas incorporó a 78 personas, de acuerdo con registros internos. En el Ministerio de Trabajo explicaron que en realidad el número de beneficiarios hasta ahora es de 6.814 al contabilizar todas las incorporaciones previas que pasaron del subsidio a un empleo, pero reconocieron que el resultado se mantiene hasta ahora muy lejos de las expectativas. Se trata de uno de los anuncios con mayor preparación en la gestión de Macri. El mandatario hizo el anuncio en un acto por el Día del Trabajador que le organizó el fallecido días atrás Gerónimo Venegas, del gremio de peones rurales (Uatre) y entonces líder de las 62 Organizaciones Peronistas. De hecho el jefe de Estado le imprimió a aquella presentación folclore peronista y frases de Juan Perón para un público favorable que le habían arrimado los aliados de Venegas.

Al momento de su lanzamiento en la cartera laboral, que encabeza Jorge Triaca, explicaron que una empresa que contrata a un beneficiario de un plan como Argentina Trabaja, al que debería pagarle un sueldo neto de 12 mil pesos, el Estado aportará por hasta dos años el equivalente a los 4.030 mensuales que percibe por ese programa social. Es decir, un ahorro de un tercio del ingreso neto para el empleadorLa señal de alarma llegó por dos vías: mientras entre los técnicos de la cartera laboral advirtieron que en cuatro meses de ejecución del plan apenas se esperaba arrancar con 78 beneficiarios en agosto, cerca de Triaca avisaron que era inminente un conflicto con las organizaciones sociales invitadas a participar de la gestión del programa. Mencionaron, en particular, el Movimiento Evita, de Emilio Pérsico, al que sindican como presunto obstáculo para incorporar a sus afiliados al Empalme por entender que de ese modo lo perderían de sus filas. En rigor, en el Ejecutivo dan por hecho que esta semana comenzarán las protestas por la falta de ejecución de una parte sustancial del presupuesto asignado a planes previsto en la emergencia social.

La controversia en torno del Programa Empalme evoca el escaso resultado que tuvo el Gobierno con el plan de Primer Empleo que intentó aplicar en acuerdo con la cadena de comidas rápidas McDonald's y que quedó virtualmente discontinuado, como reveló este diario, producto de las escasas incorporaciones de desempleados al plantel de la compañía de origen estadounidense.” (las negritas son nuestras)

Cuando se lanzó el programa, dijimos acá: "Es sabido ya que el principal anuncio de Macri en el payaseco acto del Día del Trabajador organizado por el “Momo” Venegas fue el supuesto lanzamiento de un programa de subsidio al empleo para los beneficiarios de planes sociales que ya existía. Más concretamente desde el 2006 cuando el Ministerio de Trabajo por entonces a cargo de Carlos Tomada dictó el 19 de enero de ese año la Resolución 45, que instituía el “Programa de Inserción Laboral” (PIL), que tuvo luego varias modificaciones, en 2010 y 2014 durante los gobiernos kirchneristas; y el 3 de marzo de éste mismo año por la Resolución 103 de Triaca.

En cada caso se fueron incorporando nuevos programas sociales al PIL, porque originariamente era para los beneficiarios del Jefes y Jefas de Hogar; y luego se agregaron “Jóvenes por Más y Mejor Trabajo”, el seguro de capacitación y empleo, el Progresar, “Ingreso Social más Trabajo” (las cooperativas de “Argentina Trabaja”) y el Programa de Prestaciones por Desempleo. El 29 de marzo de éste año por la Resolución 103 de Triaca se incorporó al PIL a los  trabajadores que quedaran comprendidos en el “Programa de Reconversión Industrial” impulsado por el gobierno de Macri (explicado antes acá); que es un subsidio al despido, más que un subsidio al empleo.

Para que el anuncio de Macri en el acto del “Momo” no quedara en el aire, el martes salió publicado en el Boletín Oficial el Decreto 304, que no dice nada: ni como se financia el Programa, ni quiénes entran, ni que pasa con las contribuciones patronales y cargas de la seguridad social. Es decir, básicamente, un decreto al completo pedo. Que no puede ocultar que se trata de un subsidio a los empleadores, no un beneficio para los trabajadores (artículo 3 del decreto); que ahora se extiende a 24 meses, cuando antes eran 9 como máximo.

Pero hay más: de acuerdo al artículo 11 de la Resolución 45/06 de Tomada (con la modificación introducida por la Resolución 753/14) el aporte mensual a cargo del Estado debe ser contabilizado por el empleado como parte de la remuneración normal, mensual y habitual del trabajador empleado; a los fines del cálculo de las contribuciones patronales y los aportes personales del trabajador a la seguridad social. Por otro lado, el anuncio revela además la decisión del gobierno de Macri de no cumplir lo comprometido con las organizaciones sociales en cuanto a la “emergencia social”, porque el subsidio a los empleadores tomará fondos de los programas que debían financiar el “Aguinaldo social”.

Lo concreto es que lo único que puede crear empleo genuino es que la economía crezca (algo que aun está por verse si sucederá éste año), y no precisamente por los sectores a los que apuesta el gobierno como la minería, la energía y el campo, sino a los que está destruyendo con sus políticas; como la industria manufacturera y las Pymes. Mientras tanto y como se puede observar en la tapa de Clarín del miércoles que encabeza el post, los medios salen a ponerle el hombro a la máquina de humo duranbarbista, echándole la culpa a los vagos piqueteros que prefieren cobrar un plan, en lugar de trabajar. De manual." (las negritas otra vez son nuestras)

Como pueden ver, no le erramos ni medio.

1 comentario:

Marcelo D. Foti dijo...

Programa empalme o programa empome? Y por supuesto la dosis de demonización correspondiente.
Puajjj!!!