LA FRASE

"¿NO QUERÍAN VOLVER A TENER RELACIONES CARNALES CON NOSOTROS? PUES BIEN, LES ENVIAREMOS NUESTROS CERDOS." (DONALD TRUMP)

viernes, 11 de agosto de 2017

PERTENECER EL CLUB DE LA DEUDA TIENE SUS PRIVILEGIOS


Tal como sucedió con el festival de endeudamiento de los 90' durante el menemato (cuando ya administraban la Municipalidad de Rosario) el socialismo acompañó el acuerdo del gobierno de Macri con los fondos buitres, para sumarse presuroso a la posibilidad de endeudarse en el exterior en moneda dura; con la idea -dicen- de financiar proyectos de infraestructura.

Lifschitz gestionó y obtuvo autorización de la Legislatura para endeudar a la provincia en 500 millones de dólares, y se sabe que cuando se toma deuda, siempre viene con "chiches" anexos: los bancos colocadores, los estudios jurídicos que asesoran...a esos mismos bancos colocadores, las "calificadoras de riesgo" que por un precio conveniente te dicen que estás en condiciones de endeudarte...básicamente con los bancos colocadores.

Un circuito de curros, curritos y currazos que, a estas alturas, los argentinos ya deberíamos conocer de memoria; y un complejo entramado de intereses que presionan para que nos endeudemos. Por supuesto tras el triunfo de Macri y el arreglo con Paul Singer y los demás fondos buitres todas esas larvas están de vuelta, prestas a ofrecer sus servicios.  

Hace un tiempo ya te contábamos acá como el socialismo daba uno de los pasos "imprescindibles" para tomar deuda (contratar a las "calificadoras de riesgo, un club privado con pocos y conocidos socios), y en ésta otra entrada vimos más detalles de la operación: los bancos "colocadores" eran el JP Morgan, el HSBC y el City, o sea los mismos que son habitués de las colocaciones del gobierno nacional. A la hora de endeudarse, se cierran las grietas.  

Lo que vemos en las imágenes del decreto que ilustran el post es el pago a los estudios jurídicos locales (decirles "nacionales" sería un exceso) y extranjeros que "asesoran" en el proceso de colocación de deuda, de las comisiones correspondientes por su actuación.

Y ahí se ve más claro aun como funciona este entramado de negocios que es el endeudamiento, al cual el socialismo santafesino ingresó gustoso: a sugerencia del "agente financiero" (el Nuevo Banco de Santa Fe de Eskenazy) y de los "bancos colocadores" (los mencionados más arribas), el estudio contratado en el país fue el de Bruchou, Fernández Madero & Lombardi.

O sea, exactamente el mismo al cual pertenecía el hoy vicepresidente de Aerolíneas Argentinas Siro Astolfi, y que asesoró al fondo buitre Burford en el juicio contra el país en el CIADI por la expropiación de la aerolínea de bandera en el gobierno de Cristina.



No hay comentarios: